Encontraron ‘la máscara’ en la base de una antigua pirámide en México

la mascara
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Una máscara de 2.000 años no muy diferente a la que usó Jim Carrey en La máscara fue encontrada dentro de una antigua pirámide en México.

El sorprendente descubrimiento fue realizado por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) después de que se abrieron paso dentro de la Pirámide del Sol, ubicada en la ciudad mexicana de Teotihuacan y construida alrededor del año 100 d.C.

Los investigadores pudieron acceder al nivel de la roca madre de la pirámide a través de un túnel de 115 metros de largo que había sido creado por arqueólogos en la década de 1930. Una vez allí, descubrieron una variedad de tesoros que incluyen cerámica de barro, tres figuras humanas serpentinas y la misteriosa máscara verde.

Según Live Science, los investigadores que descubrieron la máscara en 2011 creen que puede haber sido un retrato, lo que sugiere que en realidad no era una máscara mágica que transforma al usuario, como Carrey, en un superhéroe maníaco y caricaturesco. Aunque con solo especulaciones de nuestro lado, eso no quiere decir que sus creadores no esperaran tal resultado.

Como los elementos, que también incluían huesos de animales y piezas de obsidiana, se encontraron en el nivel inferior de la pirámide, se cree que formaron ofrendas para marcar el inicio de la construcción de la estructura.

Mascara

Pérez Cortez, investigador del Centro INAH de Zacatecas, dijo en un comunicado: «Sabemos que [las ofrendas fueron] depositadas como parte de una ceremonia de dedicación».

Los hallazgos se produjeron como parte de los esfuerzos de excavación de varios años en la Pirámide del Sol, que es el edificio más grande de Teotihuacan. Los arqueólogos han creado docenas de agujeros y una serie de túneles en busca de ofrendas y entierros como los que se encuentran en la parte inferior de la pirámide, y los hallazgos también incluyen siete entierros humanos que son anteriores a la estructura.

El estilo realista de la máscara resultó ser un hallazgo notable ya que los arqueólogos tienen poco conocimiento sobre las personas que construyeron Teotihuacan. La estructura más grande recibió el nombre de La Pirámide del Sol de los aztecas, quienes visitaron la ciudad siglos después de que fuera abandonada, aunque su nombre original sigue siendo desconocido.

Teotihuacan se encuentra a menos de 50 kilómetros de la Ciudad de México y su esplendor fue entre el año 100 a. C. y 650 d.C., según National Geographic.

George Cowgill, arqueólogo de la Universidad Estatal de Arizona y beneficiario de la National Geographic Society, explica: “Era la ciudad más grande del hemisferio occidental antes del 1400. Tenía miles de complejos residenciales y decenas de templos piramidales … comparables a las pirámides más grandes de Egipto «.

Se dice que Teotihuacan sostuvo una población de cien mil habitantes, aunque se sigue debatiendo exactamente quién construyó la ciudad.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *