Decoró tan bien su casa por Halloween que vecinos denunciaron a la policía para corroborar que no sea un hecho real

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En vísperas de un nuevo 31 de octubre, fecha emblemática en algunos países como Estados Unidos para celebrar la “noche de brujas” o Halloween, muchas familias se disponen a un ritual que hemos apreciado infinidad de veces en tramas de series y/o películas: la decoración de casas, negocios y cualquier tipo de escaparate que resulte útil para la temática.

Calabazas, murciélagos, representaciones de muertos y fantasmas son algunos de los infaltables en la ambientación. O al menos así lo hacen cientos de familias americanas. Sin embargo, un vecino de la ciudad de Dallas, en el estado de Texas, decidió llevar el espíritu de la fecha a otro nivel con una escalofriante instalación. 

Se trata de Steven Novak, un artista visual que se propuso sembrar terror con su propuesta: la escena muestra un hombre asesinado por una motosierra, otro asesinado por una caja fuerte que cayó en su cabeza, uno más con un cuchillo en el cráneo, un aparente cadáver en una bolsa y, a su vez, una carretilla con extremidades amputadas. Por supuesto, todas ellas figuras expulsando sangre que se esparce sobre la vereda y el césped.

Decoró tan bien su casa por Halloween que vecinos denunciaron a la policía para corroborar que no sea un hecho real
Decoró tan bien su casa por Halloween que vecinos denunciaron a la policía para corroborar que no sea un hecho real
Halloween

De hecho, tan bien ha recreado la escena, que algunos vecinos que pasaron cerca no pudieron evitar el morbo de la situación; otros, impactados por la sangrienta imagen denunciaron a la policía para que efectivos se hicieran presentes en el lugar para inspeccionarla y constatar de que no se trataba de algo verídico:

Durante estos últimos días he recibido la visita de la policía dos veces para preguntarme si la sangre y los cadáveres eran míos. A pesar de que han reconocido que les encanta, me han dicho que vienen a casa por orden del sargento”

Steven Novak en diálogo con The Dallas Observer

En diálogo con el diario local Dallas Observer, Steven detalló: “siempre he estado haciendo travesuras como fantasmas voladores o esculturas de nieve de 2 metros de altura de mí mismo, así que si iba a hacer Halloween, era obvio que debería ser hiperreal”. Además, el artista informó que para lograrlo decidió disponer de maniquíes y unos 75 litros de sangre ficticia en el frente de su vivienda.

Sin embargo, a pesar de que muchos mostraran su fascinación con el resultado, Steven pareciera no haber quedado del todo conforme: “Creo que podía haber usado más sangre y cadáveres”, indicó el estadounidense y dejó entrever que ya se pondrá manos a la obra para la celebración del próximo año.

Si quieres conocer más curiosidades sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO