Captan a una peculiar ‘orca blanca’ en la costa de Washington

orca
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Poder apreciar a un animal en su hábitat natural es, sin dudas, una experiencia única y emocionante que pocos pueden experimentar. Pero ver una orca blanca, un espécimen único, entre una vaina entera, es aún más especial.

El lunes 13 de abril, Scott Griffin y su familia pudieron experimentarlo en carne propia cuando una manada de orcas, incluida una de color gris pálido, visitó Case Inlet, cerca de su casa en Allyn, en el estado de Washington.

Para tener una mejor vista, el joven voló su drone y captó las imágenes más sorprendentes del único mamífero pálido nadando con sus compañeros. Gracias a su coloración, el animal pudo ser muy visible bajo el agua, a pesar de la altura del drone.

El animal es un macho joven nacido en 2018 cuyo nombre es Tl’uk, una palabra de Coast Salish que significa «luna brillante».

Howard Garrett, representante Orca Network, también logró fotografiar a la extraña ballena recientemente y contó que: “Se destaca. No sé si hay algo diferente en él o su familia. Parece ser del tamaño adecuado para su edad, y viajar con ellos, comportamiento perfectamente normal. Pero seguro brilla y mucho” .

Garrett vio la ballena el 7 de abril en el puerto de Holmes en Whidbey Island, aunque la familia de las ballenas rara vez se ve en las aguas locales. Por lo general, pasan su tiempo al norte de las islas de San Juan.

Rare White Orca Spotted In Puget Sound | News Break

La orca está clasificada como una ballena gris transitoria y es la segunda ballena de su tipo en ser vista en el Mar de Salish.

Sin dudas, esta será una experiencia que sus testigos no olvidarán jamás. Y es que hay cierta cualidad mística que se produce en ese encuentro único con los animales en plena libertad.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Nadar con Orcas en libertad: conoce cómo es esta experiencia en Noruega

Vivimos en un mundo donde lamentablemente aún existen lugares de entretenimiento a costa de la libertad de animales (o incluso de su vida). Por suerte estos zoológicos o parques temáticos en los que los visitantes pagan por ver, sacarse una foto o montar animales son cada vez menos frecuentados por visitantes. Incluso en muchos casos su “finalidad” o forma de ofrecer espectáculos y actividades está cambiando gracias a la conciencia de los turistas que eligen ser responsables en la elección de sus actividades.

Hay algo que es real: el asombro por la belleza de los animales nos seguirá sorprendiendo siempre. La sensación de tenerlos cerca y poder verlos en libertad es realmente única, por lo tanto el anhelo de poder vivir algo así estará siempre latente.

Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *