Estuve 48 hs en Estambul y enloquecí

5 min


I´ll be back.

Es que no hay otra forma de pensar en Estambul y las 48 horas que sólo pude disfrutar allí, suficientes para afirmar que esta ciudad turca me merece una nueva visita con dedicación exclusiva.

Estambul es, sin dudas, una de las ciudades más ricas del mundo en términos de patrimonio cultural. Su ubicación entre Europa y Asia, le ha imprimido marcas de las más interesantes como las de los antiguos griegos y persas, romanos, bizantinos, los comerciantes turcos que sobre esta zona se han asentado durante siglos.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Estambul!

Aquí van mis 15 fotos / lugares / momentos favoritos:

Mesquita Azul

Uno de los lugares que no puedes dejar de visitar y conocer más allá del tiempo que le puedas dedicar a Estambul. Conocida también como “Sultanahmet Camii” en turco, con seis minaretes y construida entre 1609 y 1616, la Mesquita Azul es, sin duda, una estructura icónica difícil de pasar por alto.

Blue Mosque

Mirando a la Mesquita Azul desde Santa Sofía

No hay lugar en Sultanahmet en que la Mesquita Azul no luzca y quiera pasar desapercibida. Desde cualquier punto de la ciudad, sobresale este increíble ícono arquitectónico y cultural

Mario Alza

Cisterna Basílica

La Cisterna Basílica o “Palacio Sumergido” es una de las múltiples cisternas que hay en Estambul y la más importante a visitar. Originalmente construida en los siglos 3ro y 4to como un centro comercial, fue tiempo después reutilizado como parte de un sistema de filtración de agua. Este acueducto recibía el agua de los Bosques de Belgrado, a 20kms de Constantinopla.

Cisterna Basílica

La cabeza de medusa dentro de la Cisterna Basílica

Recorriendo la cisterna hasta el final se puede observar una imagen invertida de la cabeza de una Medusa. Poco se sabe sobre el porqué de su presencia, aunque se supone que esta escultura de la época romana fue colocada al revés con el fin de anular su mirada… pero por otra parte, se dice también que simplemente cumple un papel decorativo y para ajustarse al espacio de la columna por encima de ella. Y la verdad es…

La Cabeza de Medusa

Santa Sofía (Hagia Sophia)

Santa Sofía – o Ayasofya como la llaman los turcos – es el símbolo de Estambul. Esta maravilla del arte bizantino fue una vez dedicado al cristianismo, pero en el año 1453 bajo el mandato del Sultan Mehmed II fue transformada en una mezquita y dotada de cuatro minaretes, una escuela teológica y un comedor público, entre otras cosas. Al igual que la Mesquita Azul, Santa Sofía domina el horizonte del antiguo Estambul.

Mario Alza

Dentro de Santa Sofía

Una mezcla casi perfecta entre oriente y occidente se deja entrever en cada rincón de la fascinante Santa Sofía. Su interior es sobre acogedor y un paseo entre medallones decorativos, columnas monolíticas y los más diversos mosaicos en la segunda planta, te dejará sin aliento.

Interior de Santa Sofía (Hagia Sophia)

Mosaicos dentro de Santa Sofía

Una vez en la segunda planta, la basílica vuelve a sorprenderte con diversos mosaicos de gran interés histórico. El mosaico más destacado muestra al emperador Constantino y a la emperatriz Zoe adorando a Cristo.

→ Encontramos los vuelos más baratos a Estambul!

Mosáicos en Santa Sofía (Hagia Sophia)

Cruzando el Cuerno de Oro (Golden Horn)

Por poco que sea el tiempo que uno esté en Estambul, no puede dejar de haber espacio para navegar y cruzar el famoso Cuerno de Oro hacia lo que hoy es una de las zonas más interesantes de la ciudad, repleta de tiendas, bares y comercios de alta gama.

Cruzando el Golden Horn

El harén del Sultán en el Palacio Topkapı

No hay mejor reflejo del poderío que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano que este palacio que cuenta con nada menos que 700.000 metros cuadrados. El Palacio Topkapı simboliza, además, el estilo de vida que llevaron los sultanes que gobernaron el imperio hasta mediados del siglo XIX. Como dato curioso, el Sultán no sólo residía junto con su familia, también lo hacía con entre 500 y 800 mujeres de alto nivel cultural y adiestradas en ciertas habilidades!

El Harén del Sultán en el Palacio Topkapı

La Mesquita Azul desde el Palacio Topkapı

Una vez nos dirigimos hacia la salida del Palacio, vemos nuevamente a la impresionante Mesquita Azul a través de la puerte imperial. Difícil no pararse a admirarla unos segundos.

Blue Mosque from Topkapı Palace

De compras en el Grand Bazaar

Estambul es nada menos que la sede del famoso Grand Bazaar, uno de los más antiguos y grandes mercados en el mundo. No perderse allí es difícil, y salir sin alguna compra hecha mucho más aún!

Mario Alza

La Mesquita Azul desde lo alto

Nada mejor que una despedida de Estambul disfrutando de un atardecer frente a la Mesquita Azul y a la espera de un regreso con más tiempo…

Mario Alza

Estambul desde sus techos

Disfrutar 48 horas en Estambul significa recorrer principalmente su parte histórica, pero desde hace varios años Turquía viene mostrando un crecimiento económico que hoy se ve plasmado en edificios modernos, algunos de ellos aún en construcción.

Estambul desde sus techos

Restaurantes y bares en terrazas

Si le faltaba algo a Estambul para ser ese destino ideal, en sus terrazas encontramos cientos de bares y restaurantes desde los que disfrutar increíbles atardeceres con vistas a la Mesquita Azul y Santa Sofía.

Estambul desde sus techos

Estambul desde sus terrazas

Estambul en el centro de todo

Desde la antigüedad esta ciudad ha ocupado un lugar estratégico en el mapa y ha sido la capital de tres imperios: romano, bizantino y el otomano. Su herencia cultural nos obliga como buenos viajeros a visitarla mucho más tiempo que sólo 48 horas.

Estambul en el centro de todo→ ¿Con ganas de Viajar a Turquía?


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Mario Alza

Co-fundador de Intriper.

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines