Un turista se olvidó 10.000 dólares en un taxi en Tailandia y el chófer se los devolvió

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Según informó The Daily Mail, Jerry Hart, un turista estadounidense, se dirigía al aeropuerto Suvarnabhumi en Bangkok, Tailandia, para tomar su vuelo de regreso a los Estados Unidos, cuando sin darse cuenta dejó una bolsa con 10.000 dólares al bajarse del auto.

Cuando ya estaba en el aeropuerto fue que se dio cuenta de lo que había sucedido y ¡entró en pánico! Decidió cancelar su vuelo, llamar a la policía e intentar recuperar sus billetes.

Racing Taxis

Con lo que no contaba Jerry, es que en este mundo todavía existen personas honestas, y el se había cruzado con una sin saberlo. Su taxista, Veeraphol Klamsiri, estaba limpiando su auto cuando encontró la bolsa de dinero debajo de uno de los asientos delanteros. Klamsiri lo informó de inmediato a sus supervisores, quienes trabajaron con la policía para localizar al dueño.

“Estoy muy feliz. No puedo creer mi suerte. “No pensé que volvería a ver el dinero”

Lo que Jerry se enteró después es que en realidad tuvo doble suerte, y es que su taxista había hecho otro viaje después de él, y esa persona no se llevó la bolsa (que lo podría haber hecho sin ningún problema por que el taxista no se había dado cuenta que estaba ahí).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Estudiantes universitarios de la Universidad de Viena están utilizando una iglesia del siglo XIX como salón de clases

En la Universidad de Viena, algunos estudiantes no van a la biblioteca. En cambio, toman su computadora portátil para estudiar en la Votivkirche, o Iglesia Votiva del siglo XIX, en Viena, Austria.

Allí, los estudiantes estudian mientras la luz del sol fluye a través de las vidrieras. Se sientan en bancos y sintonizan conferencias en línea. Los compañeros de clase discuten temas en un contexto de estilo neogótico.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Con las precauciones establecidas, muchas universidades austriacas han decidido dar la bienvenida a los estudiantes al campus. Pero la Universidad de Austria necesitaba encontrar más espacio para que sus casi 90.000 estudiantes estudiaran, por lo que alquiló una iglesia.

Desde la oración hasta la tarea de psicología, la Iglesia Votiva en Viena ahora da la bienvenida a los feligreses y estudiantes a su espacioso edificio.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La Universidad de Viena, que inició su trimestre de invierno el 1 de octubre, le ofrece a sus estudiantes acceso a Wi-Fi para completar tareas y conferencias en línea desde el interior de la iglesia.

Su plan de reapertura incluía clases presenciales y en línea; sin embargo, las clases presenciales tendrían una capacidad limitada y se priorizaría a los estudiantes de primer año, según el sitio web de la universidad. Dentro de las salas de conferencias, se marcarán los asientos donde los estudiantes pueden y no pueden sentarse.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Los estudiantes universitarios ahora tienen acceso a la iglesia de 9 a.m. a 6 p.m. todos los días de la semana. Según Vienna ORF, una emisora ​​austriaca, decenas de estudiantes utilizan el espacio todos los días.

Según la ORF de Viena, la universidad alquila la iglesia hasta octubre. Dependiendo de su éxito, la universidad seguirá alquilando la iglesia.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

En este momento, Austria tiene poco más de 56.000 casos confirmados de coronavirus, según el panel COVID-19 de Johns Hopkins.

Dado que las escuelas de toda Europa dan la bienvenida a los estudiantes, el aula se ve ligeramente diferente. Algunas escuelas han trasladado las clases al exterior, mientras que otras han cambiado a una plataforma virtual.

¿Una iglesia con Wi-Fi?

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La iglesia, que data del siglo XIX, inicialmente no tenía Wi-Fi, por lo que la universidad ayudó a conectarla al sistema de fibra óptica de la escuela.

Además de agregar Wi-Fi, la universidad también instaló estaciones de desinfectante de manos y un baño portátil para los estudiantes.

En el corazón de Austria, turistas y lugareños pasean por la ciudad y exploran edificios emblemáticos. Una parada común es la Iglesia Votiva, que es la segunda iglesia más grande de la ciudad. Está abierta al público cuando no está siendo utilizada por los estudiantes.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO