Stella Artois lanza “Ayudá a un restaurante”: una iniciativa para impulsar el apoyo a los locales gastronómicos de todo el país

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Stella Artois es una marca de cerveza lager de 5,0% grados alcohólicos que nació en 1366 en Lovaina (Bélgica) como una bebida especial para la temporada navideña.

Durante más de medio siglo, supo navegar diversos desafíos de la historia: guerras mundiales, crisis económicas y un sinfín de situaciones que dieron forma al mundo. Su premisa siempre fue que cambios como los mencionados tienen el poder de fortalecer la unión entre las personas para salir de ellos aún más fuertes.

Siguiendo esta línea, la cerveza belga reafirma su compromiso con la comunidad para navegar juntos la coyuntura actual de crisis sanitaria en el mundo a partir del Covid-19.

Al mismo tiempo, convoca a las personas a continuar disfrutando de los pequeños placeres de la vida. Esto último parece haberse visto un tanto complicado ante la consigna de permanecer en nuestros hogares, modificando gran parte de nuestras rutinas.

En parte, los restaurantes y bares de todo el mundo debieron responder a los efectos de la pandemia, y modificaron sus operaciones habituales. Muchos de ellos, incluso, han interrumpido al 100% sus actividades.

Es por eso que la marca Stella Artois ha considerado especialmente el lugar en el que hoy se encuentran todos los locales gastronómicos (y sus respectivos empleados, claro está) y ha creado una iniciativa super solidaria en estos tiempos que corren.

Se trata de “Ayudá a un restaurante“, una iniciativa cuyo objetivo es colaborar económicamente con el sector durante esta emergencia sanitaria mundial.

¿Cómo es posible? La acción propone adquirir un voucher en alguno de los comercios adheridos para disfrutar de una comida una vez finalice la cuarentena obligatoria y se puedan retomar las actividades.

Todos los restaurantes de Argentina pueden postularse para participar de esta iniciativa, que la marca está llevando a cabo en varios países del mundo: Brasil, Canadá, Chile, Paraguay.

Pero eso no es todo, Stella Artois hará su parte duplicando el valor del voucher (por ejemplo, un voucher de $100 se convierte en uno de $200). En este sentido, el restaurante recibirá el doble de lo que pagó el comprador, y el comprador también será beneficiado con el doble del valor adquirido para consumir en el local una vez que reabra sus puertas.

¿Cómo participar en “Ayudá a un restaurante”?

Todos pueden colaborar comprando su voucher a través de la web de Stella Artois www.ayudaunrestaurante.com.ar:

  • Seleccionar el restaurante donde deseen realizar la compra.
  • Abonar el voucher virtualmente. Hay tres tipos: $100, $300 y $500.
  • Recibirán el voucher en su mail y podrán utilizarlo (por el doble de su valor) durante 6 meses, a partir de la fecha en que termine oficialmente la cuarentena.

Cabe destacar que, si bien esta acción es impulsada por Stella Artois, también cuenta con el apoyo de otras marcas del portafolio de Cervecería y Maltería Quilmes como Quilmes y Patagonia.

Esta propuesta es parte de la campaña integral que Cervecería y Maltería Quilmes lleva adelante en materia de ayuda humanitaria para hacer frente al COVID-19. La compañía puso a disposición sus cervecerías y sistema logístico para poder ayudar tanto a sus comunidades como a los médicos/as y enfermeros/as para enfrentar la emergencia sanitaria. Actualmente, se encuentra elaborando alcohol sanitizante al 70%, hecho a base de mosto cervecero fermentado posteriormente destilado, que se entrega en los camiones de distribución de la compañía, junto a aguas, camas para internación, viandas de comida para los barrios vulnerables y kits de protección médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Nueva Zelanda probará por primera vez en el mundo la transmisión de energía inalámbrica de largo alcance

EMROD, una empresa emergente de Nueva Zelanda, ha desarrollado la primera transmisión de energía inalámbrica de largo alcance y alta potencia del mundo como alternativa a la tecnología de línea de cobre existente.

La tecnología Emrod funciona utilizando ondas electromagnéticas para transmitir energía de forma segura y eficiente de forma inalámbrica a grandes distancias. El prototipo recibió algunos fondos del gobierno y fue diseñado y construido en Auckland en cooperación con Callaghan Innovation.

Ha recibido una nominación al premio Royal Society, y la segunda empresa de distribución de electricidad más grande de Nueva Zelanda, Powerco, será la primera en probar la tecnología Emrod.

La compañía fue fundada por el empresario tecnológico en serie Greg Kushnir, quien estaba decidido a encontrar una tecnología que pudiera reducir los costos de distribución de energía, evitar cortes y respaldar la energía renovable.

“Tenemos una gran cantidad de energía eólica, solar e hidráulica limpia disponible en todo el mundo, pero existen desafíos costosos que conlleva la entrega de esa energía mediante métodos tradicionales, por ejemplo, parques eólicos marinos o el estrecho de Cook aquí en Nueva Zelanda que requieren cables submarino que son costosos de instalar y mantener ”, dijo el Sr. Kushnir.

“Quería encontrar una solución para mover toda esa energía limpia desde donde es abundante a donde se necesita de una manera rentable y ecológica.

“Los métodos de generación y almacenamiento de energía han progresado enormemente durante el último siglo, pero la transmisión de energía se ha mantenido prácticamente sin cambios desde que Edison, Siemens y Westinghouse introdujeron por primera vez redes eléctricas basadas en cables de cobre hace 150 años”.

Cuando el Sr. Kushnir investigó formas de transmitir energía de forma inalámbrica a grandes distancias, le sorprendió lo poco que se había hecho en el campo.

“Todo el mundo parece estar obsesionado con la idea de que la energía llega a los consumidores como electricidad a través de cables de cobre y sabía que tenía que haber una mejor manera”.

Kushnir se acercó al distinguido científico neozelandés Dr. Ray Simpkin de Callaghan Innovation, quien dirigió un estudio de viabilidad y trabajó en el prototipo. Callaghan Innovation respaldó a Emrod con una subvención de investigación y desarrollo y secundó a su científico principal para trabajar en el prototipo que cambia las reglas del juego.

Al reducir significativamente los costos de infraestructura, la tecnología de Emrod tiene la capacidad de apoyar a comunidades remotas como en África y las Islas del Pacífico al brindar acceso a energía barata y sostenible para alimentar escuelas, hospitales y economías.

“Las estadísticas son bastante convincentes. Estamos hablando de un aumento potencial del 50% en el consumo de energía sostenible, hasta un 85% de reducción en los cortes y hasta un 65% de reducción en los costos de infraestructura eléctrica debido a la solución Emrod ”, dijo Kushnir.

Emrod entregará el próximo prototipo a Powerco en octubre y pasará de dos a tres meses realizando pruebas de laboratorio y capacitando al personal de Powerco antes de pasar a una prueba de campo.

“El sistema que estamos construyendo actualmente para Powerco transmitirá solo unos pocos kilovatios, pero podemos usar exactamente la misma tecnología para transmitir 100 veces más potencia a distancias mucho más largas. Los sistemas inalámbricos que utilizan la tecnología Emrod pueden transmitir cualquier cantidad de corriente de potencia que transmitan las soluciones cableadas ”, dijo Kushnir.

La seguridad del prototipo también es una prioridad para Emrod, que está utilizando una banda de frecuencia industrial, científica y médica (ISM) no ionizante para transmitir energía.

La compañía se ha estado comunicando con el regulador Radio Spectrum Management (RSM) continuamente desde el principio y manteniendo los más altos estándares de seguridad.

“El proceso riguroso que estamos llevando a cabo tiene como objetivo demostrar que la tecnología es segura con niveles de potencia más altos a mayor escala. También ayuda a crear pautas de mantenimiento para empresas como Powerco que utilizarán nuestros dispositivos ”, dijo Kushnir.

“Hemos elegido esta frecuencia ampliamente utilizada y bien regulada porque existe una larga historia de uso seguro entre humanos y sus pautas de seguridad científicamente probadas, que son aceptadas internacionalmente.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO