Buenos Aires en tranvía: cómo es recorrer la ciudad a bordo de un patrimonio histórico y cultural

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La historia de Buenos Aires guarda como un personaje fundamental para el crecimiento y desarrollo de la ciudad misma a los tranvías. De hecho, al igual que en muchas ciudades del mundo muchos fueron los barrios que se formaron a partir de sus servicios.

Aún así, para quienes fueron usuarios y han visto pasar alguna escena de viaje entre los rieles tranviarios pesan más los recuerdos y anécdotas.

Este medio de transporte público dejó de funcionar en el año 1961, cuando el relato insistía en que ya no se podía recurrir a los tranvías “viejos” y “sucios” para transitar. Con los meses fue desapareciendo de la ciudad. Y según consta, ya para el año 1963 no quedaba ningún tranvía a la vista.

Pero, como comentábamos anteriormente, el tranvía consistía algo más que un transporte que te acercaba de un lugar a otro. La carga de significados, de historia y de valor histórico para los habitantes que supieron aprovecharlo provocó algo de pena y nostalgia.

Así fue como el 16 de julio de 1976, luego de un par de encuentros divagantes -como aseguran algunos de sus miembros- surgió la fundación de Asociación Amigos del Tranvía con el objetivo de que ni la historia ni el desarrollo del tranvía en la ciudad quedara ausente.

Actualmente Asociación Amigos del Tranvía cuenta con una Línea de Tranvías Históricos que, a partir del año 1980, recorren el barrio de Caballito. La “flota colección” está compuesta por 22 unidades pertenecientes a distintas épocas: 9 restauradas y funcionando, 3 en proceso de restauración y otras 10 preservadas a la espera de ser restauradas.

Sobre la restauración de coches de tranvía, estos fueron declarados, a través de la ley N° 4886, como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. En el año 2013, la Legislatura porteña tomó la decisión de que se restaure parte de la flota de coches para hacer uso de ellos con fines culturales y turísticos. De esta manera, también la difusión sobre su historia e importancia atribuyen una condición especial por conservar y proteger su valor patrimonial.

De esta iniciativa participaron especialistas en la restauración de madera y platería, como así también mecánicos y electricistas. Los coches resultaron acondicionados desde el sistema neumático y la carrocería en función de las normas de seguridad con vigencia en la actualidad.

A su vez, desde el interior es posible apreciar objetos y detalles con herrajes de principios del siglo XX. También se acondicionaron bancos, puertas y ventanas que anteriormente se encontraban intervenidos por graffitis e inscripciones. Sin dudar, para la realización de este trabajo de recuperación y mantenimiento, el principal objetivo fue devolver el aspecto original de los coches, aún a pesar del paso del tiempo.

“Tramway Histórico de Buenos Aires”

Todos los fines de semana y feriados el Tramway recorre el barrio de Caballito llevando de manera GRATIS a todos los que quieran pasear en él.

Los tranvías parten cada 25 minutos desde la única parada de la línea situada en la calle Emilio Mitre al 500 esq. José Bonifacio). Recorren un circuito de vías de 2 kilómetros, a través del último vestigio de la red de casi 900 kilómetros que alguna vez tuvo la ciudad.

De diciembre a marzo: los horarios de circulación son sábados y feriados de 17 a 20.30 horas; los domingos el recorrido es de 10 a 13 horas y de 17 a 20.30 horas. De abril a noviembre: los horarios son sábados y feriados de 16 a 19.30 horas; y domingos de 10 a 13 horas y de 16 a 19.30 horas.

Sobre el viaje en tranvía

Un paseo para toda la familia, en el que se conjugan la nostalgia de los grandes y el asombro y la diversión de los chicos.

Asociación Amigos del Tranvía

Durante cada viaje, además de los tradicionales “motorman” y “guarda“, otro “tranviófilo” realiza una reseña y respaso sobre los datos históricos y técnicos del sistema. Todas las tareas son hechas “ad-honorem” por los miembros de la Asociación de Amigos del Tranvía: guías, restauración, mantenimiento de los vehículos. En efecto, en reconocimiento a la labor sin fines de lucro, han sido nombrados oficialmente como Entidad de Bien Público.

En el recorrido, los usuarios obtendrán el típico ticket del servicio. El cual, no sólo será solicitado luego durante el recorrido para la revisión del guarda, sino que también podrás conservar como recuerdo de esta jornada tan especial.

Un viaje entre el pasado y el futuro

Al finalizar el recorrido, el personal de la Asociación Amigos del Tranvía a bordo agradecen a todos los presentes el interés por disfrutar un recorrido en este patrimonio histórico y cultural tan importante para la ciudad de Buenos Aires.

Cuentenle a familiares y amigos de la hermosa experiencia de haber viajado en el túnel del tiempo a través del Tramway Histórico de Buenos Aires

El tranvía es un medio que no contamina el medio ambiente: “Además de ser un recorrido por el pasado, también es un viaje hacia el futuro. En muchas partes del mundo el tranvía siguió existiendo. Y cuando en algún lugar dejó de existir, se volvió a reimplementar teniendo conciencia de lo que tenemos que sostener en nuestro planeta: a nivel auditivo, la polución en el ambiente. En lo que nosotros llamamos ciudades del Primer Mundo, el tranvía es el transporte de cabecera”.

Este año 2019, la Asociación Amigos del Tranvía ha sido reconocido por el “Historical Tramway of Buenos Aires” con un Certificado de Excelencia por TripAdvisor, el sitio web que proporciona reseñas de contenido relacionado con viajes.

2 respuestas

  1. De chico yo tome algunos de los ultimos. Salia de F.D. Roosevelt esquina con Av. Triunvirato, frente al Banco Nacion, iba hacia Av. Cabildo. Recuerdo el ruido de las ruedas metalicas al andar sobre las vias, y la antena, mastil o como se llamaba, que agarraba elecricidad del tendido aereo, que a veces se zafaba, debian detenerse, encarrilar la ruedita sobre el cable y otra vez seguir. Muchas vias quedaron en esas calles de adoquines para siempre, las taparon con asfalto o cemento de las nuevas calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano

El joven de 32 fue atrapado por sorpresa mientras grababa sus iniciales con un elemento punzante en el Coliseo Romano.

En la lista de cosas para hacer cuando vayan a Roma una que no hay que incluir es dañar un patrimonio histórico de casi dos mil años de antigüedad. No fue el caso de este joven turista irlandés de 32 años que fue encontrado por personas de seguridad mientras grababa sus iniciales en la piedra del primer nivel del Coliseo. Según informó el periódico La Repúbblica el pasado 20 de Septiembre de 2020, el personal se comunicó con la policía y se presentaron cargos contra el hombre.

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano
Imagen via Ross Cohen

El turista enfrentará cargos por daños al patrimonio histórico y cultural pero no fue anunciado cuál será la sentencia, si debe abonar una multa o puede incluir años de prisión. En otros casos, un turista que marcó la letra K en las paredes del Coliseo fue multado por un valor de 20 mil euros, según informó The Independent, y además recibió una pena de cuatro años que le suspendía el ingreso. También, hace unos días, un turista polaco se encontró en problemas luego de estrellar su drone en el el edificio histórico, lugar en el que estos últimos están expresamente prohibidos.

Según informó el sitio web Wanted in Rome, Buscado en Roma, el turista proveniente de Polonia había sido advertido que bajo ningún punto de vista podía volar el dispositivo dentro del Anfiteatro Flavio. Sin embargo, no hizo mucho caso a la advertencia y seguridad también terminó reportándolo a la policía local. Hace unos años, un representante de la Superintendencia de Patrimonio Arqueológico de Roma declaró que el problema es que hay una diferencia de percepción. “Los museos son tratados como iglesias, espacios sagrados donde las cosas tienen un gran valor. Mientras tanto el Coliseo es un edificio incompleto que ya fue robado“.

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano
Imagen via Parco archeologico del Colosseo

El Coliseo Romano es un edificio histórico que fue inaugurado en el año 80 d.C. y se considera que es el anfiteatro más grande construido durante el Imperio Romano, con una capacidad total de 50 mil espectadores. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980 y en 2007 fue incorporado a la lista de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Para más noticias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

2 respuestas

  1. De chico yo tome algunos de los ultimos. Salia de F.D. Roosevelt esquina con Av. Triunvirato, frente al Banco Nacion, iba hacia Av. Cabildo. Recuerdo el ruido de las ruedas metalicas al andar sobre las vias, y la antena, mastil o como se llamaba, que agarraba elecricidad del tendido aereo, que a veces se zafaba, debian detenerse, encarrilar la ruedita sobre el cable y otra vez seguir. Muchas vias quedaron en esas calles de adoquines para siempre, las taparon con asfalto o cemento de las nuevas calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO