Molka: el problema del voyeurismo de Corea del Sur

east-asia-tribune
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Corea del Sur está viviendo un problema generalizado conocido como ‘molka’, que es la filmación secreta de mujeres en lugares públicos como baños y vestuarios, pero a veces incluso en sus propios hogares.

El verano pasado, decenas de miles de mujeres protestaron en las calles de Seúl por la creciente tendencia, que registró solo 6.470 casos en 2017, un aumento en comparación con 1.353 en 2012.

«Un sexismo muy arraigado está detrás de los números increíblemente desequilibrados entre hombres y mujeres con respecto a este crimen. El problema se ve agravado por la actitud poco cooperativa de la policía y las penas leves otorgadas por los tribunales», dijo una de las mujeres.

Image Molka Chiang Rai Times

El presidente del país, Moon Jae-in, dijo el año pasado que las imágenes ilegales de spycam se habían convertido en «una parte de la vida cotidiana» y pidió penas más severas para los perpetradores.

Los delincuentes enfrentan una multa de hasta 10 millones de won (9.000 dólares) o una pena máxima de prisión de hasta cinco años, pero los activistas dicen que pocos sienten la fuerza de la ley. Pero la realidad es que muchos delincuentes tienen la obligación de pagar multas modestas y, en la mayoría de los casos, el delito queda impune.

De hecho, según cifras oficiales del gobierno, de 5.437 personas arrestadas por los delitos de cámara espía denunciados en 2017, solo alrededor del 2% fueron acusados.

Image Costa Cruceros Portada Notas
Dibujamos todo un crucero por Europa, mirá: lab.intriper.com/costa-cruceros

Dibujamos todo un crucero por Europa, mirá: lab.intriper.com/costa-cruceros

Cientos de huéspedes de un hotel fueron grabados en secreto y sus imágenes fueron transmitidas en vivo

Image 190320153625 South Korea Hidden Cameras Hotels Exlarge 169

Un motel en Corea del Sur, filmaba en secreto sus huéspedes y transmitía las imágenes en vivo a través de Internet. En total, se calcula que hay al rededor de 1.600 afectados. Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.