Playas de California, llenas de gente pese a las órdenes de distanciamiento

3244137h1120
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Hace sólo una semana veíamos imágenes de playas de Florida llenas de personas a pesar de las recomendaciones de permanecer aislados. Claramente no es el único estado que se opone a las medidas impuestas por el gobierno. Siendo el país con más contagiados hasta el momento, en la última semana se vieron movimientos sociales en contra de las medidas de aislamiento.

En California es primavera y sin embargo la temperatura parece de verano. En las últimas horas el calor alcanzó casi 30 grados y la gente salió. Pese a las órdenes de mantener el distanciamiento social para frenar el avance de coronavirus en Estados Unidos, donde ya hubo más de 50 mil muertes, los habitantes de esa costa invadieron las playas para refrescarse.

Las fotos los muestran. Cerca, juntos, con poca ropa para tomar sol y broncearse. Con trajes de neoprene para surfear. Con gorras. Pese a que en el condado de San Diego las playas todavía están cerradas debido a las órdenes de quedarse en casa, 40 mil personas se dirigieron a Newport Beach, en el condado de Orange, donde la costa sigue abierta.

La noticia fue confirmada por la cadena Fox, quien además indicó que las autoridades consideran que muchos de los visitantes provenían también del condado de Los Ángeles. En Georgia ocurrió algo parecido. Mientras este estado comienza a salir progresivamente del confinamiento, tratando de mantener distancia, cientos de personas acudieron a las playas de Tybee Island, uno de los destinos turísticos más populares.

«No tengo miedo» de contraer el virus, dijo Rachel Lilly, una madre y ama de casa de 39 años, «siempre y cuando no esté lleno». Mientras tanto vehículos todoterreno recorrían la playa para recordar a la gente que respetara las distancias, así como la prohibición de acostarse en la arena.

Entre tantos, solo a unos pocos se veía equipados con máscaras o barbijos. «Esto es más seguro que ir de compras», dijo Mckenzie Scharf junto a su hijo de cinco años, que jugaba con un barrilete. «¿Cuánto tiempo se supone que debemos estar prisioneros?», agregó.

Si bien recién el viernes el gobernador del estado, el republicano Brian Kemp, decretó la reapertura de varios comercios, las playas están abiertas desde el 5 de abril. A principios de abril, la alcalde de Tybee Island, Shirley Sessions, se manifestó públicamente en contra de la reapertura al considerar que eso ponía «en riesgo tanto a empleados como a visitantes».

Desde entonces, el gobernador fue más lejos y decretó la reapertura de una serie de comercios que incluyen salones de belleza, tiendas de tatuajes y salas de bowling. En línea con el presidente Donald Trump, que entiende que no es momento de cerrar el país sino de activar la economía, el lunes abrirán restaurantes y teatros

En Miami

El alcalde Dan Gelber informó que el cierre de las playas de la ciudad se prolongará hasta junio porque hacer cumplir el distanciamiento social que obliga el coronavirus será una «pesadilla» por los «millones» de personas que acuden a ellas. «Si abrimos es seguro que muchos miles acudirán a nuestras millas de playas abiertas en South Beach y North Beach y en cualquier lugar intermedio, habrá jóvenes en vacaciones de primavera permanentes y personas con ganas de salir», dijo el demócrata en un video dirigido a los residentes de Miami Beach.

Esta ciudad es parte de Miami-Dade, el condado más afectado por Covid-19, con 11.005 casos de los más de 30.800 que contabiliza Florida, según el Departamento de Sanidad. En el país el número de contagios es de más de 900.000 y las muertes superan las 50.000.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *