¿Escuchaste hablar de las Salinas de Maras? ¡Un imperdible de Perú!

Dejemos de lado por un momento a Machu Picchu, la principal atracción turística de Perú y una de las más importantes de Latinoamérica. En esta ocasión queremos hablar de uno de esos lugares que amamos los viajeros, Los estanques de sal de Maras.

Si estás buscando escaparle a las masas de turistas y apoyar un sitio donde aportas a la calidad de vida de sus habitantes y trabajadores no podes dejar de visitar este lugar.

Salinas

The salt harvest

¿Dónde queda?

 

Los estanques salinos de Maras, se encuentran a unos 50 km al norte de la ciudad de Cusco.

En unas de las esquinas del largo y sinuoso camino a través de los altos Andes hasta el sitio Inca de Moray, la franja blanca de estanques de sal es realmente una sorpresa. Las empinadas pendientes del valle son de color marrón rojizo y están cubiertas con matorrales gruesos, haciendo que los estanques sean aún más llamativos.

¿Cómo puede haber salinas en una montaña?

 

Surreal Salineras

Maras Salinas

Por lo general los estanques salinos se encuentran en las llanuras que supieron ser mar, pero las del Perú están a una altitud de 3.000 metros, sobre la Cordillera de los Andes, por lo visto esta impresionante cadena montañosa fue alguna vez parte del fondo del mar.

El movimiento de las placas tectónicas empujó el fondo marino hasta formar los Andes. La sal marina estaba encerrada en las rocas y se empezó a filtrar a través de la fuente Qoripujio.

¿Cuánto cuesta la entrada?

 

The salt harvest

Salt pans

La entrada cuesta unos 10 soles y una vez que pases la entrada, ya te tocará tomar los escalones empinados hacia abajo para llegar a los estanques. El muelle Qoripujio tiene sólo unos 20 centímetros de ancho y sería fácil perderse si sus lados no estuviesen incrustados con una gruesa capa de sal. Si te animas, mete la mano en el arroyo y vas a ver que el agua es caliente y con una cantidad salina que te va a dejar la piel dura.

Lo recaudado por las entradas va directamente a la cooperativa de familias que trabaja en las minas de sal, haciendo que el turismo en el lugar tenga un impacto positivo.

La visita a las Salinas de Maras es de aproximadamente una hora, que si bien se puede hacer en menos tiempo, lo ideal es ir paseando por las terrazas, tomando fotos y disfrutando al máximo la experiencia.

Comentarios