¿Cómo era el Partenón (Atenas) antes de ser destruido?

Reconstruccion-del-partenon
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Esta obra maestra de la arquitectura griega ,fue mandada construir, entre 447 y 432 a.C., por Pericles, importante e influyente político y orador ateniense en los momentos de la edad de oro de la ciudad.

Su madre se llamaba Agarista, y descendía de la familia de los Alcmeónidas. Fue el principal estratega de Grecia , dedicado y construido en honor y gloria de la diosa Atenea formaba parte de los doce dioses olímpicos.Diosa de la guerra, de la civilización, de la sabiduría, de las artes, de la justicia y de la habilidad.La mayoría de los grandes templos fueron reconstruidos bajo el liderazgo de Pericles durante la Edad Dorada de Atenas (460-430 a. C.).

Durante el siglo V a. C., la Acrópolis adoptó su forma definitiva .Una roca plana, que se eleva por encima de la ciudad de Atenas, forma los cimientos de los exquisitos templos de la Acrópolis, incluyendo el famoso Partenón.

Durante milenios la humanidad ha vivido y adorado en este sitio único. Pero, ¿cómo lo construyeron los antiguos griegos y qué lo mantiene en pie hasta hoy?

La Acrópolis de Atenas puede considerarse la más representativa de las acrópolis griegas. La acrópolis era, literalmente, la ciudad alta y estaba presente en la mayoría de las ciudades griegas, con una doble función: defensiva y como sede de los principales lugares de culto.

La de Atenas está situada sobre una cima, que se alza 156 metros sobre el nivel de mar. También es conocida como Cecropia en honor del legendario hombre-serpiente, Cécrope, el primer rey ateniense. La entrada a la Acrópolis se realiza por una gran puerta llamada los Propileos. A su lado derecho y frontal se encuentra el Templo de Atenea Niké. Una gran estatua de bronce de Atenea, realizada por Fidias, se encontraba originariamente en el centro. A la derecha de donde se erigía esta escultura se encuentra el Partenón o Templo de Atenea Partenos (la Virgen). A la izquierda y al final de la Acrópolis está el Erecteión, con su célebre stoa o tribuna sostenida por seis cariátides.

En la ladera sur de la Acrópolis se encuentran los restos de otros edificios, entre los que destaca un teatro al aire libre llamado teatro de Dioniso, donde estrenaron sus obras Sófocles, Aristófanes y Esquilo. El Museo de la Acrópolis “restaura” digitalmente los frisos del Partenón con sus colores originales. Placas del templo del Partenón, que una vez estuvieron coloreados en tonos brillantes, han sido «restaurados’’ a su estado original a través del uso de imágenes digitales en 3D.Se intenta conseguir el aspecto original con los colores que pudieron tener en su día , las figuras de los frisos del templo .

¿Cómo fue posible que la pintura se pudiera adherir a la superficie marmórea del Partenón? .

Se hacía utilizando cera de abeja y almáciga (una resina que se obtiene por medio de incisiones o raspaduras en la corteza del lentisco, árbol de la familia de las terebintáceas que se puede encontrar en las zonas costeras de los países mediterráneos. ), usando plantillas , calentando el mármol y sellando y unificando la cera sobre el mármol , lo que producía la adherencia de las escenas pintadas.En el año 480 a. C. la ciudadela de Atenas fue arrasada por los persas y destruyeron el antiguo Partenón. Treinta y tres años después Pericles encargó a su amigo Fidias la construcción de un nuevo templo, inaugurándose durante el festival de las Panateneas en 438 a. C.

Pocos monumentos históricos han sobrevivido el paso del tiempo y el Partenón es uno de ellos. Los ataques que ha sufrido son numerosos: el dominio romano; el terrible incendio del siglo III d. C; la llegada del cristianismo a finales del s. IV prohibiendo el culto a los dioses paganos. Convertido en iglesia bizantina, después católica y al final mezquita, se conservó casi intacto hasta que sufrió el acto más terrible y vil, el que lo dañó irremediablemente: el bombardeo veneciano de 1687.

Breve historia del Partenón

Dedicado a la diosa Atenea Partenos («virgen»), el Partenón fue construido hace más de 2400 años bajo la supervisión de Fidias, uno de los mejores arquitectos de la antigua Grecia. Era una obra impresionante por sus templos: se dice que costó lo mismo que una flota de 700 barcos. En su interior había una colosal estatua de la diosa cubierta de marfil y de una tonelada de oro, además de muchas otras esculturas y bajorrelieves en el frontón y a lo largo de todo su perímetro: muchos de los originales pueden verse en el Museo de la Acrópolis, en una planta dedicada en exclusiva.

De templo a iglesia y a mezquita

El Partenón fue el centro de culto de Atenas durante casi mil años, después en el siglo VI se convirtió en una iglesia cristiana y en el XV los otomanos lo transformaron en una mezquita,con minarete incluido. Su estructura permaneció intacta hasta un fatídico día de septiembre de 1687, cuando un disparo de cañón de los venecianos que asediaban la ciudad dio en un polvorín que había en su interior y provocó el desmoronamiento de los muros centrales y de muchas columnas.

El secreto de su perfección

El secreto de su perfección está en algunas «ilusiones» ópticas casi imperceptibles, pero que dan una sensación de armonía a quien lo observa: la curva de la base, la ligera barriga de las columnas…Cada uno de los elementos del Partenón es único, y en una sola posición el conjunto es perfecto. ¿Y sabíais que el Partenón estaba pintado de azul, rojo, verde y dorado? Trata de imaginar lo espectacular que debía de ser hace dos mil años.

Curiosidades del Partenón

El Partenón se realizó en mármol blanco aunque había varias partes pintadas en colores vivos y brillantes. Si te fijas, se trata de un templo rectangular rodeado de columnas. También había muchas zonas decoradas con esculturas en relieve en las que se representaban temas como las luchas de gigantes o centauros y escenas mitológicas en las que los dioses eran los protagonistas.

Ahora, imagina que estás a los pies de un rascacielos. Normalmente, cuando nos situamos cerca de un edificio de gran tamaño y miramos hacia arriba nos da la sensación de que está un poco deformado o incluso parece que se va a caer  ¿verdad? Esto es una ilusión óptica.

¿Qué tesoro escondía el Partenón?

El Partenón se concibió para albergar en su interior la enorme estatua de Atenea, esculpida al igual que las esculturas y relieves del templo, por el propio Fidias, quien está considerado como el mejor artista de la época clásica. Estaba hecha de bronce, oro y marfil . Medía 12 metros, así que por este motivo la sala central del Partenón se hizo más grande de lo que era habitual en los templos de la época. La imponente figura estaba de pie sobre un pedestal y tenía un pequeño estanque a sus pies ¡Todo el que entraba se quedaba sobrecogido al verla!

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *