La firma cervecera Quilmes fabricó 150.000 botellas de alcohol sanitizante a base de mosto cervecero para donar a diferentes localidades de Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata de otro gran gesto solidario en tiempos de crisis por coronavirus. En esta oportunidad, la Cervecería y Maltería Quilmes, una de las compañías de bebidas más importantes de la región, ha difundido su iniciativa por aprovechar el mosto cervecero para fabricar alcohol sanitizante.

El mosto cervecero es un elemento clave para el proceso de producción de cerveza pero, al mismo tiempo, también puede ser utilizado en la fabricación de alcohol al 70%, un producto valioso para los hospitales en estos tiempos que acontecen con la propagación del coronavirus y que nos exige un mayor nivel de seguridad e higiene para el personal médico.

Así, la empresa Quilmes ha considerado que sería un acto muy noble modificar su producción para proveer a los centros de salud de diferentes municipios de este alcohol sanitizante: “En tiempos de COVID-19 lo más importante para salir adelante es cuidarse y cuidar al otro. Son momentos de cuidar la salud de nuestros equipos, de adaptarnos a nuevas formas de trabajo y de estar más juntos – a la distancia – que nunca“.

Hoy nos llenamos de orgullo y reafirmamos nuestro compromiso con nuestras comunidades: donaremos 150 mil unidades de 500cc de alcohol sanitizante al 70% hecho a partir de nuestra cerveza a hospitales públicos y centros de atención primaria.

El alcohol sanitizante al 70% es un desarrollo con Restinga, una PyME ubicada en Mar Chiquita, Buenos Aires. Está hecho a base de mosto cervecero desde el que se obtiene el alcohol a través de un proceso de depurado y destilado.

Las donaciones serán realizadas con los Municipios de Quilmes, Zárate, Mendoza, Tucumán, Corrientes, y Ciudad de Buenos Aires. En cuanto a la distribución se hará en camiones del propio sistema logístico que también entregan aguas e insumos médicos.

Bacardí ayudará a fabricar gel antibacterial para combatir el coronavirus

Ante la escasez de desinfectante de manos, Bacardi destina su destilería más grande, localizada en Cataño (Puerto Rico) y en la que se produce más del 80% del ron de la compañía, a fabricar más de 1,7 millones de unidades de desinfectantes para manos para frenar la expansión del coronavirus.

Este desinfectante se donará a comunidades locales y representa un cambio en la producción de ron de la compañía.  

“Esta es una compañía de propiedad familiar, y sabemos lo que significa cuidar a una comunidad necesitada. En los 158 años de Bacardi hemos soportado tiempos difíciles y hemos aprendido que la resiliencia, el optimismo y la comunidad son lo que nos hará más fuertes”, ha indicado el vicepresidente de la cadena de suministro y fabricación, para Bacardi América Latina y el Caribe, Jorge Class. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡Síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Qué bueno estooo 👏🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

3 respuestas

  1. Me gustaría que en las comunidades más pobres de México se hagan donaciones de alimentos, las empresas que puedan aportar sería estupendo, ojalá alguien lo haga. Hay que pensar en los más vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Ahora puedes dormir en una pequeña cabaña llena de abejas en Rumania

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería vivir en una colmena? ¿No? Yo tampoco, pero ahora puedes experimentarlo durmiendo en una pequeña cabaña llena de insectos zumbantes.

No parece la experiencia más relajante, pero en realidad se ofrece como una forma de calmar a los clientes estresados, según el propietario Vasile Nasca.

El hombre de 45 años trabaja como apicultor en la comuna de Santana de Mures, en el condado de Mures, en el centro-norte de Rumanía, y afirma que el zumbido de las abejas ayuda a las personas a relajarse, estimula el sistema nervioso y mejora la audición.

Después de haber trabajado con abejas durante 20 años, Nasca sabe lo que hace y ahora ofrece a las personas la oportunidad de disfrutar de sesiones terapéuticas en una cabaña de madera donde los clientes pueden acostarse en una cama junto a cuatro colmenas horizontales y escuchar los zumbidos de las abejas.

Nasca explicó: ‘Heredé la pasión de mi padre Alexandru Nasca, conocido en la zona como Sandy Stuparul, quien tiene 83 años y aún trabaja como apicultor’.

‘También es mi principal ayudante, aunque algunas personas pueden pensar que es demasiado mayor. De hecho, el trabajo le ayuda a mantenerse activo y todavía se siente joven de corazón’.

‘No me considero mejor que otros apicultores, pero teniendo tanta pasión y experiencia con las abejas, y viendo lo que han estado haciendo otros países, pensé que sería una buena idea ofrecer esa terapia’.

Nasca agregó que, si solo produjera miel, no ganaría suficiente dinero para mantener el negocio en marcha, por lo que “decidió hacer más con las abejas”.

Nasca dijo que el zumbido de las abejas puede usarse como tratamiento terapéutico para muchas dolencias, como pérdida de audición, depresión, migrañas, estrés o fatiga, y que acostarse en una cabaña con los insectos también puede evitar que las personas les tengan miedo.

El apicultor recibió fondos de la UE para desarrollar su centro de terapia del zumbido y, después de probar el servicio con conocidos y clientes, recibió una gran respuesta.

Nasca dijo: ‘La gente está muy entusiasmada con esto… hemos tomado todas las medidas necesarias para minimizar el riesgo de picaduras de abejas. En realidad, el riesgo de ser picado accidentalmente por una abeja en el exterior es mayor que en nuestras cabañas’.

Soy optimista sobre el futuro de las abejas. No creo que todos desaparezcan porque conduciría al desastre. Einstein tenía razón cuando dijo que todos moriríamos en unos pocos años si las abejas se extinguieran’.

Nasca continuó señalando que, si bien no cree que las abejas desaparezcan por completo, su número está en “constante declive” y se deben tomar medidas para ayudar a salvarlas.

Otras publicaciones que pueden interesarte

3 respuestas

  1. Me gustaría que en las comunidades más pobres de México se hagan donaciones de alimentos, las empresas que puedan aportar sería estupendo, ojalá alguien lo haga. Hay que pensar en los más vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO