Así es como lucirán los trabajadores remotos en 25 años, sugiere un estudio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ojos inyectados en sangre, piel pálida, cabello ralo. Suena como una advertencia en un anuncio para dejar de fumar, pero esta podría ser la cara mirándonos en el espejo si nuestros hábitos laborales actuales continúan siendo trabajadores remotos.

Todos sabemos que pasar demasiado tiempo encorvados sobre nuestros escritorios puede tener serias consecuencias para nuestra salud, pero este modelo muestra el impacto que podría tener el trabajo remoto si continúa siendo la norma, y ​​no es nada agradable.

Nadie pidió esto, pero la plataforma de búsqueda de empleo Directly Apply ha creado “Susan” como una advertencia sobre el equilibrio poco saludable entre el trabajo y la vida que muchos de nosotros hemos desarrollado durante la pandemia al convertirnos en trabajadores remotos. Susan representa cómo se vería una persona promedio después de 25 años de trabajo remoto, con características típicas que incluyen piel pálida y cabello fino debido a la falta de vitamina D, mala postura por estar constantemente encorvado sobre nuestras computadoras portátiles y el temido ‘cuello tecnológico’ por gastar demasiado tiempo mirando nuestros teléfonos.

trabajadores remotos

Pasar cinco días a la semana en nuestros escritorios en casa puede no parecer muy diferente a pasar la misma cantidad de tiempo en una oficina, pero la compañía dice que hay una gran cantidad de problemas que pueden verse agravados por el trabajo remoto.

Para empezar, una caminata enérgica por la mañana hasta la estación de tren (o incluso solo su automóvil) ha sido reemplazada por un salto de 10 segundos desde nuestra cama hasta nuestro escritorio. Eso es mucho menos ejercicio y aire fresco desde el principio. Las investigaciones también han encontrado que tomamos menos descansos cuando trabajamos desde casa y nos resulta más difícil desconectar al final del día, lo que comprensiblemente puede tener un impacto negativo tanto en nuestro bienestar físico como mental. Aparentemente, incluso esas temidas conversaciones en la sala de descanso son importantes para nuestra salud, y hablar con otros colegas ayuda a reducir los niveles de estrés.

trabajadores remotos

Entonces, ¿qué podemos hacer para asegurarnos de que esta horrible visión nunca se convierta en realidad? Según los psicólogos, es importante seguir una rutina: tomar un descanso, hacer algo de ejercicio, comer bien y mantener esas relaciones con sus colegas, incluso si es a través de incómodas llamadas de Zoom.

Con el trabajo remoto configurado para continuar el próximo año, tal vez esta visión de pesadilla del futuro nos motive a más de nosotros a controlar nuestro equilibrio entre el trabajo y la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO