in

Jamaica está viviendo un boom en el ‘turismo de marihuana’

Photo by Grav on Unsplash

Jamaica siempre ha sido un destino muy elegido por los amantes del cannabis debido a las leyes que hay en ese país. Pero cada vez, se ve más y más el interés de los turistas por visitar la isla y adentrarse en el ‘turismo de la marihuana’, porque si bien no es legal, los castigos son muy leves.

La legalización de la marihuana recreativa en Jamaica es algo que puede ocurrir en cualquier momento, y cuando eso suceda na gran cantidad de operadores turísticos centrados en la marihuana competirán por las licencias para vender legalmente viajes experienciales centrados en el cannabis, y sus lazos históricos y religiosos con el país de Jamaica.

Según Rolling Stone, “el cannabis para usos médicos, científicos o terapéuticos es legal para empresas con licencia o para pacientes con una nota del médico. Los extranjeros en Jamaica pueden obtener rápidamente la aprobación de un médico local, o bien usar una recomendación médica válida sobre la marihuana de su país o país para comprar cannabis de un negocio legal”.

Leaf

Conforme a la Ley de Drogas Peligrosas enmendada de Jamaica, la posesión de 56 gramos o menos de cannabis ya no se considerará un delito por el cual una persona puede ser arrestada, acusada y juzgada en un tribunal y no dará lugar a antecedentes penales.

Según el Jamaica Observer, Kaya Farms, hogar del primer dispensario de cannabis medicinal legal de Jamaica, celebró su gran inauguración el 10 de marzo del año pasado. Kaya Farms y sus empresas hermanas, Kaya Herbhouse, Kaya Spa, Kaya Cafe y Kaya Tours, ofrecen una variedad de servicios para jamaiquinos y turistas, incluida la venta de marihuana con fines medicinales y terapéuticos, según el informe.

Por otro lado, Island Strains abrió sus puertas a principios de septiembre del año pasado en Gloucester Avenue. Se ha convertido en el lugar que todos quieren visitar, ya que cuenta con “Lounge 2727”, una habitación para fumadores, un área para consultas con un médico y una terraza junto al mar y un bar.

Camino a la legalización

Cannabis sativa L.

Durante la Masacre de Coral Gardens de 1963, el gobierno reprimió a los rastafaris, metiendo a más de 400 personas en la cárcel. Después del incidente, ahora conocido como ‘Bad Friday’, el gobierno estableció sentencias mínimas obligatorias por posesión de incluso la menor cantidad de marihuana, dice el miembro del parlamento y ex ministro de justicia Mark Golding. El mínimo para la posesión simple era de 18 meses, y cinco años para delitos como el cultivo y el trato. Varias figuras, como Bunny Wailer, fueron atacadas por estas leyes durante los años sesenta.

Hasta el año 2015, cuando Jamaica despenalizó la posesión de hasta 56 gramos como una infracción ahora acumulable, los delincuentes con marihuana se enfrentaban a cadena perpetua y eran encerrados por “delitos” tan simples como tener un cigarrillo. Los hombres jóvenes en áreas menos favorecidas a menudo entraban en contacto con la policía por posesión de marihuana, sumando antecedentes y comprometiendo sus empleos, oportunidades educativas o la capacidad de visitar ciertos países.

Sin embargo, en los últimos años, con la actualización de la legalización estado por estado en los Estados Unidos, Golding y sus colegas tomaron señales del vecino norte de Jamaica para seguir adelante con la ley de cannabis y la reforma de la justicia penal. Bajo el programa actual de Jamaica, el cannabis para usos médicos, científicos o terapéuticos es legal para empresas con licencia o para pacientes con receta médica. Los extranjeros en Jamaica pueden obtener rápidamente la aprobación de un médico local, o bien usar una recomendación médica válida sobre la marihuana de su país o país para comprar cannabis de un negocio legal.

Hasta ahora, el gobierno ha emitido 15 licencias comerciales, incluida una para Balram “Bali” Vaswani, el magnate que trabaja para actualizar la cultura del cannabis de Jamaica, a través de su última empresa, Kaya Herb House, en Ocho Ríos, una ciudad turística en la costa norte de Jamaica. Desde su apertura en marzo pasado, ha estado llevando la cultura de “cafetería” al estilo de Ámsterdam a la Jamaica legal de hoy en día. La propiedad es parte cafetería, parte dispensario, parte instalación de cultivo.

Regala un porro de marihuana a cada turista que le lleve un balde lleno de basura de la playa

A Marian Erbach se le ocurrió una idea que pensó que a muchas personas las iba a incentivar a juntar basura, y así ayudar al medioambiente. El hombre, que vive en Jamaica, decidió regalar un cigarrillo a cada persona que le llevara un balde de basura lleno (la condición es que la hayan juntado en la playa).

Harto de ver las playas cubiertas de basura y plástico, lo que Marian quiere dejar en claro es que simplemente se trata de un intercambio de regalos, no de una transacción (sino sería algo ilegal). Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Machu Picchu: Presentaron una guía digital con consejos para turistas que viajen a Cusco

‘Influencers sin fronteras’: El hilo de Instagram que muestra a viajeros superficiales por el mundo