Reproducir vídeo

Hawa Mahal, una visita por el impresionante ‘Palacio de los Vientos’ en Jaipur

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

El Hawa Mahal de Jaipur, o también conocido como el Palacio de los Vientos, es probablemente el ícono más representativo de esta ciudad rosada, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2019.

Este es, sin dudas, un símbolo imperdible de la ciudad que hay que visitar de forma obligada cuando uno pasa unos días en esta urbe india de la región del Rajasthan, en India.

Así que toma nota y descubre los motivos por los que debes apuntarte el nombre de Hawa Mahal en tu próximo viaje a Jaipur, “La Ciudad Rosa”.

Resultado de imagen para hawa mahal natgeo
Nico Crisafulli / Flickr

El Hawa Mahal, el símbolo de Jaipur

Es interesante conocer la historia antes de visitar el Hawa Mahal o “Palacio de los Vientos” de Jaipur, para poder entender su especial e icónico diseño.

Este palacio fue construido en el año 1799 por orden del Marajá Sawai Pratap Singh. Servía como extensión de la ‘zenana o cámara de las mujeres‘ destinada al harén. La función original del edificio era la de permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de las calles de la ciudad sin ser vistas.

Para preservar la intimidad de las mujeres, el palacio fue construido con pequeñas ventanas y balcones cerrados.

El palacio debe su nombre al sonido que el viento producía cuando entraba por sus rendijas y ventanales, un viento musical que al mismo tiempo lograba que el palacio se mantuviera fresco y aireado incluso en los momentos más sofocantes del verano.

Hawa mahal en la India

Arquitectura del Hawa Mahal de Jaipur

Han pasado los siglos y de aquel palacio se conserva principalmente su impresionante fachada: más de 900 ventanas enmarcadas por las columnas y cúpulas de arenisca, fieles a la estética de Jaipur, que es conocida como la “Ciudad Rosa” de la India.

Para su construcción se utilizaron materiales autóctonos: el edificio fue edificado con ladrillos de piedra arenisca, con los característicos colores rojo y rosado que identifican a la ciudad y la fachada también fue ornamentada con mármol blanco.

Su característica principal es su forma de pirámide y sus “Jharokhas” que están decoradas con intrincados diseños. Por otro lado, el exterior del Hawa Mahal representa la corona del dios hindú Krishna.

El palacio cuenta con cinco pisos en total, aunque no hay ninguna escalera en su interior: cada una de las plantas es accesible a través de varios metros de rampas. Los últimos dos pisos del palacio fueron construidos de tal forma que parecen dibujar la cola de un pavo real, un simbolismo remite a uno de los animales más preciados en la India.

India

Una vista panorámica de la ciudad

El Hawa Mahal está ubicado en la parte antigua de la ciudad, probablemente una de las zonas más turísticas de la India. El mejor momento para visitarlo es durante la primera hora de la mañana, para poder disfrutar de la belleza de esa fachada, iluminada con al luz del sol que cubre todo el palacio.

Generalmente, la mayoría de los viajeros no acceden al interior de este palacio, pero es posible visitarlo y contemplar la ciudad desde su terraza. El acceso está justamente tras la fachada, por lo que hay que rodear la manzana hasta la primera calle y allí buscar la taquilla y la puerta que permite la entrada y subida por rampas a cada uno de los niveles del palacio.

Eso sí, subir hasta allí tiene la recompensa de tener una magnífica panorámica sobre la ciudad.

Resultado de imagen para hawa mahal inside

¿Cuánto cuesta la entrada?

La entrada cuesta 10 rupias para visitantes locales y 50 rupias para extranjeros. El horario de visita al Palacio de los vientos es de lunes a domingo de 9:00 a 16:30 horas.

La mejor época para visitar el Hawa Mahal y la ciudad de Jaipur es en la temporada de invierno, es decir, de octubre a marzo. El clima en estos meses es fresco y agradable, y así será más fácil explorar la ciudad sin tanto calor.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO