¡Una buena noticia! Los océanos del mundo van a estar un poco más limpios dentro de un breve periodo, gracias a la organización sin fines de lucro Ocean Cleanup.

Boyan Slat, un inventor holandés de 18 años, fundó la organización sin fines de lucro en 2013 con el objetivo de desarrollar tecnologías para purgar los océanos de plástico del mundo. El sábado pasado su prototipo, de 20 millones de dólares, se desplegó en la bahía de San Francisco para realizar pruebas. Su primer objetivo es el Great Pacific Garbage Patch, un área de 100.000 kilómetros cuadrados en el centro del Océano Pacífico Norte, donde hay una gran concentración de basura. Continuar leyendo…