Amazonas: la contaminación por mercurio afecta y pone en riesgo a los delfines rosados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata de una nueva amenaza arrojada por un informe realizado por diferentes instituciones como Faunagua, Fundación Omacha, Instituto Mamirauá, Prodelphinus, y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Según lo relevado, las muestras tomadas a alrededor de 49 delfines de río durante un periodo desde 2017 hasta 2019, indicaron porcentaje de nivel de contaminación por mercurio, y “al menos la mitad de ellos presentaron un nivel alto.

Cabe destacar que, los ejemplares de delfín rosado comprenden una especie en peligro de extinción por las acciones desconsideradas del ser humano. Muchos de estos animales son sometidos a la caza indiscriminada.

Pero no es sólo eso, además, estos cetáceos vitales para el ecosistema del Amazonas, están amenazados por la construcción de presas y, sobre todo, por la contaminación de los ríos en los que habitan: el Amazonas, el Orinoco y la parte alta del Río Madeira (Sudamérica).

En parte, el estudio realizado a lo largo de seis cuencas situadas en las regiones de Brasil, Bolivia, Colombia y Perú, determina que “la minería ilegal y el mercurio amenazan la vida en la Amazonía y en la Orinoquía”. El grado de contaminación más alto habría sido identificado en la cuenca del Orinoco, entre la frontera de Colombia y Venezuela.

Según ha indicado el especialista en conservación de la WWF-Brasil, Marcelo Oliveira:

El mercurio existe de forma natural en la Amazonía, pero sale de su forma natural por incendios, deforestación y agradación de los ríos. Así es llevado al agua y entra en la cadena a través de los peces, consumidos por los delfines y las personas.

Inglaterra: Prohibieron de por vida tener mascotas a una mujer que mantenía cautivos a 54 perros en su hogar

imagen Dise%C3%B1o sin t%C3%ADtulo 2019 11 06T122314.631

El allanamiento había sido realizado durante el mes de abril en Morecambe, una localidad situada en el condado de Lancashire, en Inglaterra. Sin embargo, el episodio ha tomado notoriedad durante las últimas horas al tratarse de la sanción de una sentencia sobre el responsable.

Haciendo énfasis en los hechos, en el mes de abril la policía oficial de Inglaterra encontró 54 perros enjaulados en la vivienda de Kilmany O’Connor, una mujer de 57 años.

El inspector Sam Morris también confesó a los medios que nunca antes había visto tales “condiciones espantosas y sufrimiento mental” en sus 12 años de carrera. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO