Una tienda que comparte límites entre Bélgica y Países Bajos quedó dividida por el Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Sin lugar a dudas, la aparición de una nueva pandemia y la instauración de una crisis sanitaria a nivel mundial resultó en un acontecimiento insólito para toda la humanidad.

De pronto, el mundo al que presumimos como ideal por no tener fronteras nos sorprendió con una bofetada bastante cruel. Y miles de historias quedaron atravesadas por el virus: viajeros que debieron quedarse en su lugar de vacaciones debido al cierre de fronteras en el país de destino o en su país de origen; padres que subrogaron vientres en un país situado al otro lado del mundo y que hoy no pueden llegar hasta sus hijos recién nacidos; profesionales del turismo y demás trabajadores de la industria que han perdido sus fuentes de trabajo de manera inesperada; y así, hasta llegar a un sinfín de tristes experiencias.

Muchas de esas historias quedarán en el anonimato, y muchas de otras saldrán a la luz debido a su carácter inédito y hasta casi insólito. Como es el caso de una tienda que se encuentra físicamente entre dos países.

SÍ, leíste bien! Se trata de una tienda situada en la zona de Baarle-Hertog-Nassau, sitio que marca la frontera entre Holanda y Bélgica.

Ambos países se han visto afectados por la llegada del coronavirus. Sin embargo, las medidas implementadas han variado de tal manera que mientras en una nación está permitido salir a la calle, en el otro país se encuentran cumpliendo con una cuarentena estricta.

A juzgar por las fotos, es posible observar una línea de cruces blancas que informalmente intentar delimitar las fronteras entre ambos países. Sobre todo, resulta de tal importancia considerando que en los Países Bajos (izquierda en la imagen) se puede salir a la calle. Por el contrario, en Bélgica (derecha en la imagen) no está permitida la circulación en la vía pública.

¿Qué sucede entonces con la tienda? Pues sencillo, del lado holandés tiene permitida la apertura y normal funcionamiento. Y, en consonancia con las demás medidas impulsadas, en el lado belga no se permite su paso ya que allí los comercios no se encuentran habilitados mientras dure el confinamiento por el Covid-19.

Entre la frontera y una vida binacional: El hombre que vive con casa en Chile y patio en Argentina

El último poblador de la frontera“, así describe Soledad Maradona, periodista del diario local de Río Negro a Bernabé Bahamonde, habitante de una antigua casa construida con madera que se encuentra en la zona de El Manso. *Foto de portada: Alfredo Leiva.

Hasta aquí parece no haber nada extraño ni fuera de lo normal. El Manso comprende una localidad ubicada en el Valle de Río Puelo, cercano al Estuario de Reloncaví, que forma parte de la comuna de Cochamó, en la región de Los Lagos, Chile.

Sin embargo, la casa en que vive Bernabé sí ostenta y presume físicamente una particularidad: luce, entre medio de su patio, un hito de hierro que marca y distingue una seperación territorial entre Chile y Argentina.

Ubicado a unos 113 kilómetros de la localidad de Bariloche, este hito consiste en una forma de hierro naranja, con una identificación numérica VIII-4, enclavado a unos pocos metros de la puerta de entrada a la construcción de la vivienda. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO