Bahamas no permitirá la entrada de viajeros estadounidenses debido al aumento de COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Hace solamente tres semanas, Bahamas anunció que reabriría sus fronteras al turismo. Sin embargo, el domingo último dio marcha atrás, cerrando todos los aeropuertos y puertos marítimos a los de Estados Unidos, debido al aumento de los casos de COVID-19. Los turistas de todos los demás países serán bienvenidos.

A partir del 22 de julio, Bahamasair, la aerolínea nacional del país, detendrá todos los vuelos salientes a los Estados Unidos, excepto en los casos en que los ciudadanos norteamericanos necesiten regresar a sus hogares. También se prohibirán los vuelos privados internacionales y los vuelos chárter.

bahamas

Si eres de Canadá, el Reino Unido y la UE, esta noticia no te afectará. Siempre que pueda mostrar una prueba de una prueba de PCR de COVID-19 RT negativa, tomada dentro de los 10 días de su llegada, aún se le permitirá ingresar.

El anuncio se produce luego de que Bahamas registrara 49 nuevas infecciones desde que las islas abrieron el 1 de julio. Treinta y una de esas infecciones ocurrieron en la isla de Gran Bahama, que había estado libre de COVID-19 durante dos meses.

Las nuevas restricciones de viaje son un esfuerzo para nivelar esos números y evitar que empeoren. “Lamentablemente, la situación aquí en casa ya se ha deteriorado desde que comenzamos la reapertura de nuestra economía nacional. Se ha deteriorado a un ritmo exponencial desde que reabrimos nuestras fronteras internacionales. Nuestra situación actual exige una acción decisiva, si queremos evitar ser invadidos y derrotados por este virus “, dijo el primer ministro Hubert Minnis en un comunicado.

“No podemos permitir que nuestros hospitales sean invadidos. Muchas prioridades deben ser equilibradas, ya sean sanitarias, sociales y económicas “.

Puerto Rico

De la misma manera, aunque Puerto Rico también tenía planes de abrir el turismo el 15 de julio, un aumento en los casos de COVID-19 ha provocado que la isla comience a reintroducir las restricciones de la industria del turismo.

El gobernador de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, anunció el jueves que los bares, cines y casinos volverán a cerrarse; los límites de capacidad del restaurante se reducirían al 50 por ciento y tomar sol estará prohibido en las playas de Puerto Rico. El toque de queda de 10:00 PM también se extenderá.

Estas nuevas medidas sin dudas no estaban en los planes, especialmente desde que Puerto Rico reabrió oficialmente el turismo el miércoles y esperaba un final sólido para la temporada turística de verano. Sin embargo, un aumento en las hospitalizaciones y los casos ha hecho que la reversión sea inevitable.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Necesitando 🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Es preocupante. Por lo general, para esta altura de Octubre ya suele haber formada una capa de hielo en el Océano Ártico. Sin embargo, este año y por primera vez desde que consta en registros el agua del mismo no se congeló.

El retraso en el congelamiento del océano está relacionado con las cálidas temperaturas que se prolongaron en el norte de Rusia y con la intrusión de agua proveniente del Atlántico, según informó el sitio de noticias The Guardian. Los científicos por su parte advierten que esto puede generar posibles efectos colaterales en toda la región polar. “La falta de congelamiento tan avanzado el otoño no tiene precedentes en la región del Ártico siberiano“, aseguró Zachary Labe, un investigador de posdoctorado de la Universidad Estatal de Colorado. Y afirmó que esto está relacionado con el impacto del cambio climático y, por su puesto, la contribución de las personas en eso.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Labe explicó que si no se reducen de manera sistemática los gases del efecto invernadero, lo más probable es que seamos testigos del primer verano “libre de hielo” para mediados del siglo XXI. De acuerdo a un estudio publicado en Julio de este año por World Weather Attribution, este año la ola de calor siberiana se volvió al menos unas 600 veces más probable por por las consecuencias que generan las personas en el cambio climático. Además, gran parte del hielo de Ártico está desapareciendo, lo que hace que las capas que quedan por temporadas sean más delgadas. Según Walt Meier, investigador de National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos, en términos de porcentajes, el grosor de la capa de hielo es la mitad de lo que era en 1980.

El hielo del Ártico todavía no se congeló y es la primera vez que sucede desde que hay registros

Según fue informado, la temperatura de los océanos en el área del Mar de Láptev aumentó 5 grados centígrados más que el promedio. Además, este aumento fue seguido por una ola de calor que rompió récords junto al declive de hielo del mar en el último invierno.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO