10 consejos prácticos para alquilar un auto en Fort Lauderdale (Florida)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Fort Lauderdale es una de las localidades de la Florida con más renombre para hacer turismo. Tanto así, que la llaman “La Venecia de América” y no es de extrañar que quienes se apunten para recorrer Miami, se escapen también a esta cálida ciudad. Realmente tiene de todo: cruceros, excursiones, playas pintorescas, tours hasta los Everglades, pesca deportiva, fabulosos sitios nocturnos y muchas más actividades que rompen con el sol y playa que solamente ofrecen otros destnos.

Son muchas las cosas que puedes hacer tanto en la ciudad como en sus playas: el downtown, Flamingo Gardens, Las Olas Boulevard, Sawgrass Mills (¡el centro comercial más grande de Estados Unidos!), el Hollywood Beach Broadwalk, entre otros, pero para que te rinda el tiempo y hagas todo lo que tienes en mente, te decimos cuál es la mejor opción de transporte: tener un vehículo a tu entera disposición.

Si rentas un auto en Fort Lauderdale, podrás recorrerla a gusto y cómodamente, tanto si viajas solo como en grupo. Como ya hemos comentado en varias, la autonomía de un auto, especialmente en Estados Unidos, donde las distancias son largas y todo está pensado para que te muevas en vehículo propio, hace que ésta sea la mejor opción. Más cuando hablamos de visitar malls, compras, y cargas extras.

Piensa el plan de viaje, y luego qué tamaño de auto te conviene

¿Vas a una ciudad grande o a recorrer pueblos? Fort Lauderdale es un lugar muy cálido, con mucho para hacer y cuyos puntos turísticos no quedan muy cerca entre sí, por lo que un auto confortable y espacioso o un convertible puede ser mejor que uno compacto para este viaje.

Ahora bien, ten en cuenta cuántas personas viajan contigo. Estamos seguros de que también querrás acercarte a Miami y hacer muchas compras; así que piensa en el espacio que necesitarás de modo que ningún pasajero viaje incómodo, de igual modo cuando debas irte al aeropuerto.

2 semanas antes, mejor

Dos semanas antes de irte de viaje suele ser la fecha ideal, por tarifas y disponibilidad.

Nota: Por su clima, la mejor fecha del año para ir a Fort Lauderdale es la primera semana de marzo, así que puedes planificar para hacerlo durante estos días si quieres y puedes.

Sobre la letra pequeña

Siempre que vayas a dejar datos personales y bancarios y/o a expresar que estás de acuerdo con algo, debes cerciorarte de conocer todo lo que implica. Por eso, es importante que conozcas las políticas de cancelación y de no-show de tu reserva, costo de seguros adicionales e inclusiones, qué será cobrado en tu tarjeta de crédito (reembolsable y no), el precio final de tu pedido (incluyendo lo que te cobren en el mostrador si es el caso), qué requisitos piden para poder rentar un auto (hasta los más mínimos), entre otros. Esto ayudará a que todo esté ok al momento de entregártelo, pues aunque no lo creas, podrían echar para atrás tu reserva por incumplir con alguno de ellos o al menos cobrarte cargos extra.

Del mismo modo, te aconsejamos que sepas qué opciones tienes al sacar un auto de su compañía rentadora y hacer tus cuentas para conseguir el que más te conviene. Por ejemplo, tienes la modalidad de entrega One Way, con la que puedes devolver el vehículo en un sitio diferente al de su recogida. Asimismo, te darás cuenta de que si alquilas un auto durante más días te saldrá a menor precio que si lo haces durante menos tiempo. También debes saber que puedes pedir un vehículo automático al momento de hacer tu reserva, pero también debes tener en cuenta que son los que más rápido se agotan, de modo que tienes que, nuevamente, alquilar con tiempo si necesitas un auto de este tipo.

Y no todo se limita a conocer tus posibilidades para alquilar un vehículo, también debes informarte sobre las leyes de tránsito locales, el sitio de parqueaderos, los costos por horas, etc.

Comparador de precios, más fácil

Puedes conseguir un auto rentado por medio de muchas maneras, pero por escoger la primera alternativa que encuentras o esa que alguien te recomendó, podrías descartar mejores oportunidades. Por otro lado, cuando tenemos que tomar una decisión importante, podemos sufrir la llamada parálisis por análisis y perder mucho tiempo mirando opciones sin llegar a escoger ninguna. Al tratar de elegir un vehículo te puede suceder, de modo que recurrir a un comparador de precios es lo mejor que puedes hacer. En ellos no solo podrás evaluar cuál es la compañía que te ofrece la mejor relación precio-calidad, sino cuál es el auto que más se adapta a tus necesidades según sus características funcionales.

Costos ocultos

A veces las rentadoras o los mismos comparadores pueden ofrecerte un vehículo de mayor categoría por el precio de uno más económico, ¿pero de verdad necesitas un auto así? ¿De verdad vas a ahorrar tanto como piensas? ¿No gastarás más dinero en combustible para ese vehículo de mayor tamaño y demanda que para el compacto que querías? ¿Ese auto se adapta a tu viaje? Elige sabiamente.

Al recibir el auto haz una revisión general del vehículo

Cualquiera pensaría que una empresa no se buscaría un problema con un cliente por algo tan insignificante como una abolladura, pero errar es humano y las equivocaciones se cometen todos los días. Por eso es súper importante que inspecciones en qué condiciones te están entregando el auto. Pruébalo, verifica cuánto combustible tiene en el tanque, ve si está aseado por dentro y por fuera, e incluso toma fotos de todo.

Te puede parecer muy paranóico, pero a más de uno le ha funcionado para evitar cobros por daños que ya estaban ahí y que no fueron su culpa. Tener pruebas de una raspón o astillamiento en los vidrios es importante. De hecho, podrías solicitar otro vehículo al agente de alquiler de vehículos de ser necesario, pero lo mejor siempre es cubrirse las espaldas. En conclusión, no salgas de allí sin un auto funcional y en buen estado.

Manten el contrato de alquiler en el vehículo

Es necesario que esta documentación esté en todo momento dentro del auto rentado. En caso de que te pare un policía de tránsito u ocurra algún accidente, estos papeles deben estar contigo en el lugar.

Que nadie más conduzca por ti

A menos de que se trate de un conductor adicional, no dejes que nadie más que tú esté al volante. Nuevamente, en caso de que te detenga un policía de tránsito u ocurra algún accidente, esto podría tener graves consecuencias (principalmente, que los seguros no cubran nada). Recuerda que el conductor secundario puede ser solicitado por un poco más de dinero en la tarifa, pero es una gran ventaja en viajes de varios días y a grandes distancias.

Nota: tener antecedentes por imprudencia al conducir en tu país, podría afectarte al momento de solicitar el vehículo. Ni tú ni el conductor o conductores adicionales debe tener precedentes de este tipo, o podrían perder la reserva.

Sé puntual al devolver el auto

Entrega a tiempo si no quieres que te cobren otro día, (podría pasar por solo minutos de retraso). Además, si vas a dejarlo en el aeropuerto, hazlo con tiempo suficiente porque podrías perder tu vuelo, debido a que su entrega puede demorar por la revisión que le hacen los agentes de la compañía rentadora. Además, el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood no es precisamente pequeño y debes hacer uso del sistema de autobuses de transporte interno para trasladarte a cada una de las terminales.

Al entregar el auto, vuelve a hacer una revisión general de todo

Repite el paso número 6. Lo mismo con las fotos (ten unas de antes de llevarte el auto y otras de antes de entregarlo después de usarlo). Con esto puedes evitar cobros en tu tarjeta de crédito (incluyendo el seguro de reembolso) por causas injustas. Una vez que entregues el vehículo, no borres las fotos. Es preferible conservarlas por un tiempo prudencial para evitar malentendidos si llegasen a surgir.

Después de todos estos tips, te darás cuenta de que rentar un carro en Fort Lauderdale es la mejor idea para volver más práctico tu viaje. En ese vehículo que más te gustó, podrás visitar todos los sitios de tu chek-list y tendrás tiempo y comodidad para hacerlo. Ni hablar de que podrás recorrer las ciudades aledañas (Miami, Orlando) para sacarle provecho a tu estancia en una localidad y hacer un road trip de película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El Castillo de Windsor abre al público sus jardines por primera vez en 40 años

¡Gran -y real- noticia! El Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Isabel de Gran Bretaña, abrirá su jardín East Terrace Garden al público. Sin dudas, se trata de un suceso histórico considerando que será la primera vez en más de 40 años que la sociedad pueda acercarse a recorrer las instalaciones al aire libre de la familia real.

Castillo de Windsor
Vista aérea del Castillo de Windsor

Tal como indica su nombre, el castillo se encuentra en Windsor, un pueblecito pintoresco y agradable, en el oeste de Londres y hogar del prestigioso Eton College. Dicha construcción fue fundada por Guillermo el Conquistador. En cuanto a los jardines, inicialmente se plantaron para crear una vista agradable desde los apartamentos reales a lo largo de la fachada oriental del castillo.

Castillo de Windsor

Como suele suceder con las más importantes propiedades reales, los jardines resultan un verdadero atractivo en sí mismo. No solo por la prolijidad y variedad de paisajes que ofrecen con diferentes ejemplares de flora, sino también por los sucesos y/o acontecimientos de la historia que ha vivido. Como ser, durante la Segunda Guerra Mundial, el jardín de este castillo fue desenterrado para plantar vegetales y ayudar al esfuerzo de guerra con cultivos como maíz dulce, tomate y frijoles. Por aquel entonces, la joven princesa Isabel y su hermana tenían asignada una pequeña parcela para cosechar.

Los jardines fueron posteriormente remodelados por la reina Victoria y el Príncipe Alberto en el siglo XIX, aunque el príncipe Philip, esposo de la reina Isabel, es responsable de la imagen actual del jardín, que data de 1971.

Ahora, el Castillo de Windsor, donde la reina pasó los últimos meses debido al cierre de Gran Bretaña como consecuencia de la pandemia de coronavirus antes de viajar a Escocia, se encontrará abierto al público interesado en visitar el castillo durante los fines de semana del mes de agosto y septiembre.

Castillo de Windsor

El horario de visita varía dependiendo la época del año, pero en general es desde las 10:00 a 16:00 horas y la entrada para adultos tiene un costo de unos £22.50.

Si quieres conocer más lugares increíbles como este, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Me encantó ♥️😍🤞🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO