Turista británico muere en Egipto después de que el hospital quitara el soporte vital porque la familia “no podía pagar” los £ 7.000 de costos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La familia de un británico quedó destruída después de que uno de sus miembros muriera en un hospital egipcio porque el personal le quitó el soporte vital sin su permiso.

El hospital afirma que Adrian King sufrió un paro cardíaco, pero la familia le dijo a los tribunales que es porque no podían pagar inmediatamente una factura de £ 7,000.

Adrián, de 39 años, se puso extrañamente enfermo cuando estaba de vacaciones con su amigo Nicola Wright mientras estaba en Hurghada, en la costa este de Egipto. Cayó inconsciente y fue atendido en el hospital, pero cuando el personal descubrió que su seguro había sido anulado, exigieron a su familia que comenzara a pagar el dinero.

Según testigos, el seguro que tenía quedó invalidado debido a que King no declaró haber tenido una infección bacterial en el estómago dos años antes de su viaje.

El padre de Adrian, Charles Bumford, dijo en la audiencia: “Un hombre en el hospital me llamó desde la habitación de mi hijo y me dijo: ‘El seguro que tenía fue anulado y ya no tiene valor, o usted paga ahora o apago las máquinas’.

“No tenía los £ 7.000 (US$ 9.800) que estaba pidiendo en ese momento. Cuando salía de la habitación, comenzó a apagar las cosas”.

Charles agregó que intentó comunicarse con el hospital ’50 veces ‘pero nunca recibió una respuesta. El amigo que estaba con Adrián en ese momento, Nicola, se encontraba igualmente confundido por la situación que ocurría en el centro médico.

“Hicieron la segunda diálisis y luego dijeron que el seguro era inválido”, dijo en la investigación.

“Nunca dijeron que tuvo un paro cardíaco ni nada, dijeron que se estaba deteniendo el tratamiento porque se detuvo el financiamiento. Fue entonces cuando dijeron que no harían más diálisis y allí murió”.

No se realizó autopsia a Adrián porque los médicos pudieron declarar que la causa de su muerte fue un paro cardíaco.

Cuando Adrian finalmente murió en mayo del año pasado, las autoridades egipcias embalsamaron su cuerpo para que fuera repatriado de vuelta al Reino Unido y pudiera ser enterrado. Ese proceso causó aún más dolor al corazón de la familia King, ya que tuvieron que recaudar dinero para pagar el traslado del cuerpo de su hijo a casa.

El médico forense Andrew Haigh emitió un veredicto muy agudo al final de la investigación, diciendo: “La causa de su muerte es una combinación de insuficiencia renal, el colapso en el desierto caliente, seguido de un tratamiento médico limitado.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO