Las ‘Cholitas Escaladoras’ están haciendo historia y quedaron registradas en una serie fotográfica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El fotógrafo Todd Antony captura imágenes de las mujeres aymaras que desafían los estereotipos y llegan a las cimas de las montañas.

Autor: Todd Antony 

El 23 de enero de 2019, cinco mujeres indígenas aymaras de Bolivia escalaron el Aconcagua de Argentina, el pico más alto del mundo fuera de Asia. Su hazaña fue notable desde el punto de vista físico: habían estado haciendo senderismo juntos a tales altitudes durante solo unos años, y lo hicieron vistiendo las coloridas faldas en capas emblemáticas del Aymara en lugar del típico atuendo de senderismo. Pero también fue históricamente notable. Hasta hace poco, mujeres como ellas, conocidas como “cholitas”, habían sido discriminadas legal y socialmente en Bolivia. Fueron prohibidos en muchos espacios públicos, sometidas a racismo y excluidas de las oportunidades económicas y educativas. La elección en 2005 de Evo Morales, el primer presidente indígena de Bolivia, trajo una ola de cambios para las mujeres aymaras, que han aprovechado sus nuevas libertades para convertirse en periodistas de televisión, diseñadores de moda, luchadores profesionales, y algunas incluso son alpinistas.

Autor: Todd Antony 

Este grupo de cholitas de escalada llamó la atención del fotógrafo londinense nacido en Nueva Zelanda, Todd Antony, que estaba buscando su próximo proyecto fotográfico. Seis meses después de leer sobre su hito en la subida de los Andes, Antony se encontró luchando por mantenerse al día con cinco de ellas mientras fotografiaba una caminata en el glaciar Zongo.

Autor: Todd Antony 

Cerca de Huayna Potosí, la primera montaña que las mujeres habían alcanzado en la cima. “Solían ser cocineras de montaña en los campamentos base. Observaban a los hombres subir todo el tiempo y finalmente decidieron: “¿Por qué no hacemos esto nosotros mismos?”, dice Antony. “Su escalada refleja físicamente su ascenso de ser marginados racialmente y oprimidos durante los últimos 50, 60, 70 años… así como su ascenso en un campo dominado por los hombres “.

¿La próxima montaña que algunas de las mujeres esperan conquistar? Everest.
Autor: Todd Antony 

“Filmado el primer día de la escalada, subimos más alto de lo recomendado por nuestros guías tan temprano en el viaje para capturar esta imagen, ya que pude ver las prometedoras grietas desde el pie del glaciar, y el clima estaba a nuestro favor. Resulta que tenían razón. Como resultado, mi asistente y yo tuvimos fuertes dolores de cabeza y las primeras etapas del mal de altura, así que una vez que tuvimos las vacunas, nos dirigimos a altitudes más seguras para aclimatarnos por la noche”, dice Antony.

Autor: Todd Antony 

Antony y su equipo llevaron equipos de iluminación a la montaña con ellos para el rodaje para darles a las imágenes un “toque estilizado”.

Mirá más historias como esta en Intriper

Las Cholitas Escaladoras están en camino a la cima del Aconcagua

Autor: Cholitas Escaladoras

Las Cholitas Escaladoras son un grupo de mujeres bolivianas que, hace unos años atrás, , decidieron dejar de trabajar para montañeros y comenzar a dedicarse a escalar.

Los escaladores de cholita de Bolivia ya conquistaron los picos más altos cerca de La Paz

Autor: Cholitas Escaladoras

Son 10 mujeres indígenas aymaras, de 42 a 50 años de edad, que también trabajaban como porteadores y cocineras para montañeros, que decidieron ponerse los crampones para escalar.

Ya escalaron picos como: Acotango, Parinacota, Pomarapi, Huayna Potosí, y Illimani. Y ahora van por el Aconcagua (Argentina), ¡su desafío más grande hasta el momento! Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO