En su próxima expedición, China plantará papas en la luna

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

China lanzó una nueva sonda espacial que viajará al otro lado de la luna en lo que el país llama un “nuevo capítulo en la exploración lunar”. A bordo de la sonda hay un rover que, según lo planeado, deberá aterrizar en el lado oscuro de la superficie lunar el próximo año.

Además de explorar la zona montañosa y rocosa y realizar pruebas de minerales y radiación, el rover Chang’e-4 plantará papas y otras semillas. En total, la misión realizará diez experimentos científicos, seis para China y cuatro en nombre de otros países.

Full Moon

“El aterrizaje y el rover del Chang’e-4 realizarán un aterrizaje suave en la parte posterior de la luna y realizarán inspecciones in situ y de patrulla”, dijo el jefe de exploración lunar de China, Liu Jizhong.

Al encontrarse más alejado el lado oscuro de la luna, se debió enviar otro satélite más para que actúe como mediador entre el modulo de exploración y la Tierra.

Conoce la avanzada tecnología del siglo XXI que está salvando la Gran Muralla china

Los miles de turistas que anualmente visitan la Gran Muralla China, las guerras y la acción de la naturaleza le están pasando factura a esta maravilla mundial. De hecho, muchas de las secciones de sus más 21.000 kilómetros de longitud necesitan ser restauradas urgentemente. El problema es que se encuentran en zonas muy difíciles de alcanzar.

Por eso, la Fundación China junto a Intel están utilizando su tecnología de drones e inteligencia artificial como parte de los esfuerzos de conservación, para ayudar a reconstruir la sección del muro de Jiankou, a unas 30 millas al norte de Beijing. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El autobús funciona en la Ciudad de México desde el viernes 25 de Septiembre de 2020 y es el primero en funcionar completamente con energía eléctrica.

El primer autobús completamente eléctrico de la Ciudad de México es el comienzo de una iniciativa del gobierno local que consta en tener 10 unidades de este estilo, 100 por ciento eléctrico, para finales de este año 2020. El que entró en circulación el pasado viernes tiene 18 metros de largo, capacidad para 160 usuarios y fue desarrollado gracias a una colaboración entre las autoridades de la ciudad, ENGIE, MOBILITY ADO y MIVSA, que es la empresa que tiene la concesionaria de la Línea 3 que es a la que pertenece el autobús, según informó El País.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El vehículo tiene puertos USB para que las personas puedan cargar sus dispositivos, espacios exclusivos destinados a personas en sillas de ruedas y también otros para animales de compañía y cuenta con puertas retráctiles. De acuerdo a declaraciones de la Jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, “Es la primera unidad del Metrobús totalmente eléctrica que opera en la Ciudad de México y nuestro objetivo es seguir avanzando en la electromovilidad: autobuses y trolebuses que operen con electricidad, para ir desplazando al diésel“.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El recorrido del autobús consta desde Tenayuca a Etiopía y la carga le alcanza para recorrer 330 kilómetros. De acuerdo a El Heraldo de México, la mandataria comunicó que la implementación del mismo implica un beneficio para el usuario y para la operación del Metrobús, ya que reduce los costos de operación. Sin dudas, también es un gran avance en términos ambientales. “Esto nos ayuda en dos áreas muy importantes: la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático, y aun cuando el costo de inversión es un poco mayor, a larga es mucho más barato, por la vida útil del autobús“.

De acuerdo a El País, el vehículo se carga durante las noches y necesita de tres horas y medias para completar la carga. Además, en comparación con un autobús que es impulsado con diésel, el que fue implementado en Ciudad de México reduce el uso de energía en un 80% y, al cabo de diez años, evita la emisión de 1300 toneladas de carbono.

¡Síguenos en Instagram para más noticias como esta!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO