Riega durante años su planta de interior antes de darse cuenta que era artificial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La dueña de una ‘delicada planta’ pasó dos años de su vida maravillándose de cómo había logrado mantener su pequeña suculenta en excelentes condiciones… hasta que descubrió que estaba hecha de plástico.

Caelie Wilkes había comprado un adorno de plástico similar a una planta, pero ella no lo sabía. Por esa razón, paso dos años regándola y limpiándola.

Todo hubiera seguido igual, sino hubiera sido que decidió trasplantarla. Ahí fue cuando se dio cuenta que en lugar de tierra, barro y raíces, había plástico.

Ella había estado viviendo una mentira.

Luego, el 28 de febrero, Caelie compartió sus hallazgos en un Facebook, donde fue recogido por un grupo australiano dedicado exclusivamente a plantas de interior.

Story time. I’ve had this beautiful succulent for about 2 years now. I was so proud of this plant. It was full,…

Posted by Caelie Wilkes on Friday, February 28, 2020

La publicación decía: “He tenido esta hermosa suculenta durante aproximadamente dos años. Estaba muy orgullosa de esta planta. Era perfecta, tenía un color hermoso, simplemente una planta perfecta en general”.

“Tenía un plan de riego para ella, si alguien más intentara regar mi suculenta me ponía a la defensiva porque solo quería cuidarla bien. Me encantaba mi suculenta”.

“Hoy decidí que era hora de trasplantar, encontré el jarrón más lindo, que se adaptaba perfectamente. Voy a sacarlo del recipiente de plástico original con el que se compró para descubrir que esta planta era falsa. Puse mucho amor en esta planta “Le lavé las hojas””.

Ella continuó: “Intenté con todas mis fuerzas mantenerla en buen estado, y es completamente plástica. ¿Cómo no lo supe? Siento que estos dos últimos años han sido una mentira”.

Mirá más historias como esta en Intriper

Su novia descubrió que la engañaba cuando su Fitbit registró ‘actividad física’ a las 4 a.m.

La corresponsal de la NFL, Jane Slater, atrapó a su novio engañándolo gracias a los datos que le brindó su Fitbit.

Claramente, el tipo olvidó que había sincronizado su dispositivo con el de Jane para que pudieran mantenerse motivados el uno al otro al hacer ejercicio.

Y cuando Jane echó un vistazo al resumen de su estado físico, notó un aumento en la actividad física a las 4 de la mañana. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO