Varios tesoros arqueológicos de Mesopotamia emergieron por la sequía

image-25
Redactora
¡Valora esto!

El descenso de las aguas de ríos y embalses, la sequía en sí, ha dejado al descubierto tesoros arqueológicos en varias partes del mundo. Esta vez, ocurrió en las cuencas de los ríos Tigris y Éufrates, más precisamente en Irak y Siria, cuna de varias de las civilizaciones más antiguas del mundo y escenario en los últimos años de ésta persistente sequía.

Sequía
Fuente: INFOBAE

El descenso del nivel del Éufrates en el norte de Siria, como consecuencia de la sequía, dejó al descubierto varios sitios arqueológicos, incluidos algunos cementerios, pertenecientes a periodos históricos que se remontan hasta hace 11 milenios y que estaban sumergidos bajo las aguas del embalse de Al Asad, construcción que se remonta a principios de la década de 1970.

Entre estos sitios, se encuentra la colina de Tel Qamluq, donde surgieron varios yacimientos del tercer y el cuarto milenio antes de Cristo, explicó a la agencia EFE el director general de Antigüedades y Museos sirio, Mohamed Nazeer Awad.

Awad reconoció que su departamento no ha tenido acceso directo a estos hallazgos, dado que se encuentran en una zona controlada por las Fuerzas Democráticas Sirias, una alianza conformada a raíz del conflicto armado iniciado en 2011.

Image Sequía Image 23
Fuente: INFOBAE

Pero aclaró que han recibido informes e imágenes de técnicos y arqueólogos de la región.

Con la bajada del nivel del agua, también emergió el sitio de Tel Meribet, con restos del noveno milenio antes de Cristo y donde se construyó la que es históricamente considerada la primera muralla siria en la zona, de unos 11.000 años de antigüedad.

Image Sequía Image 24
Fuente: INFOBAE

Sin embargo, lo más sorprendente es la ciudad que ha emergido en el Kurdistán iraquí, en las orillas, ampliadas por la escasez de agua, del embalse de la presa de Mosul. Se trata de la ciudad de Zajiko, un importante centro cultural del antiguo reino de Mitani, que se desarrolló entre los años 1550 y 1350 antes de Cristo.

Image Sequía Image 25
Fuente: INFOBAE

La locación exacta de esta ciudad era desconocida hasta ahora y en ella encontraron edificios residenciales, un lugar para fundir metales, grandes muros de hasta seis metros, torres, múltiples muros de ladrillo, sellos, cerámicas, textos cuneiformes y varios muros con restos de su color original.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.