Una joven modelo murió al caer de un acantilado por sacarse una selfie en Sídney

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una vez más, una selfie terminó de la peor manera. Madalyn Davis, una modelo e influencer de 21 años, murió después de caer por un acantilado de 30 metros de altura mientras intentaba tomarse una selfie, sentada al borde de un precipicio en Sídney, Australia.

Según las informes policiales, en la madrugada del pasado domingo, después de estar en una fiesta, ella y sus amigos decidieron ir a los acantilados de Diamond Bay, un lugar muy famoso de la zona, para ver amanecer y tomar fotografías. Fue mientras se tomaba una selfie cuando la joven cayó por el acantilado.

Sus acompañantes pidieron ayuda a los rescatistas, que, después de cuatro horas de búsqueda, dieron con el cuerpo sin vida de la joven.

No es el primer accidente fatal que se registra en la reserva Diamond Bay. Otra joven, de 27 años, también se cayó y murió en este lugar en agosto del 2019.

Los acantilados de Diamond Bay son un lugar de selfie popular entre los turistas.

Image result for diamond bay sydney

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

💪🏻😓

A post shared by Intriper (@intriper) on

Tragedia en una pool party: Se tiró a la pileta y quedó en coma luego de golpearse la cabeza

El episodio ocurrió en un hotel situado en la ciudad de Villa Carlos Paz, uno de los destinos más elegidos durante el verano en Argentina, y lo que era baile, tragos y mucha música de verano en una típica ‘pool party’ concluyó en una dramática jornada con un invitado accidentado.

El protagonista del incidente es Matías Rodriguez, un joven de 19 años, oriundo de Río Cuarto, una localidad cercana a Carlos Paz. El muchacho se encontraba disfrutando de lo que se suponía serían unas divertidas vacaciones hasta que un acto desafortunado lo llevó a quedar internado en coma en el hospital Sayago.

Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Cámaras-trampa confirman el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en Iberá, Corrientes

Dos cachorros de yaguareté nacen en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes. Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados. El equipo técnico de la Fundación Reiwilding ante la sospecha de que se puede  haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero esto se da recién la semana pasada, cuando lo registran a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Los cachorros son producto de la cruza entre Mariua (hembra) y Jatobazinho (macho) dos ejemplares salvajes que fueron rescatados de cazadores furtivos y en muy malas condiciones físicas en Brasil por el Instituto Brasilero del Medio Ambiente (Ibama) a través de las organizaciones NEX y Onçafari, que los recuperaron y luego los enviaron a la Argentina.

Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, comenta

yaguareté

“teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral. Un día pudimos observar y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido. Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”.

La confirmación llega recién unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro, menciona que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no son vistos a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar. Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés. La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros. Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde son rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas, Jatobazinho.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del país vecino, especialmente del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari, que recuperaron a los animales y luego los enviaron a Argentina.

“El nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto. Desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes. Es un proyecto a largo plazo cuya ejecución demandará varios años más, pero estamos en buen camino y desde hace un año trabajando en la fase de liberación progresiva”, asegura Sebastián.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO