in

¿El cambio climático puede ser un factor que provoque mayores accidentes aéreos? Hablamos con expertos sobre ello

Cindy Fernández, meteoróloga del Departamento de Prensa del Servicio Meteorológico Nacional y Nicolás Rivabén, especialista en meteorología aeronáutica, mantuvieron una entrevista con Intriper sobre la importancia de un buen diagnóstico en el pronóstico para el desarrollo de actividades como la aviación y aseguran: “La meteorología es crucial para la aeronáutica porque impacta en todo el proceso del vuelo”.

Se afirma que en los próximos años los vuelos serán más peligrosos. De hecho, en Sudamérica se han registrado turbulencias severas. Por ejemplo, el año pasado un avión de Latam tuvo que aterrizar de emergencia en Ezeiza por una tormenta de granizo.

¿Hay investigaciones trabajando sobre el cambio climático y su incidencia en el peligro de los vuelos?

Es muy posible que el aumento de incidentes se deba a que también han aumentado significativamente el número de vuelos y su exposición a fenómenos meteorológicos significativos. Se debe tener en cuenta que las investigaciones de incidentes/accidentes aéreos las realiza la Junta de Accidentes de Aviación Civil en la que el SMN trabaja de manera estrecha con el objeto de mejorar la seguridad operacional.

A modo informativo, las aeronaves comerciales vuelan en crucero por lo general entre 10 y 12 km de altura con velocidad en torno a 900km/h aprox. Lamentablemente las tormentas en Argentina suelen tener topes en torno a 15 km o más, por lo que no siempre pueden evitarlas volando por encima como en otros lugares como Europa pero sí cuentan con la información para rodearlas. Las aeronaves comerciales modernas poseen un radar de abordo que permite detectarlas y realizar cambios en vuelo para evitarlas, comentó Cindy Fernández a este medio.

“El SMN realiza un seguimiento de sistemas convectivos y genera alertas meteorológicos especializados para la aeronáutica conocidos como “SIGMETs”, con el objeto de alertar a tránsito aéreo, despachantes y pilotos la ocurrencia de fenómenos peligrosos para la navegación aérea” confirmaron a Intriper.

Un nuevo estudio conducido por la Universidad de Reading ha calculado que el cambio del clima aumentará perceptiblemente la cantidad de turbulencia severa mundial para 2050-2080. La turbulencia severa implica fuerzas más fuertes que la gravedad, lo sucientemente fuertes como para que pasajeros y equipaje sean expulsados de sus emplazamientos en una cabina de avión.

Seated passengers in aeroplane cabin, rear view (multiple exposure)

Paul Williams, profesor de Ciencias Atmosféricas en la Universidad de Reading, dirigió la nueva investigación. “La turbulencia del aire está aumentando en todo el mundo, en todas las estaciones y en múltiples altitudes de crucero. Este problema sólo va a empeorar a medida que el clima sigue cambiando. Nuestro estudio destaca la necesidad de desarrollar mejores pronósticos de las turbulencias, lo que podría reducir el riesgo de lesiones a los pasajeros y reducir el costo de las turbulencias para las aerolíneas”.

¿Cuáles son los protocolos en los aeropuertos para verificar las condiciones climáticas para volar?

Los protocolos en los aeropuertos ante contingencias meteorológicas los realiza el concesionario del aeropuerto y/o el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuerto (ORSNA). También existen protocolos relacionados por actividad eléctrica sobre el aeropuerto, en el cual el prestador de servicios para la navegación aérea EANA SE, operadores de rampa y las expendedoras de combustible poseen protocolos propios. En todos los casos, el SMN brinda asesoramiento como prestador de servicios meteorológicos y como autoridad meteorológicas en la ejecución de dichos procedimientos.

¿Cree que muchos pasajeros ignoran la importancia un buen pronóstico o lo que puede llegar a pasar si un avión despega con condiciones no seguras?

La meteorología es crucial para la actividad aeronáutica, ya que impacta: en el despacho del vuelo, en el acceso de la tripulación a la aeronave, en las operaciones de rampa (carga de maletines, combustible), en ascenso y descenso de pasajeros (en aeropuertos sin manga), en el despegue y aterrizaje (momento crítico del vuelo) y en ruta (volando a velocidad de crucero).

Normalmente, las demoras de un vuelo no están asociadas a meteorología, sino por otros factores como a nivel operaciones de la empresa o gremiales. Si bien, la tecnología ha permitido que la mayoría de las aeronaves comerciales puedan volar más alto y con menos turbulencia, no siempre es posible evitar ciertos fenómenos.

La mayoría de las demoras relacionadas con meteorología se refieren a la actividad eléctrica como los rayos, dado que no se puede realizar operaciones de rampa ni carga de combustible en presencia de estos fenómenos.

¿Cuáles pueden ser los cambios más visibles de la contaminación y calentamiento global?

Hay múltiples estudios realizados en nuestro país que detallan los cambios en el clima que se observaron en las últimas décadas. Estamos viendo un mayor flujo de agua, un aumento de las lluvias fuera de las estaciones, problemas en el suelo, sequías extremas y impactos en la agricultura productiva y hasta en la salud.

Algunas de las consecuencias observadas a causa del cambio climático son:

En el periodo 1960-2010 se observó un aumento de la temperatura media en la mayor parte de la Argentina, de alrededor de 0,5°C, llegando a superar 1°C en algunas zonas de la Patagonia, y registrándose un aumento de los días con olas de calor y una reducción en el número de días con heladas.

En lo que respecta a precipitaciones, se observaron aumentos en el este del país ocasionando mayor frecuencia de inundaciones de gran impacto socio-económico. Para el resto del Siglo XXI, se proyectan aumentos en la frecuencia de eventos de precipitaciones intensas. Se observó una disminución de las precipitaciones en la zona cordillerana y una disminución de los caudales de los ríos cuyanos.

Se prevé la aceleración de los procesos de desertificación con menor eficiencia del uso del agua por parte de los sistemas ecológicos, disminución de la capacidad productiva, pérdida de suelo y de nutrientes, y corrimiento o reducción de la distribución geográfica de algunas especies.

Casi todos los glaciares de los Andes patagónicos entre los 37° S y 55° S han estado retrocediendo durante las últimas décadas. Cabe destacar que son esperables mayores cambios en la composición y dinámica de los ecosistemas de la región debido a la ocurrencia de períodos de sequía más intensos y/o prolongados.

Con relación a la costa marítima del país, donde se realizan numerosas actividades que la convierten en un sistema altamente dinámico, el cambio climático podría afectar debido al aumento de la temperatura del agua, los cambios en la circulación de las corrientes marinas y el ascenso del nivel medio del mar.

A grandes rasgos, gran parte de esto se puede explicar por el aumento en las concentraciones de gases de efecto invernadero, que favorecen el aumento de la temperatura global. Aire y océanos más calientes aumentan la evaporación y aceleran algunos ciclos naturales que ocurren en la atmósfera, como el ciclo del agua, y eso impacta sobre la variabilidad de las lluvias. Ayuda a que tengamos lluvias cada vez con mayor intensidad y que ocurran con mayor frecuencia.

¿Qué desafíos tiene la meteorología frente a las catástrofes naturales?

Normalmente se nos conoce como meteorólogos, pero nuestro título es Lic. en Ciencias de la Atmósfera, lo que nos convierte en profesionales para intervenir científicamente en todos aquellos asuntos vinculados con el medio ambiente, específicamente sobre la componente aire de ese medio. Los especialistas de esta disciplina no sólo alertan sobre los cambios en el clima y colaboran en recobrar el equilibrio perdido, también intervienen en muchas instancias de gran relevancia económica para el país como la agricultura, la ganadería, los recursos hídricos, las industrias más variadas o la producción de energía, la planificación de las ciudades, la salud, entre otras. Además, los meteorólogos son los científicos que realizan el famoso pronóstico del tiempo a través del análisis de datos, modelos numéricos e imágenes satelitales con el fin de hacer previsible y mejorar el rendimiento de las actividades humanas.

La meteorología y sus instituciones tienen un rol fundamental en lo que respecta al cambio climático. Los servicios meteorológicos implementan medidas vinculadas con las tareas que pueden favorecer la adaptación del cambio climático. Existen tres medidas fundamentales en las que es importante invertir para atenuar los impactos del cambio climático: ampliación de  redes de monitoreo y observación, fortalecimiento de los sistemas de alerta temprana y fortalecimiento de los servicios climáticos

Estados Unidos envía cazadores de tormentas a la Argentina por ser un “laboratorio natural de climas extremos”

Científicos de Estados Unidos, junto a investigadores locales de organismos públicos y de educación, realizarán un profundo estudio en la región centro del país, considerada “un verdadero laboratorio natural que concentra fenómenos meteorológicos únicos para un mismo territorio”, según afirman los especialistas.

La misión de los investigadores estadounidenses, que contarán con la colaboración de expertos locales, busca echar luz sobre cómo se producen las grandes tormentas que incluyen granizo, vientos huracanados, lluvias torrenciales e incluso tornados mortales, fenómenos que pueden tener impactos catastróficos. El fin de trabajo, en definitiva, servirá para mejorar los pronósticos climáticos a nivel mundial.





Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

#MeToo llegó a México: 73% de las mujeres sufrieron acoso sexual

Nace la primera línea mexicana de cruceros de lujo: Vidanta Cruises