¿Real? El hombre cuya ceguera y sordera fue curada por un rayo

rayo ceguera curada
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Todo sucedió el 4 de junio de 1980 cuando un señor de 62 años Edwin Robinson, de Falmouth, Maine quien durante nueve años y a causa de una lesión en la cabeza padecía de ceguera y sordera, salió de su casa en Falmouth, Maine, para rescatar su mascota de una fuerte tormenta que se aproximaba.

Guiado con su bastón de aluminio llegó a un árbol, lugar donde el rayó cayó noqueando lo a él, lastimando al árbol, explotando su aparato para escuchar y quemando el pasto a su alrededor.

Después de permanecer inconsciente durante 20 minutos, Robinson, de 62 años, se despertó y aseguraba se encontraba curado de las dolencias que lo habían atormentado desde un accidente nueve años antes.

Un oftalmólogo que lo examinó, el Dr. Albert Moulton de Portland, dijo:

«No hay duda de que ha recuperado la visión. No puede mover los ojos, pero ha recuperado la visión central… No puedo explicarlo» No sé quién podrá. Sé que algunos de mis compañeros en Washington, tal vez, dirán que es ceguera histérica aunque no podría haber durado tanto tiempo. A partir de los hallazgos físicos originales, él era definitivamente ciego».

“Cuando me levanté por la noche, estaba sentado en la silla de la sala de estar. Podía ver la placa en la pared y podía ver el reloj. Pero el reloj seguía desvaneciéndose”. él dijo. ¡Puedo verte! ¡Puedo verte! ¡Puedo ver la casa! ¡puedo leer!» ella lo citó diciendo. También dijo que podía escuchar perfectamente sin su audífono.

Eso fue el 4 de junio. El 5 de junio, después de una visita de 40 minutos con su médico, quien pronunció que su visión era de 25 en el ojo izquierdo y de 20 a 30 en el derecho, Edwin Robinson, ex camionero, llegó a su casa de madera gris como Edwin Robinson, el milagro moderno y todo un acontecimiento mediático.

Y objeto de controversia médica. La historia de Robinson, a través de redes y periódicos, provocadó que algunos médicos sean muy escépticos sobre la veracidad del acontecimiento. aseguraba la periodista Elisabeth Bumiller, en su artículo para el Washington Post en 1980

«Hay algo muy, muy raro en este caso, dice un neurooftalmólogo del Wilmer Eye Institute del Johns Hopkins Hospital. «En mi opinión, por lo que he leído, realmente no es fisiológicamente posible estar ciego por una lesión cerebral y luego de repente, después de tantos años, recuperar la visión. Lo más probable es que esto sea probablemente histérico. . . y que este tipo, por una u otra razón, decidió que quería volver a ver».

Malvin Krinn, oftalmólogo de Washington y médico asistente en el Centro Médico de la Universidad George Washington aseguraba: «Tienes que asumir que fue una especie de contusión o conmoción cerebral en el nervio óptico. Ahora, para entender cómo el electroshock reestimuló las cosas para que comenzaran a funcionar de nuevo, no lo sé».

Los medios se abalanzaron sobre todos los relacionados con Robinson , incluso las iglesias fundamentalistas llamaron por teléfono.

Semanas después del incidente, Robinson incluso afirmó que había comenzado a crecer cabello nuevo en su cabeza calva. Comentó al NY Times, «Estuve calvo durante 35 años. Me dijeron que era hereditario y ha comenzado a crecer nuevamente».

Image 1980Lightning03

Posteriormente, Timex aprovechó la fama de Robinson para presentarlo en un anuncio de 1990. Aunque el mensaje parecía un poco confusa. ¿Roto, y ahora arreglado milagrosamente?

Si bien el acontecimiento fue cubierto por diferentes medios de EEUU, no fue claro si el evento fue un caso real o incluso alguna explicación científica clara.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre