Trabajadora de la salud sólo puede ver y besar a sus hijos a través de una ventana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Muy triste: una trabajadora de la salud, Justine Marie, explicó en los medios su lamentable situación al no poder abrazar a sus chiquillos.

Justine Marie ha entregado todo su tiempo al hospital donde trabaja en las últimas semanas, ayudando a miles de víctimas del coronavirus, y no ha podido ni abrazar a sus pequeños.

Sin dudas, la mujer lleva los días en una cuenta regresiva hasta que termine esta emergencia sanitaria.

“Una semana menos. Una semana de estar lejos de ti. Una semana de no abrazarte o besarte. Una semana de abrazos aéreos a través de Facetime. Una semana de besos a través del cristal. Una semana después de oírte decir: ‘Mami, no puedo esperar para abrazarte y besarte de nuevo. ¿Cuánto tiempo más será?», lamentó Marie en el texto.

«Una semana de no tener respuestas para ti, y otra por delante. Una semana más antes de intentar sonreír entre lágrimas y ser fuerte para ti. Una semana más por delante, alejándome de ti porque me he preocupado por los pacientes de Covid-19».

«Una semana más por delante de la incertidumbre. Una semana más antes de esperar los cambios diarios en los protocolos y la dirección del centro de comando del incidente. Una semana más antes de encontrarme rezando de nuevo por primera vez en mucho tiempo. Una semana más antes de temer otra llamada telefónica de salud de los empleados», continúa Justine.

«Sé que muchos de ustedes están aburridos y los niños ya se están volviendo locos. Sé que estás frustrado por la extensión de los cierres y el distanciamiento social que se hace hoy. Pero es necesario ayudarnos a superar esto lo más rápido posible y no abrumar aún más nuestro sistema de atención médica».

«Vamos a salir de esto. Juntos. Saldremos del otro lado mucho más fuertes por ello. Quedarse en casa salva vidas», finaliza su mensaje.

Sin dudas, no han sido días fáciles para nadie, pero los trabajadores médicos se han llevado la parte más pesada de la crisis.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Netflix crea un fondo de ayuda de 100 millones de dólares para los trabajadores afectados por el coronavirus

Netflix acaba de anunciar un fondo de ayuda de 100 millones de dólares para los trabajadores de la industria creativa cuyos medios de vida se han visto afectados por la actual pandemia de coronavirus.

Con innumerables proyectos de producción de películas y televisión que se han detenido en todo el mundo, el gigante de la transmisión está trabajando para ayudar a los empleados despedidos de Netflix, así como a los miembros del equipo y del elenco en toda la industria del entretenimiento. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Habitantes de Holbox piden seguir aislados y no abrirse al turismo aún

Mientras que Cancún quiere abrirse al turismo a partir de junio, o al menos ese es el objetivo de los hoteleros de Cancún (Quintana Roo, México), Holbox, uno de los destinos vecinos y muy visitado por quienes se hospedan en Cancún, Riviera Maya y Playa del Carmen, se opone al regreso de la actividad.

Habitantes de la isla Holbox, al norte de Cancún, enviaron una carta firmada por 200 pobladores al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, pidiendo restricciones de acceso de turistas ante el riesgo de contagio de coronavirus que ven para los residentes de una isla que no ha tenido ni un caso de covid-19 y que carece “de un hospital a la altura”

“Estaríamos indefensos totalmente, sobre todo porque prescindimos de un hospital a la altura”,

exponen, y detallan que la clínica del lugar no está acondicionada para recibir pacientes infectados con el virus Sars-Cov-2, pues no cuenta con equipo ni personal médico capacitado

“Los médicos, cuando están aquí, son pasantes sin experiencia. Para casos extremos estaríamos sin atención y aislados de cualquier centro de población importante”, dicen, y piden como mínimo “un ventilador, al menos 10 camas aptas, los medicamentos y equipos, así como accesorios de cuidado personal”.

“Nos costó meses estar encerrados y proteger a nuestra población y no queremos que una persona eche a perder el sacrificio de tanto tiempo. Un solo caso contaminaría toda la isla”, afirman en la citada carta que recoge Sispe, mientras el destino se prepara para recibir turistas a partir de la segunda semana de junio.

Cancún ve un regreso cercano de la mano de certificados Covid Free para hoteles, restaurantes y parques, al igual que una apuesta fuerte con promociones y 2×1 para los primeros visitantes que regresen a este destino del caribe mexicano

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO