Machu Picchu, según un estudio reciente, tenía un nombre distinto en sus orígenes

Machu Picchu, según un estudio reciente, tenía un nombre distinto en sus orígenes
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Machu Picchu es uno de los sitios arqueológicos más populares del mundo entero, y de los más estudiados, y de acuerdo a la información proporcionada por un nuevo estudio parece ser que su nombre original en realidad era otro.

De acuerdo a una publicación reciente de la revista científica Ñawpa Pacha: Journal of Andean Archaeology, este sitio que es visitado por una enorme cantidad de turistas año tras año originalmente se habría llamado Picchu o Huayna Picchu. De hecho, según aseguran en el artículo, el nombre «Machu Picchu» no siquiera había sido asociado a las ruinas incas hasta 1911, cuando el arqueólogo y explorador Hiram Bingham las visitó por primera vez.

«Comenzamos con la incertidumbre del nombre de las ruinas… y luego revisamos varios mapas y atlas impresos antes de que Bingham visitara las ruinas«, explicó en un comunicado Brian S. Bauer, profesor de antropología en la Universidad de Ilinois, Chicago, y coautor de la publicación. «Hay información significativa que sugiere que la ciudad inca se llamaba en realidad Picchu o, más probable, Huayna Picchu».

Bauer junto al historiador Donato Amado Gonzales, del Ministerio de Cultura de Perú, revisaron las notas de campo originales de Bingham, así como también mapas de inicios del siglo XX y documentos de propiedad de varios siglos. Según explicaron, su revisión sugirió «que se conocía menos del sitio de lo que se pensaba«. Según descubrieron los investigadores, en un atlas del año 1904 se mencionan las ruinas de una ciudad que lleva el nombre de Huayna Picchu.

Además, la conexión más directa entre ese nombre y lo que conocemos como las ruinas de Machu Picchu fue encontrada en un documento escrito por los españoles luego de que tomaran Cusco, a finales del siglo XVI. «Terminamos con un impresionante relatos de finales del siglo XVI», dijo Bauer, «cuando los indígenas de la región se planteaban volver a ocupar el lugar, al que llamaban Huayna Picchu».

Cabe tener en cuenta que este no es el primer descubrimiento importante que se realizó en el último tiempo en relación a Machu Picchu, sino que hace unos meses se descubrió que en realidad las ruinas son más antiguas de lo que se creía.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.