Un hombre no vidente lideró una escalada de 137 metros sobre el mar en Escocia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Un gran mensaje de superación! El paracaidista británico no vidente Jesse Dufton, logró escalar El Old Man of Hoy, un pináculo de 137 metros de altura sobre el mar en Escocia, guiado por su prometida Molly Thompson.

Ascendida por primera vez en 1966 por Chris Bonington, Tom Patey y Rusty Baillie, esta torre de arenisca roja es una de las más altas de Gran Bretaña y con el tiempo ha llegado a simbolizar la escalada en roca británica.

Ahora, con solo el 1% de su visión, Dufton se convirtió en la primera persona no vidente en liderar una escalada en el formidable montón de Old Man of Hoy en las Islas Orcadas.

El escalador padece de una rara condición llamada retinitis pigmentosa, que descompone las células de la retina y la cual lo dejó con menos del 20 por ciento de visión para cuando tenía 30 años.

Sin embargo, Dufton asegura que su discapacidad ha “cumplido su determinación” y lo han obligado a mejorar sus habilidades como escalador.

“Siempre es interesante pensar en cómo sería si no tuviera esta mutación en mis genes. Si me desarrollara normalmente y pudiera ver, es posible que no sea tan buen escalador. Si no tuviera estos desafíos, no me enfocaría. Esa determinación se cumple a través de mi discapacidad”, dijo según Daily Mail.

Blind Paraclimber Jesse Dufton Climbs The Old Man of Hoy

El padre de Dufton fue quien lo introdujo en el mundo de la escalada cuando tenía dos años. Pero cuando su visión comenzó a declinar, fue su esposa quien comenzó a actuar como guía visual.

Durante los últimos 15 años, Jesse ha estado escalando junto a su pareja Molly y a través de años de práctica, han perfeccionado la habilidad, registrando más de 1,300 rutas juntos. “Son sólo años de tiempo. Guiar la vista es definitivamente una habilidad y algunas personas son buenas y otras no. Molly obviamente ha tenido la práctica”, dijo.

Ahora, el inglés logró su hazaña junto a su esposa Molly y documentó su viaje en el documental de la BBC Four Climbing Blind. Para esta hazaña, Dufton lideró la escalada guiado por su mujer, a través de comandos de voz que se dan a través de un auricular.

Dufton and Thompson at the summit of the Old Man of Hoy.

Sin embargo, debido a la naturaleza a menudo compleja de las rutas de escalada, hay puntos en los que Thompson puede perder de vista a Dufton. En estos momentos, Jesse debió valerse por sí mismo y, a lo largo de los años, ha desarrollado un “sexto sentido” para encontrar su camino. “Sucede con bastante frecuencia que no puede ver ni lo bueno ni a la vuelta de la esquina”, explica Dufton a CNN. “Y realmente no tengo una explicación particularmente buena de cómo lo hago. Solo años de práctica, creo. Tengo algunas pistas táctiles si me he salido de la ruta”.

Dufton cree que “mantener el miedo bajo control” es clave. “A menudo, cuando estás escalando, como en una pista y el equipo está debajo de ti, comenzarás a ponerte nervioso porque sabes lo que sucederá si te caes. Entonces obtienes lo que los escaladores llaman ‘pierna de Elvis’, en donde comienzas a temblar porque estás nervioso. Tratando de mantener eso bajo control y estar relajado, creo que es probablemente la batalla mental que debo atravesar”.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO