Mamá crea un cubrebocas con una parte transparente para que su hija sorda pueda leer sus labios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una madre sorda creó máscaras faciales hechas con un parche transparente en el frente para que las personas que no pueden escuchar puedan leer los labios.

Justine Bate, de cuarenta y dos años, de Manchester, creó el diseño para ayudarse a sí misma y a su hija Teona, de 10 años, que también es sorda.

Sin embargo, dado que otros se enteraron de lo que está haciendo, ha sido inundada por pedidos de lugares como hogares de cuidado, donde estas máscaras, podrían marcar una verdadera diferencia en la calidad de vida de algunas personas.

La diseñadora gráfica estaba preocupada de que su hija no pudiera comunicarse con sus amigos en la escuela cuando regrese, por lo que decidió llenar ese vacío con una idea simple pero increíble.

Su esposo Carl también comenzó a usar uno.

Hace cada máscara en una máquina de coser en su ático, y las vende en línea por 7 dólares cada una.

Hasta ahora, ha vendido 42, pero ha recibido consultas sobre cientos más.

Carl dijo: “No podemos hacerlos lo suficientemente rápido para lo que la gente necesita.

“A partir de los mensajes, recibimos a muchas personas de hogares de cuidado: personas que tienen demencia y niños que tienen ciertos tipos de autismo, donde en realidad tienen miedo de las personas con esta máscara facial completa”.

“Es más fácil ya que no se asustan”.

“Muchos mensajes son de personas con cuidadores que trabajan con hogares de cuidado que desean estas máscaras donde realmente pueden ver los labios para que no den miedo.

“Se ven un poco diferentes, pero lo importante es el interés del paciente. Puede parecer estúpido, pero mientras su paciente se sienta tranquilo, es un beneficio para esa persona”.

“No tenía que ver con ganar dinero, tenía que ver con hacer algo por nuestra hija para facilitarle la vida”.

Hablando sobre la respuesta a su creació, dijo: “Ha sido tan abrumador. Está un poco aprensiva pero ha sido honesta con la gente que no es de calidad médica ya que no tiene filtro.

“Incluso las personas de los hogares de ancianos dijeron que no les molestaba la capacidad de comunicarse con personas discapacitadas de una manera más fácil.

La Sra. Bate ha sido sorda desde su nacimiento, pero solo comenzó a aprender el lenguaje de señas a los 16 años.

Después de probar algunas formas de hacer las máscaras, Carl reconoce que ahora tienen su técnica “perfecta”.

Añadió: “No fue fácil. Tenía mis formas de hacerlo y ella se salió con la suya, pero su manera fue la mejor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO