[Video] Recrean el impacto que podría tener toser en un avión: pequeñas gotas invisibles capaces de infectar a gran número de pasajeros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata originalmente de una investigación realizada por un equipo miembro de la Universidad de Purdue, quienes luego, a través de una representación animada, han desarrollado cómo podría percibirse la tos en un avión, y las consecuentes secuelas que podría generar para otros pasajeros que se encuentren alrededor.

El video refleja las secuelas de una tos en un avión marcando la existencia y propagación de pequeñas gotas invisibles que se dispersan por la cabina, capaces de infectar posiblemente a un gran número de pasajeros.

El gráfico de movimiento producido por los investigadores de la Universidad de Purdue muestra las secuelas de una tos en un avión, con pequeñas gotas invisibles que se dispersan por la cabina, posiblemente infectando a un gran número de pasajeros (Universidad de Purdue)
Gráfico de movimiento recreado a partir de la investigación desarrollada por la Universidad de Purdue

Los investigadores de la Universidad de Purdue han descubierto que los pasajeros sentados con un paciente con SARS, en una sección de siete filas de un Boeing 767, presentan una gran probabilidad de uno en tres de enfermarse en un vuelo de 5 horas. En un vuelo 737 más corto, el riesgo era uno de cada cinco. Pero también descubrieron que cambiar el sistema de ventilación, por ejemplo, al tener un flujo de aire hacia la cabina desde cerca del piso en lugar de desde arriba, reduciría el riesgo a la mitad o más.

Según la Administración Federal de Aviación (FAA), los viajes aéreos han disminuido en un 95% en sus niveles normales a raíz del surgimiento y expansión del Covid-19. En consecuencia, una de las máximas recomendaciones indicaban no transitar entre países, limitar los viajes sólo a una cuestión necesaria, considerando el riesgo que podría ocasionar para el contagio del virus.

Ahora, mientras algunos países parecen retomar de a poco sus actividades normales y comienzan a reabrir lentamente sus fronteras rutas aéreas surge un gran interrogante: ¿Cómo hacer para que volar en avión permita a los pasajeros sentirse seguros de no estar en contacto con el virus?. Sin dudas, un gran desafío que presenta el mundo aéreo con los aeropuertos de todo el mundo y sus respectivas aerolíneas.

“Cuando podés vender aviones sin problema, intentás aplazar los problemas para el futuro”, dijo Qingyan Chen, profesor de ingeniería de la Universidad de Purdue que ayudó a dirigir este importante proyecto de investigación financiado por la FAA sobre transmisión de enfermedades a bordo de aviones y recibió fondos de investigación de Boeing, le dijo a The Washington Post. “Hoy descubrimos que el futuro es en realidad 2020”.

No obstante, hay que recordar que no está todo dicho y aún hay posibilidades de avances en materia de seguridad e higiene para evitar este tipo de incidentes no deseadosLos científicos de la Universidad de Columbia están probando las luces ultravioletas que prometen destruir virus sin dañar a los humanos. Según han indicado, este sistema sería efectivo en cabinas de aviones, aeropuertos, hospitales y escuelas.

El mundo estrenará un nuevo protocolo para viajes en avión: estas son algunas de sus principales actualizaciones

El mundo estrena un nuevo protocolo para los viajes

Uno de los criterios y/o escenarios que más temor o incógnitas genera, una vez que comience a disminuir el impacto del coronavirus, es el de los viajes. En especial, el que respecta al transporte aéreo, considerando el alto flujo de pasajeros de distintos destinos de origen que convergen en estaciones aeroportuarias, consideradas de alto riesgo en lo que respecta a circulación del virus.

En efecto, como propósito para “salvar” la industria y garantizar la seguridad tanto de los trabajadores en la industria como de los pasajeros, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) se ha encomendado la elaboración de un nuevo protocolo para el mundo de los viajes post-coronavirus.

Según ha trascendido a través del medio argentino La Nación, se trata de una primera versión de la “hoja de ruta para reiniciar de forma segura la aviación”. Este nuevo operativo a adoptar para los pasajeros presenta instancias antes, durante y después de su vuelo y paso por el aeropuerto.

A continuación, algunas de las principales alteraciones a considerarse a partir de la pandemia. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Es preocupante. Por lo general, para esta altura de Octubre ya suele haber formada una capa de hielo en el Océano Ártico. Sin embargo, este año y por primera vez desde que consta en registros el agua del mismo no se congeló.

El retraso en el congelamiento del océano está relacionado con las cálidas temperaturas que se prolongaron en el norte de Rusia y con la intrusión de agua proveniente del Atlántico, según informó el sitio de noticias The Guardian. Los científicos por su parte advierten que esto puede generar posibles efectos colaterales en toda la región polar. “La falta de congelamiento tan avanzado el otoño no tiene precedentes en la región del Ártico siberiano“, aseguró Zachary Labe, un investigador de posdoctorado de la Universidad Estatal de Colorado. Y afirmó que esto está relacionado con el impacto del cambio climático y, por su puesto, la contribución de las personas en eso.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Labe explicó que si no se reducen de manera sistemática los gases del efecto invernadero, lo más probable es que seamos testigos del primer verano “libre de hielo” para mediados del siglo XXI. De acuerdo a un estudio publicado en Julio de este año por World Weather Attribution, este año la ola de calor siberiana se volvió al menos unas 600 veces más probable por por las consecuencias que generan las personas en el cambio climático. Además, gran parte del hielo de Ártico está desapareciendo, lo que hace que las capas que quedan por temporadas sean más delgadas. Según Walt Meier, investigador de National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos, en términos de porcentajes, el grosor de la capa de hielo es la mitad de lo que era en 1980.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Según fue informado, la temperatura de los océanos en el área del Mar de Láptev aumentó 5 grados centígrados más que el promedio. Además, este aumento fue seguido por una ola de calor que rompió récords junto al declive de hielo del mar en el último invierno.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO