Un Airbus A350 logra un vuelo completo sin pilotos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El Airbus A350 es el último modelo de avión de Airbus; su avión estrella. Uno de ellos ha logrado un hito en la aviación: ha completado un vuelo completo sin pilotos, aunque cuidadosamente vigilado por los ingenieros.

Esto, aunque parezca muy llamativo, no fue de un día al otro: desde hace muchísimos años los aviones comerciales son mucho más autónomos de lo que uno piensa. Multitud de sensores y sistemas internos permiten que el avión se mantenga en el aire sin apenas interacción por parte del piloto. Sin embargo, hay una serie de momentos críticos en los que el piloto es esencial: el despegue y el aterrizaje. Airbus busca automatizar esto también y ya han completado pruebas donde lo han conseguido con un Airbus A350-1000.

En este sentido Airbus no ha reinventado la rueda. Ya existen sistemas autónomos de aterrizaje y aviones que pueden volar de forma independiente. Uno de los más curiosos quizás sea el de Garmin, pero hay incluso robots que lo hacen. La diferencia, según Airbus, es que su sistema no depende tanto de sensores y sistemas externos como otras alternativas.

El avión se trasladó autónomamente hasta la cabecera de pista, dialogó con la torre de control, esperó su turno, despegó, hizo el vuelo completo, llevó a cabo la maniobra de aproximación al aeropuerto, aterrizó, se desplazó hasta la puerta asignada e incluso abrió las puertas sin necesidad de que nadie se lo indicara. El avión era un A350 1000 XWB, el más grande y de más alcance de los de este modelo.

El avión empleado era experimental, pero Airbus ya dispone de la tecnología y parcialmente se está empleando. El avión en su versión ordinaria dispone un sistema de tecnología de reconocimiento de imagen, que los técnicos califican como si fueran otros dos ojos más.

Todo el experimento se ha conocido ahora, pero Airbus lo llevó a cabo en diciembre. Toda la operación, como suele suceder con el fabricante europeo, tuvo lugar en su aeropuerto preferido, donde tiene las factorías principales, Toulouse.

El fabricante de aviones ha puesto amplios reportajes fotográficos en las redes para conocimiento de los interesados. Fundamentalmente se explica cómo funciona el avión, que viene a ser un gran robot, complementándose con los sistemas de posicionamiento, reconocimiento de imagen y de voz.

Airbus informó que llegó a hacer 30 aterrizajes autónomos y hasta 500 vuelos recogiendo información en alguno de los múltiples aspectos de su nueva tecnología que, esta vez, parece que avanza sin parar.

Sensores LiDAR y un software encargado de controlarlo todo

Desde hace unos años la compañía ha estado trabajando en su programa llamado Autonomous Taxi, Take-off and Landing (ATTOL). El objetivo detrás de ello es conseguir un avión completamente autónomo que sea capaz de realizar vuelos enteros sin la intervención del piloto. Según Airbus, esto permitirá a los pilotos centrarse más en “la toma de decisiones estratégicas” que en las operaciones del avión en sí. En otras palabras, decidir qué hacer y que sea el avión el que se encargue de hacerlo.

El sistema ATTOL se integra tanto del software como del hardware compuesto por multitud de cámaras, sensores LiDAR y otras herramientas. Funciona de un modo similar al de los coches autónomos. Es decir, reconoce el entorno en el que se encuentra (la pista del aeropuerto, las condiciones climáticas…) y según eso actúa de aun modo u otro para despegar o aterrizar.

airbus

La pruebas que ha estado realizando Airbus no son con prototipos ni nada por el estilo, sino con un gigantesco avión A350-1000 de tamaño completo. Estos tienen capacidad para más de 400 pasajeros (que obviamente durante las pruebas no iban dentro del avión). Dice la compañía que el sistema de vuelo autónomo ha aprendido tras analizar unos 450 vuelos controlados por humanos.

Cómo reconoce la pista de aterrizaje el sistema ATTOL de Airbus. Vía Airbus.

airbus

En un vídeo publicado por Airbus podemos ver cómo realizan un despegue del aeropuerto Toulouse-Blagnac con la cámara en la cabina de control. Los pilotos se encuentran ahí, con la mano lista para tomar el control en caso de que el avión falle, pero no lo hace:

Según anunció Airbus, ya han completado un total de seis pruebas totalmente autónomas y en cada una de ellas se han realizado cinco despegues y cinco aterrizajes. No significa esto que lo veamos ya en los aviones de Airbus, seguirán desarrollando y puliendo el sistema de momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO