Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Vaya suerte la de estas niñas que les ha tocado un padre obstinado y dedicado a colaborar con las tradiciones culturales que se celebran durante el año. Pues, tras el deseo de una de sus hijas de festejar Halloween bajo la temática de piratas, a este buen hombre solo le quedó dejar volar la imaginación y poner manos a la obra para la construcción de un barco pirata.

Pero no se trata de un barco pirata improvisado, más bien comprende una ambiciosa escenografía que posee unos 15 metros de largo: el resultad representa una espectacular embarcación que se extiende por todo el jardín de la casa. Para convertirlo en un navío casi verídico, durante la noche se ilumina con luces, humo e incluso se le suma el sonido de una banda sonora personalizada.

El responsable de esta obra de arte es Tony DeMatteo, residente de Rochester, en Nueva York. Según han reportado medios locales, comenzó a trabajar en el barco para su hija Ali, de 13 años, en noviembre del año pasado. Lo curioso y más rescatable del suceso es que Tony logró crear este barco pirata sin preparar un gran desembolso de dinero: todo el material que incluye desde madera hasta metales lo consiguió reciclado.

Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
barco pirata

Cabe destacar que no es la primera vez que Tony se embarca en una aventura como esta. Tanto él como su familia llevan ya ofreciendo espectáculos de Halloween en su casa desde hace unos ocho años. Y la particularidad de esta edición estuvo en complacer a su hija, quien pidió que la temática se basara en Piratas del Caribe.

Para Tony, si bien hacer este tipo de escenarios implica muchas horas, también constituye tiempo para compartir en familia, uno de los motivos por los que Tony dice que el resultado merece la pena. Otra de las recompensas obtenidas es ver que amigos, vecinos y familiares disfrutan también del espectáculo. Y sin dudas, en este año más que nunca, ya que ahora todos los grandes eventos y celebraciones se han cancelando debido a la pandemia.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO