Estudiantes mexicanos desarrollan algoritmo para acabar con la crisis del sargazo en el Caribe mexicano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Buenas noticias: estudiantes y académicos de la UNAM desarrollaron un algoritmo capaz de detectar de manera temprana el sargazo y darle seguimiento desde África hasta América.

Los integrantes del equipo “Sargassum Busters” compitieron contra más de 50 jóvenes de ocho ciudades francesas, en el Campus Mondial de la Mer, en Brest, considerado uno de los más importantes en Europa en el estudio de los océanos.

Gracias a esta investigación, obtuvieron el primer lugar del certamen internacional Ocean Hackathon, realizado en Francia.

¿Cómo funciona?

El algoritmo utiliza las imágenes de Sentinel-2, un satélite de la Agencia Espacial Europea, para detectar con mayor precisión la presencia de la macroalga en la superficie marina.

Con esta herramienta se hace posible rastrear el desplazamiento del sargazo y profundizar sobre las posibles causas de su crecimiento en las playas mexicanas durante los últimos años. Así lo explicó Héctor V. Ramírez Gómez, estudiante del doctorado en Ciencias Bioquímicas del IBt y miembro del equipo.

“Podría establecer una alerta temprana para evitar su llegada masiva a las costas y el consecuente deterioro ecológico y económico que conlleva”, dijo Ramírez Gómez.

Su invento acaba de obtener el primer lugar del certamen internacional Ocean Hackathon, realizado en Francia (Foto: Cuartoscuro)

El algoritmo para la detección satelital del sargazo fue propuesto por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), dada la necesidad de un sistema más preciso de detección y de alerta temprana de esta macroalga.

Luego de obtener el primer lugar en Francia, los integrantes del equipo (siete miembros de la UNAM y dos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla) fueron invitados al All-Atlantic Ocean Research Forum, a celebrarse en febrero en Bruselas, y donde presentarán su proyecto.

El equipo también ha ganado diversos certámenes en México (Foto: UNAM)

“Sargassum Busters” está integrado por Liliana Hernández Martínez y Crhistian Alejandro Benítez Abarca, de la Facultad de Ciencias; Juan Claudio Toledo Roy, del Instituto de Ciencias Nucleares; Héctor Vicente Ramírez Gómez, del IBt; Uriel de Jesús Mendoza, del Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra del Instituto de Geografía; María Elena Osorio Tai y Griselda Berenice Hernández Cruz, profesoras de carrera de la Facultad de Ingeniería; y por Julio González Quintero y José Alfonso Gómez Coeto, de la BUAP.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Buenísimoooo

A post shared by Intriper (@intriper) on

Quintana Roo libre de sargazo estos días, según autoridades mexicanas

Las playas de Cancún y las de la costa caribeña de la península mexicana de Yucatán ahora están libres de sargazo, según el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Joaquín dijo que no ha habido un resurgimiento significativo de las algas en las últimas semanas, según informó el Mexico News Daily.

“Estamos esperando más infraestructura, más barcos, más barreras que funcionen en coordinación con la marina, lo que ha dado buenos resultados hasta ahora”, dijo.

Las playas de Cancún y las de la costa caribeña de la península mexicana de Yucatán ahora están libres de sargazo, según el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Joaquín dijo que no ha habido un resurgimiento significativo de las algas en las últimas semanas, según informó el Mexico News Daily.

“Estamos esperando más infraestructura, más barcos, más barreras que funcionen en coordinación con la marina, lo que ha dado buenos resultados hasta ahora”, dijo.

Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO