No más licor, ahora alcohol antiséptico: firmas ecuatorianas cambian producción por coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

GUAYAQUIL, Ecuador, 25 mar (Reuters) – Una de las mayores industrias licoreras de Ecuador suspendió temporalmente la producción de su mejor aguardiente por la pandemia del coronavirus y desde hace una semana comenzó a elaborar alcohol antiséptico para cubrir una parte de la desbordada demanda de desinfectantes en el país.

Otra empresa cervecera y una fabricante de pinturas han tomado la misma iniciativa desde que el gobierno declaró a mediados de mes una emergencia sanitaria y aplicó un aislamiento social, que está cambiando los hábitos de compras en la población por el temor al virus, que en el país ya supera las 1.000 personas contagiadas y ha causado 27 muertes.

“Fue una decisión difícil en el sentido de que uno descuida el seguimiento de las marcas, al no tener una producción se pierde el posicionamiento de éstas; pero hoy lo más importante es el tema del país y lo que estamos enfrentando”, dijo Juan Carlos Crespo, presidente de Azende, vía telefónica a Reuters.

En la planta de Azende -ubicada en la andina Cuenca y cuya producción se concentra en aguardiente, ron y vodka- se adecuaron laboratorios, se capacitó al personal y se arrancó con la elaboración del nuevo producto, que al momento acumula un inventario de 17.000 cajas de alcohol desinfectante.

La firma dijo que había reducido la cantidad de empleados que están operativos y que estaban trabajando con las protecciones para el virus.

De su parte, Cervecería Nacional, una de las principales empresas del país andino, está interrumpiendo la fermentación en una de sus marcas más populares de cerveza para obtener alcohol al 70% y producir más de 55.000 unidades de gel, pero seguirá manteniendo sus otros productos, entre ellos agua y malta.

“A través del Gobierno Nacional vamos a entregar a hospitales y comunidades que más lo necesiten”, dijo la vicepresidente Legal y Asuntos Corporativos, Martha González. “Estamos frente a un escenario complejo por la propagación del COVID-19 y debemos trabajar juntos para superar la emergencia”, agregó a Reuters en un correo electrónico.

En Ecuador operan ocho empresas que se dedican exclusivamente a producir gel antibacterial y otros productos desinfectantes, que están aumentando su operación y cuentan con la materia prima, según datos de Procosméticos, la asociación que aglutina a estas firmas.

Para Daniel Betancourt, gerente comercial de la fabricante de pinturas Pintulac, la demanda de la población se concentra en productos de primera necesidad y ahora entre ellos se incluye los insumos desinfectantes por lo que decidieron cambiar temporalmente la fórmula química para producir pinturas.

“La pintura no está en los productos prioritarios en este momento y hemos decidido parar la planta y abrir la línea especial para gel y alcohol con la mínima cantidad de personal”, explicó. “Si bien significa una diferente formulación y otro tipo de producto, el proceso de producción es bastante parecido”, dijo.

Pintulac junto con pinturas Wesco, del mismo grupo fabricante, entregaron la semana pasada unos 1.000 litros de gel y alcohol desinfectante al gobierno junto con unas mil mascarillas que fueron importadas por ambas firmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Cámaras-trampa confirman el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en Iberá, Corrientes

Dos cachorros de yaguareté nacen en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes. Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados. El equipo técnico de la Fundación Reiwilding ante la sospecha de que se puede  haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero esto se da recién la semana pasada, cuando lo registran a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Los cachorros son producto de la cruza entre Mariua (hembra) y Jatobazinho (macho) dos ejemplares salvajes que fueron rescatados de cazadores furtivos y en muy malas condiciones físicas en Brasil por el Instituto Brasilero del Medio Ambiente (Ibama) a través de las organizaciones NEX y Onçafari, que los recuperaron y luego los enviaron a la Argentina.

Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, comenta

yaguareté

“teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral. Un día pudimos observar y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido. Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”.

La confirmación llega recién unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro, menciona que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no son vistos a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar. Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés. La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros. Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde son rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas, Jatobazinho.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del país vecino, especialmente del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari, que recuperaron a los animales y luego los enviaron a Argentina.

“El nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto. Desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes. Es un proyecto a largo plazo cuya ejecución demandará varios años más, pero estamos en buen camino y desde hace un año trabajando en la fase de liberación progresiva”, asegura Sebastián.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO