Día Mundial de las Playas: una celebración particular que prioriza jornadas de concientización y limpieza de las costas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Desde el año 1986, y a partir de una decisión impulsada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se celebra en todo el planeta el “Día Mundial de las Playas“.

El propósito fundamental ante la declaración de esta fecha es concientizar y sensibilizar a la ciudadanía sobre la defensa de la naturaleza y en particular sobre el cuidado de las playas. El Centro de Conservación Marina de los EEUU se mostraba en alerta sobre la necesidad de concientizar a la población mundial para evitar una catástrofe ecológica marina.

En cuestión de números, cada año se generan aproximadamente 8 millones de toneladas de basura que son desechadas en el mar. Aunque suene difícil de creer, esta cifra equivale a un total de 200 kilos de basura por segundo.

Por eso, en varios países este día mundial está destinado a la realización de jornadas de reflexión sobre el impacto que estamos generando en el medio ambiente. A su vez, ambientalistas y ciudadanos por igual se unen tomando consciencia de sus playas y haciendo limpieza de las costas.

Esta medida ha generado que, por ejemplo, en Estados Unidos se impulsara y lleve a cabo la iniciativa de celebración del “Día Internacional de la Limpieza de las Costas“. En el caso de Australia, han implementado el programa “A limpiar el Mundo“; y en Venezuela, la Fundación por los Derechos Humanos y de la Naturaleza creó un programa nombrado como “Playas para la vida“, donde se realizan a su vez actividades científicas y relevamiento tanto de playas marítimas como fluviales.

En efecto, ya han comenzado a realizarse jornadas especiales de recolección de desechos. Así fue en Playa Waikiki, situada en el municipio de Puerto Cabello, Venezuela:

Pequeñas acciones generan grandes cambios” rezan algunas de las convocatorias oficiales en los distintos puntos balnearios del mundo. Motivo por el cual, habrá lugares que lleven a cabo el tercer domingo de este mes de septiembre la celebración del Día de las Playas con eventos de recolección de residuos.

Así fue como nació también “World Cleanup Day“, un movimiento mundial sin fines de lucro que se ha unido para limpiar al mundo de los residuos. Este próximo 21 de septiembre, organizaciones, empresas e individuos se aliarán para limpiar bosques, lagos, playas, océanos y comunidades de la basura mal administrada. Esta movida ha generado más de 17 millones de personas durante el 2018, y se espera que para la edición de este 2019 participen más de 150 países en todo el mundo.

Regala un porro de marihuana a cada turista que le lleve un balde lleno de basura de la playa

A Marian Erbach se le ocurrió una idea que pensó que a muchas personas las iba a incentivar a juntar basura, y así ayudar al medioambiente. El hombre, que vive en Jamaica, decidió regalar un cigarrillo a cada persona que le llevara un balde de basura lleno (la condición es que la hayan juntado en la playa).

Harto de ver las playas cubiertas de basura y plástico, lo que Marian quiere dejar en claro es que simplemente se trata de un intercambio de regalos, no de una transacción (sino sería algo ilegal).

En un principio, Marina armó 50 cigarrillos, lo que equivale a 56 gramos de marihuana. Te estarás preguntando: ‘¿por qué tan específico?’. Bueno, hay un método en su locura de genio, porque él sabe que, según la ley jamaicana, 56 gramos es la cantidad máxima de cosas que una persona puede llevar sin que lo arresten o tenga graves problemas. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
everest

Científicos encontraron una sorprendente cantidad de microplásticos en el Everest

La subida al Monte Everest puede parecer un lugar poco probable para encontrar depósitos de microplásticos, pero los científicos han hecho precisamente eso.

Las muestras recolectadas de la montaña más alta del mundo tienen muchos microplásticos presentes y la causa es inesperada.

Los microplásticos se encontraron más alto que nunca en la Tierra cuando se recolectaron muestras del Balcón del Monte Everest, que se encuentra a 8.440 metros sobre el nivel del mar. Fibras de poliéster, acrílico, nailon y polipropileno se encontraron en la montaña, así como en las áreas circundantes, y parece deberse a la ropa de montañismo de alto rendimiento que utiliza los materiales.

Algunos creen que elementos más grandes podrían haber desprendido estos materiales durante el ascenso, mientras que otros piensan que los fuertes vientos pueden haber llevado el material desde niveles más bajos. De cualquier manera, cuando se recolectaron las 19 muestras de grandes alturas en abril y mayo, como parte de National Geographic y Rolex’s Perpetual Planet Everest Expedition, los microplásticos estaban presentes.

La concentración más alta se encontró en el Campo Base, con 79 fibras microplásticas por litro de nieve en las muestras. Esto preocupa a los investigadores, ya que los microplásticos dañan los ecosistemas.

Las muestras fueron estudiadas por la Universidad de Plymouth, y en un comunicado de prensa, el profesor Richard Thompson, quien es jefe de investigación de basura marina, contextualizó la información:

Desde la década de 1950, los plásticos se han utilizado cada vez más en todo tipo de productos debido a su practicidad y durabilidad. Sin embargo, son esas cualidades las que, en gran parte, están creando la crisis ambiental global que estamos viendo hoy.

Ahora existe un reconocimiento mundial de la necesidad de tomar medidas, y el propio Nepal impone regulaciones sobre las expediciones de escalada para tratar de frenar los problemas ambientales creados por los desechos.

Este estudio y nuestra investigación continua solo enfatizan la importancia de diseñar materiales que tengan los beneficios de los plásticos sin el legado duradero y dañino.

Está claro que se deben realizar cambios en la forma en que usamos los materiales, ya que los microplásticos comienzan a impactar en nuestras montañas más grandes, que son difíciles de alcanzar. Sin embargo, aún está por verse si las empresas y los gobiernos comenzarán a realizar cambios sustanciales.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO