Ryanair emitió un comunicado sobre video del pasajero abusando verbalmente de una mujer negra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ryanair finalmente respondió a la polémica que se generó sobre el video de un pasajero racista abusando verbalmente de una mujer negra a bordo de uno de sus vuelos. Delsie Gayle, de 77 años, fue abusada verbalmente por el pasajero David Mesher, de 70 años, mientras viajaba a bordo de un vuelo de Barcelona a Londres Stansted el viernes pasado.

El Sr. Mesher fue filmado llamando a la mujer un “bastarda negra y fea” y le dijo que no le hablara en un idioma extranjero.

La aerolínea ahora ha emitido una declaración en respuesta al video que se viralizó. Debido a razones de protección de datos, publicaron los nombres de los dos pasajeros involucrados en este incidente.

Comenzó el comunicado diciendo: “Le proporcionamos a la policía una copia del video y los detalles relevantes de los dos pasajeros involucrados. Estas acciones rápidas refutan las afirmaciones falsas de que Ryanair no respondió “rápidamente” o “apropiadamente” a este video. Para permitir que se lleve a cabo la investigación policial, Ryanair se negó a comentar a los medios de comunicación a pesar del comentario considerable e inexacto de los medios”.

Y continúa: “la tripulación de cabina española de Ryanair tuvo conocimiento de una discusión entre estos dos pasajeros durante el proceso de embarque, pero no tuvo conocimiento de los comentarios racistas que hizo el pasajero masculino hacia la pasajera. Mientras estos eventos fueron grabados en video por otro pasajero en un teléfono móvil, este video no se mostró a la tripulación de cabina hasta después de aterrizar en Londres. Ryanair no se dio cuenta de los contenidos del video hasta tarde en la noche del sábado cuando obtuvo una amplia cobertura en las redes sociales. Como la tripulación de cabina creía que estaban lidiando con una discusión entre dos pasajeros, siguieron el procedimiento de la compañía, para desactivar la discusión, y separar a los pasajeros ofreciéndoles mover uno a un asiento alternativo. En este caso, la pasajera fue trasladada a petición suya, a un asiento adyacente a su hija que también viajaba en este vuelo. Después de trasladar a la pasajera, a ambos se les preguntó si estaban “bien” y ambos confirmaron que sí. En lo que se refería a la tripulación de cabina, ese era el fin del asunto, y como no había ninguna amenaza para la seguridad de las aeronaves, no surgió el problema de la descarga de un pasajero”.

Para cerrar el comunicado, terminaron  informando que: “El Capitán no fue informado de ninguna discusión entre los dos pasajeros, y tampoco se alertó a la seguridad del aeropuerto en Barcelona, ​​porque en lo que respecta a la tripulación de cabina , el argumento verbal había sido desactivado. Ryanair escribió de inmediato, tanto por correo electrónico como por carta (copias adjuntas) a la pasajera a las 11:00 am del domingo por la mañana, disculpándose sinceramente por lo ocurrido a bordo del avión y advirtiéndole que el asunto se había informado a la policía de Essex en el aeropuerto de Stansted. También invitamos al pasajero a ponerse en contacto con la aerolínea si quisieran discutir el asunto más a fondo. La afirmación hecha en los medios de comunicación en los últimos días, de que Ryanair no contactó ni se disculpó con la pasajera, no es cierta. Ryanair estará encantado de responder cualquier otra pregunta o pregunta que pueda surgir tan pronto como la Policía de Essex y las autoridades de la Policía de Barcelona hayan concluido sus investigaciones y hayan decidido qué medidas tomar. Ryanair tiene un largo historial de no tolerar el comportamiento perturbador o abusivo de los pasajeros, y hemos estado a la vanguardia de pedir mayores poderes y un seguimiento más efectivo por parte del Gobierno en casos de interrupciones de pasajeros a bordo de los vuelos”.

Insultos racistas en un vuelo de Ryanair: “No quiero sentarme junto a tu fea cara”

 “No quiero sentarme junto a tu fea cara. Bastarda negra y fea”, estos fueron solo algunos de los insultos racistas que un pasajero que volaba entre Barcelona y Londres en un avión Rynair hacia una mujer de origen jamaiquino de 77 años que tenía que sentarse a su lado.

Una verdadera vergüenza: los gritos fueron grabados por un pasajero, cuando los viajeros estaban tomando sus asientos, el hombre empezó a insultar a la mujer que estaba situada a su lado. “No quiero sentarme junto a tu fea cara, tu puta fea cara”, se puede escuchar en el vídeo.

Lamentable episodio de racismo en un vuelo de Ryanair en el que un viajero humilló a una pasajera jamaicana con todo tipo de insultos.

El video muestra también cómo uno de los pasajeros que está sentado en la fila de atrás se levanta y le pide al hombre que pare con los insultos, al momento que uno de los tripulantes le dice que se calme.

Pero la solución de la aerolínea resultó insólita: Ryanair no sólo permitió viajar al viajero racista, sino que además fue la mujer la que tuvo que cambiar de asiento. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO