Un recorrido por algunas de las 7 cuevas más coloridas del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Viajar implica adentrarse en mundos distintos, ya sea a través de las culturas en las ciudades principales, en destinos exóticos o en sitios naturales. En este post recorreremos algunas de las cuevas más coloridas del mundo, donde ya sea por la propia naturaleza o por alguna pequeña intervención del hombre, los colores y formas sorprenden en todos los aspectos.

1. Batu Caves, Kuala Lumpur, Malasia

Uno de los mejores ejemplos de colores por intervención del hombre, aunque dentro de un entorno natural, es, al mismo tiempo, un sitio sagrado para la cultura hinduista, siendo uno de los santuarios más populares fuera de la India.

cuevas más coloridas del mundo
Batu Caves, Kuala Lumpur, Malasia.

El templo está dedicado a Murugan y es el lugar más importante durante las celebraciones a principios del mes de febrero. El sitio se encuentra al final de una escalera colorida y próxima al monumento de 10 pisos de altura, la cual culmina en el interior de la cueva hecha templo. Una visita imprescindible en un recorrido por Kuala Lumpur, ubicado a solo 13 kilómetros de la ciudad.

cuevas más coloridas del mundo
Batu Caves, Kuala Lumpur, Malasia.

2. Cueva Melissani, Grecia

En las cuevas naturales de Melissani, ubicadas en la isla de Kefalonia, justo del otro lado de Grecia, sobre el Mar Jónico, los turistas pueden deslumbrarse con el color celeste de sus aguas y la combinación de colores cuando el sol ilumina el gran agujero en el techo (protagonista de la cueva).

cuevas más coloridas del mundo
Cueva Melissani, Grecia. Foto: Marcus Ward

Dentro de la cueva, además, se encuentra un lago del mismo nombre, repleto de historias y leyendas de amores no correspondidos, incitando a la imaginación de cualquiera que se adentre en sus aguas.

cuevas más coloridas del mundo
Cueva Melissani, Grecia. Foto: Marcus Ward

3. Grutas de Jeita, Líbano

¿Imaginas recorrer un sitio subterráneo donde el silencio envuelve el ambiente, las gotas de agua caen sobre un lago gigante, las estalactitas y estalagmitas se interponen en el camino y encima el color amarillo y anaranjado “decora” las paredes de un lugar?

cuevas más coloridas del mundo
Grutas de Jeita, Líbano. Foto: Bethany Ciullo

Todo eso puede verse en las Grutas de Jeita, uno de los mayores atractivos turísticos del Líbano, en Medio Oriente. Dentro de un recorrido por las cuevas más coloridas del mundo, las grutas de Jeita corresponden a un sitio pocas veces visto en el mundo donde el agua ha erosionado la piedra caliza y formado un paisaje diferente, en un mundo subterráneo.

cuevas más coloridas del mundo
Grutas de Jeita, Líbano. Foto: Travelbusy.com

4. Cuevas de Kungur, Rusia

Galerías, pasadizos, pasillos, lagos, formaciones de hielo. Todo esto y mucho más puede verse en las Cuevas de Kungur, ubicadas justo en el centro de Rusia, próximas a la ciudad de Perm.

cuevas más coloridas del mundo
Cuevas de Kungur, Rusia. Foto: amanderson2

Dentro de las cuevas, se encontraron más de 60 lagos internos, siendo el más grande el “Big Lake” de 1460 metros cuadrados. La posibilidad de recorrer las cuevas y las formaciones de hielo casi constantes durante todo el año incluye más de 1 kilometro de longitud, permitiendo así observar los colores y las cuevas con cristales de hielo y nieve.

cuevas más coloridas del mundo
Cuevas de Kungur, Rusia. Foto: amanderson2

5. Cavernas de Mármol, Chile

En la Patagonia, al sur de Chile, se emplazan unas cavernas naturales aclamadas por todos los turistas que llegan a la zona en búsqueda del color blanco intenso en un sitio difícilmente de olvidar.

cuevas más coloridas del mundo
Cavernas de Mármol, Chile. Foto: Javier Vieras

Las cavernas, se estima, se formaron hace unos 15 mil años, aunque según los científicos, las rocas de su interior tienen 300 millones de años. Gracias a sus colores, al paisaje y a las formaciones, las Cavernas de Mármol de Chile fueron declaradas “Santuario de la Naturaleza“. Además del color blanco del mármol, se pueden ver tonalidades de azules y hasta rosados, integrando orgullosamente la lista de las cuevas más coloridas del mundo.

cuevas más coloridas del mundo
Cavernas de Mármol, Chile. Foto: Pure! Travel Group

6. Cuevas de Waitomo, Nueva Zelanda

Y como te contábamos en un principio, la naturaleza hace que el hombre continúe sorprendiéndose y descubriendo sitios completamente mágicos. En este caso, dentro de la lista de las cuevas más coloridas del mundo, incluimos a Waitomo Caves o las cuevas de Waitomo en Nueza Zelanda, un sitio donde las oscuras cuevas se iluminan por un fenómeno difícilmente visto en otras partes del mundo: luciérnagas.

cuevas más coloridas del mundo
Cuevas de Waitomo, Nueva Zelanda. Foto: 2il org

Los pequeños animales forman nidos y comunidades en las cuevas gracias a su temperatura y humedad y, al momento que los viajeros apagan sus linternas, pueden ver un espectáculo de luces y movimiento completamente natural. Un destino que, definitivamente, hay que visitar.

cuevas más coloridas del mundo
Cuevas de Waitomo, Nueva Zelanda. Foto: Shawn Huang

7. Parque Nacional de Khao Sam Roi Yot, Tailandia

¿Es un set de filmación? ¿Están por salir los actores? ¿Es una película? No, nada de eso, es un hito religioso ubicado dentro de una cueva, iluminado naturalmente por un rayo de luz solar que ingresa por un agujero en la parte superior de la cueva.

cuevas más coloridas del mundo
Parque Nacional de Khao Sam Roi Yot, Tailandia. Foto: [email protected]

Los agujeros se formaron de manera natural a causa de los terremotos que sufrió el país, especialmente el centro y sur de Tailandia. A pesar de las desgracias causadas por los accidentes naturales, la iluminación de la cueva hace que sea considerada una de las cuevas más coloridas del mundo.

cuevas más coloridas del mundo
Parque Nacional de Khao Sam Roi Yot, Tailandia. Foto: [email protected]

La imaginación que vuela al visitar estas cuevas hacen que los viajeros elijan este tipo de destinos con mayor frecuencia. Claro que existen cientos de cuevas y cavernas en el mundo que no han sido nombradas o incluso aun descubiertas. Aunque esto es lo que hace que sea un “trabajo viajero”: poder descubrirlas.

Agradecemos la foto de portada: Javier Vieras

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO