Día de la Pachamama: por qué se festeja y cuáles son sus populares ritos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Todos los 1° de agosto, pueblos y comunidades aborígenes de América Latina celebran el Día de la Pachamama rindiendo culto, como su nombre indica, a la gran Pachamama.

Según la creencia de comunidades quechuas originarias de localidades peruanas, bolivianas y del nordeste argentino, la Pachamama es la deidad que representa a la Madre Tierra. Estudiando la composición de este nombre, los nativos aseguran que el término Pacha representa universo, mundo, tiempo, lugar; y en el caso de Mama, su significado refiere a madre.

Por lo tanto, su celebración ya indica una tradición muy arraigada en los pueblos andinos. Por ejemplo, en el caso de la provincia de Jujuy, al noroeste de Argentina, por disposición de la Ley Nacional N° 26.891, la ciudad fue declarada “Capital Nacional de la Pachamama“. Y representa una festividad tan importante para los locales que en Jujuy oficializaron un asueto provincial administrativo y escolar en todos sus niveles.

La Pachamama, entonces, protege a las personas y las “acompaña” a vivir como resultado de todo lo que ofrece: agua, aire, sustento. Las personas, en efecto, deben administrar los recursos de la Pachamama y rendirle tributo como agradecimiento:

Alimentar la tierra que nos alimenta

El ritual imprescindible en todos los pueblos originarios andinos indica preparar una olla de barro y enterrarla en algún rincón cercano a un hogar. Alrededor, se disponen ofrendas que representan los frutos de la tierra. Por lo que el rito indica también un gesto de agradecimiento: devolver a la tierra todo lo que brinda a diario para la producción regional. El objetivo de esta actividad dispone pedir a la Pachamama, entre otras cosas, la maduración de los frutos, que se multiplique el ganado y que los viajeros cuenten con amparo divino.

Tomar caña con ruda

El ritual establece que, cada vez que el almanaque indique 1° de agosto, quienes quieran homenajear y celebrar el Día de la Pachamama pueden preparar caña con ruda para tomar en ayunas.

¿La razón? Hay integrantes de las comunidades ancestrales que han proliferado el mensaje de que beber caña con ruda es un gran aliado para prolongar la vida, ahuyentar la mala suerte y los malos augurios, fomentando así la alegría y espontaneidad en las personas. A su vez, las hojas de ruda han servido como ingredientes naturales de la medicina ya que su ingesta contiene efectos positivos para el organismo como en el aparato digestivo y circulatorio.

Esta iglesia argentina fue construida con una torre trunca y el verdadero por qué emociona a todos

La Iglesia de los Capuchinos está situada en Nueva Córdoba, uno de los barrios más importantes de Córdoba. Su construcción fue finalizada en el año 1934, y aunque su fachada pareciera indicar que falta una parte, la ausencia de la torre tiene un por qué. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un drone logra registrar impactantes imágenes del cráter de Darzava, conocido como “la puerta del infierno”

Se trata de un impactante pozo situado en el desierto de Karakum, a unos 240 kilómetros de Ashgabat, la capital de Turkmenistán. Entre las principales características que destacan a este “cráter de Darvaza” o también identificado como “la puerta del infierno” es su capacidad de alcanzar una temperatura superio a 1.000 grados centígrados.

Se trata de un campo de gas natural colapsado en una caverna subterránea. A juzgar por la sorprendente vista que ofrece, se ha convertido en una atracción turística popular y convocante: desde el año 2009, se estima que al menos unos 50.000 turistas visitan el lugar.

Cabe destacar que poco se sabe aún con precisión sobre los motivos que llevaron a la formación de este cráter que mide unos 69 metros de ancho y unos 30 metros de profundidad. No obstante, una de las teorías más conocidas es que fue provocado a partir de excavaciones que unos geólogos soviéticos realizaron en Turkmenistán en el año 1971 con la intención de sustraer gas natural.

Al parecer, la cueva se “devoró” todos los equipos con los que trabajaban, y con el riesgo de que se encontraba llena de gas natural, los geólogos decidieron prender fuego para evitar la intoxicación de humanos y animales. Curiosamente y pasadas las décadas, el cráter sigue ardiendo.

la puerta del infierno
“La puerta del infierno”, así es como se conoce a este cráter que puede alcanzar unos 1.000 grados de temperatura.
la puerta del infierno

Hace unos meses, el fotógrafo italiano Alessandro Belgiojoso logró capturar por primera vez imágenes inéditas de este lugar desde el aire, obteniendo perspectivas más que escalofriantes gracias a su drone:

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Me encantó ♥️😍🤞🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO