Trasladan dos cachorros de yaguareté para liberarlos en el Iberá

Captura de pantalla 2022-11-12 101644
Redactora
¡Valora esto!

La yaguareté Mbarete nacida en el Centro de Conservación regresó a Corrientes con sus crías para ser liberadas en el Iberá y que de esta manera puedan «aumentar su diversidad genética en pos de salvar a esta especie en peligro de extinción»

image yaguaretes chaco 5

Dos cachorros de yaguareté, nacidos en el Parque Nacional El Impenetrable, y su madre correntina se agregarán a la creciente población de la especie en el Iberá. Allí «aumentarán su diversidad genética en pos de salvar a esta especie en peligro de extinción» gracias al trabajo realizado por las distintas provincias y Parques Nacionales.

Según se encargó de detallar la Fundación Rewilding Argentina, días atrás se completó una ambiciosa acción de conservación activa iniciada en marzo de este año. La yaguareté correntina Mbarete fue llevada temporalmente al Parque Nacional El Impenetrable, ubicado en la provincia de Chaco, para que pudiera aparearse con un yaguareté silvestre.

Todo salió a la perfección, dado que Mbarete regresó en «perfectas condiciones» a su hogar en el Parque Nacional Iberá, Corrientes. En ese lugar podrá ser liberada con sus cachorros, que llevan al Iberá los genes de su padre, Qaramta, y aumentará la diversidad genética de esa población incipiente.

«Lo que se hizo con Mbarete y sus cachorros, que comprende la crianza en semicautiverio, la junta con un individuo silvestre y el traslado, es una acción extrema pero indispensable si queremos revertir la amenaza de extinción que pesa sobre la especie», explicaba Sebastián Di Martino, el director de Conservación de Fundación Rewilding Argentina. Esta acción dió sus frutos positivos gracias a al trabajo en conjunto realizado por las provincias de Chaco y Corrientes, y los Parques Nacionales Iberá y El Impenetrable.

El yaguareté es una especie clave en nuestro país, ya que garantiza la salud y el buen funcionamiento de los ecosistemas que habita, debido a que es el depredador tope, es decir, que se encuentra en la cima de la pirámide alimenticia. De acuerdo a lo detallado por Rewilding, los resultados del proyecto de reintroducción en los Esteros del Iberá, iniciados en el 2012, son contundentes.

En dos años se logró pasar de cero a 12 yaguaretés libres en el humedal correntino. Asimismo, estos individuos se vienen desempeñando positivamente en su vida en completa libertad: son alimentados de manera independiente, buscando su propia comida, y han llegado a reproducirse, haciendo que la población crezca favorablemente.

Hace siete meses Mbarete, una de las dos primeras yaguaretés nacidas en el Centro de Reintroducción de Yaguareté en el Parque Nacional Iberá, llegaba al Parque del Impenetrable para cruzarla con Qaramta, el único macho silvestre registrado en ese parque. Unos tres meses después, nacieron dos saludables cachorros, pero aún faltaba poder capturar a Mbarete y a sus cachorros para poder trasladarlos de vuelta a Iberá. Los cachorros y Mbarete fueron exitosamente trasladados y actualmente se encuentran en un inmenso corral a la espera de ser liberados a la brevedad.

Así mismo, se espera que estos cachorros aporten variabilidad genética a la incipiente población de Iberá, y resguarden los genes de los últimos yaguaretés del Chaco argentino. «Estas acciones de manejo activo resultan imprescindibles para salvar a especies en peligro crítico de extinción», remarcaron desde la Fundación.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.