Europa del Este en imágenes: 8 lugares para visitar durante una estadía en el viejo continente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Al este de Europa, los viajeros podrán encontrar destinos turísticos increíbles y apasionantes para recorrer y enamorarse del viejo continente. Y como si fuera poco, ¡encontrarás ciudades más accesibles si de vivir unas buenas vacaciones cuidando un poco el bolsillo se trata!

A continuación, te mostramos 8 lugares que no incluyen los primeros puestos en la lista de destinos turísticos en Europa, pero que, no por eso resultarán menos interesantes a los ojos de los espectadores de todo el mundo:

1. Varsovia

La capital de Polonia es reconocida por su diversidad de contrastes entre lo antiguo y lo moderno: desde imponentes rascacielos convertidos en edificaciones multinacionales, como pequeñas casas antiguas con tejados rojos ya deteriorados por el tiempo. Entre los viajeros, la recomendación turística es visitar el centro histórico de la Ciudad Vieja, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es considerada el corazón de la ciudad.

2. Budapest

Se trata de la ciudad más poblada de Hungría y comprende una unión de dos regiones, separadas por el Danubio: Buda y Pest. La primera, repleta de edificios medievales y barrocos y hogar del castillo de la ciudad, representa la historia y la tradición, mientras que la segunda, la joven, se presenta moderna e innovadora con decenas de oficinas, bancos y comercios más innovadores.

3. Lisboa

Considerada como la segunda capital más antigua de Europa, después de Atenas, esta ciudad ha sido escenario de momentos tan históricos como la partida de los primeros barcos que exploraron el mundo. Actualmente ofrece a los turistas varias joyas que han sido reconocidas mundialmente como Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Parkimeter

4. Bucarest

Quizás Bucarest, la ciudad capital de Rumanía, no se encuentra fácilmente entre los primeros puestos de la lista de los destinos turísticos escogidos por la mayoría de viajeros que recorren el continente europeo.

Aún así, lo cierto es que la ciudad tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, y entre sus grandes atractivos la poca presencia de turistas puede ser un gran punto a favor para unas tranquilas vacaciones. De visita por esta ciudad podrás reconocer inmensos parques, imponentes museos y calles animadas.

5. Zagreb

Si de hablar de Croacia se trata, todas las miradas aparecerán puestas en Dubrovnik, o alguna que otra atracción turística cercana como los Lagos de Plitvice. Sin embargo, la capital croata Zagreb es considerada como una de las más agradables para visitar: se trata de una ciudad no demasiado grande e ideal para una ‘escapada’ cortita. ¿Qué hacer en Zagreb? Recorrer sus museos, deleitarse con su música y diseño, probar la gastronomía con sus tradiciones culinarias, aventurarse a una animada vida al aire libre son algunos de los must que no pueden faltar en la lista.

6. Ljubljana

Con un nombre casi imposible de pronunciar, la capital de Eslovenia es una de las ciudades que se caracteriza por su frescura, jovialidad, divertida y por demás cultural. Aquí alrededor de 50.000 universitarios se instalan todos los años para realizar los estudios, por lo que cobra una vida tan única y particular que la hace encantadora.

7. Riga

Conocida como la “Perla del Báltico”, Riga, la capital de Letonia, se ha consolidado como una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad a partir de la preservación a su casco antiguo y su arquitectura alemana art nouveau. Además es la ciudad capital más grande de los Países Bálticos: aquí habitan un tercio de toda la población de Letonia; aunque contrariamente, es poco común encontrar turistas de paseo por la zona.

8. Tallín

La ciudad capital de Estonia comprende una ciudad medieval definida por muchos especialistas en el turismo como la ‘más bonita de Europa del Este‘.

Es una de las capitales mejor conservadas de Europa, y destaca por su Ciudad Vieja y la colina de Toompea.

Qué ver en Lisboa: guía de recorrido por la ciudad con más azulejos del mundo

De por sí encontrarás que en el país de Portugal existen gran variedad de monumentos, arquitecturas, museos y sitios de interés en donde el azulejo se vuelve el personaje principal de la trama turística. Estos coloridos y esmaltados azulejos como baldosas de cerámica aparecen siempre, no importa donde ni cuando.

Cualquiera sea su forma, tamaño, color y hasta diseño o disposición estética, los azulejos se han posicionado como los elementos más importantes en la ciudad de Lisboa, la capital portuguesa. De visita por Portugal podrás encontrar estas escenas en fachadas tanto de iglesias como de casas señoriales, residencias y hasta la decoración en los vagones del tranvía, el medio de transporte público más elegido y emblemático del lugar. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Ahora puedes dormir en una pequeña cabaña llena de abejas en Rumania

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería vivir en una colmena? ¿No? Yo tampoco, pero ahora puedes experimentarlo durmiendo en una pequeña cabaña llena de insectos zumbantes.

No parece la experiencia más relajante, pero en realidad se ofrece como una forma de calmar a los clientes estresados, según el propietario Vasile Nasca.

El hombre de 45 años trabaja como apicultor en la comuna de Santana de Mures, en el condado de Mures, en el centro-norte de Rumanía, y afirma que el zumbido de las abejas ayuda a las personas a relajarse, estimula el sistema nervioso y mejora la audición.

Después de haber trabajado con abejas durante 20 años, Nasca sabe lo que hace y ahora ofrece a las personas la oportunidad de disfrutar de sesiones terapéuticas en una cabaña de madera donde los clientes pueden acostarse en una cama junto a cuatro colmenas horizontales y escuchar los zumbidos de las abejas.

Nasca explicó: ‘Heredé la pasión de mi padre Alexandru Nasca, conocido en la zona como Sandy Stuparul, quien tiene 83 años y aún trabaja como apicultor’.

‘También es mi principal ayudante, aunque algunas personas pueden pensar que es demasiado mayor. De hecho, el trabajo le ayuda a mantenerse activo y todavía se siente joven de corazón’.

‘No me considero mejor que otros apicultores, pero teniendo tanta pasión y experiencia con las abejas, y viendo lo que han estado haciendo otros países, pensé que sería una buena idea ofrecer esa terapia’.

Nasca agregó que, si solo produjera miel, no ganaría suficiente dinero para mantener el negocio en marcha, por lo que “decidió hacer más con las abejas”.

Nasca dijo que el zumbido de las abejas puede usarse como tratamiento terapéutico para muchas dolencias, como pérdida de audición, depresión, migrañas, estrés o fatiga, y que acostarse en una cabaña con los insectos también puede evitar que las personas les tengan miedo.

El apicultor recibió fondos de la UE para desarrollar su centro de terapia del zumbido y, después de probar el servicio con conocidos y clientes, recibió una gran respuesta.

Nasca dijo: ‘La gente está muy entusiasmada con esto… hemos tomado todas las medidas necesarias para minimizar el riesgo de picaduras de abejas. En realidad, el riesgo de ser picado accidentalmente por una abeja en el exterior es mayor que en nuestras cabañas’.

Soy optimista sobre el futuro de las abejas. No creo que todos desaparezcan porque conduciría al desastre. Einstein tenía razón cuando dijo que todos moriríamos en unos pocos años si las abejas se extinguieran’.

Nasca continuó señalando que, si bien no cree que las abejas desaparezcan por completo, su número está en “constante declive” y se deben tomar medidas para ayudar a salvarlas.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO