Bomberos tropiezan con una enorme plantación de marihuana mientras luchan contra los incendios forestales en Australia

thumbnail (2)
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Los bomberos que luchan contra las llamas en Nueva Gales del Sur, Australia, se toparon con un campo oculto que escondía un cultivo de cannabis.

El Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur hizo el descubrimiento el viernes cuando trabajaban cerca de la ciudad de Tahmoor, al oeste de Woollongong.

Los bomberos aprovecharon la oportunidad para tomar selfies con las plantas de marihuana y las publicaron en línea, según MailOnline.

Image Thumbnail 3

El sorprendente hallazgo tuvo lugar en un área cercana a donde dos bomberos perdieron la vida cuando el camión de bomberos en el que estaban se volcó a principios de esta semana.

El RFS tuiteó fotos de los hombres, que fueron nombrados como el Capitán Adjunto Geoffrey Keaton, de 32 años, y el Bombero Andrew O’Dwyer, de 36 años, ambos de la Brigada Horsley Park.

El servicio escribió: «Nuestros pensamientos están con su familia, amigos y miembros de la brigada».

El RFS agregó: «Otros tres bomberos han resultado heridos como resultado del accidente. Los pensamientos del Servicio están con toda la familia, amigos y compañeros de brigada del bombero. Este es un evento absolutamente devastador en lo que ya ha sido un día increíblemente difícil y temporada de incendios».

Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta

Regala un porro de marihuana a cada turista que le lleve un balde lleno de basura de la playa

Image Basuramarihuana

A Marian Erbach se le ocurrió una idea que pensó que a muchas personas las iba a incentivar a juntar basura, y así ayudar al medioambiente. El hombre, que vive en Jamaica, decidió regalar un cigarrillo a cada persona que le llevara un balde de basura lleno (la condición es que la hayan juntado en la playa).

Harto de ver las playas cubiertas de basura y plástico, lo que Marian quiere dejar en claro es que simplemente se trata de un intercambio de regalos, no de una transacción (sino sería algo ilegal).

En un principio, Marina armó 50 cigarrillos, lo que equivale a 56 gramos de marihuana. Te estarás preguntando: ‘¿por qué tan específico?’. Bueno, hay un método en su locura de genio, porque él sabe que, según la ley jamaicana, 56 gramos es la cantidad máxima de cosas que una persona puede llevar sin que lo arresten o tenga graves problemas.

En menos de 30 minutos, después de poner el letrero en Long Bay Beach, en Jamaica, la primera persona llegó para agarrar un balde, y luego un cigarrillo. Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.