Le dijo a su familia que iba por algo de almorzar, pero terminó viajando a Ámsterdam

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Chris Richards, de 22 años, oriundo de Balloch, Escocia, el septiembre pasado le había dicho a su familia que iba a buscar algo de comer… pero nunca volvió! Terminó en Ámsterdam.

El fin de semana largo lo había pasado en Las Vegas , había sido tan divertido para Chris que estaba desesperado por seguir festejando y no regresar a su trabajo el lunes. De repente, su camino se iluminó. Vio en Facebook que un grupo de chicas que conocía estaban en Amsterdam, así que él decidió unirse a ellas.

Afortunadamente, aún tenía su pasaporte a mano, ya que acababa de regresar de Las Vegas, por lo que se subió a otro avión ese mismo día. Lo que no tenía era un equipaje, no se llevó ni siquiera la esencial, como una tarjeta de crédito.

Una vez que llegó a Amsterdam, se encontró con sus amigos, quienes no dudaron en prestarle dinero y todo lo que le faltaba para poder sobrevivir esos días.

Su familia no se impresionó por sus travesuras, especialmente porque Chris le había dicho a su padre que solo había ido a McDonald’s a almorzar. Pero, a decir verdad el papá se preocupo por unos minutos hasta descubrir lo que había hecho, porque recibió un mensaje de texto que decía:

De todos lo que he hecho a lo largo de los años, esto supera todo.

Al volver a casa con su familia el miércoles por la noche, Chris confesó que estuvieron enojados por un buen tiempo porque no podía explicar porque actúa así. Y, obviamente, se quedó sin trabajo.

Sin embargo, nada de esto realmente le importaba a Chris. De hecho, no se arrepiente en absoluto de todo el viaje y las consecuencias.

Ámsterdam, la ciudad en la que nadie puede sentirse mal

Una ciudad que te recibe con los brazos abiertos y te invita a quedarte para que la vivas y la sientas como si fuera propia.

Un lugar alegre, con espíritu joven y amable, donde el contraste de siglos pasados y los humeantes coffee shops conviven dando lugar a una ciudad única e irremplazable.
La llamada “Venecia del norte”, abre todo su corazón para que te sientas uno más mezclándote entre las diferentes etnias que encontrarás en la ciudad de los canales.

Comenzamos el recorrido por la Plaza Dam, el corazón de Ámsterdam, vas a ver mucha gente por todos lados, palomas que se meten entre los pies de los turistas que intentan ver la Nueva Iglesia, el Palacio Real y el Obelisco, los edificios más importantes de la plaza.

Una ciudad que lleva al hombro miles de causas sociales, que se identifica con el ecologismo, el feminismo y el matrimonio homosexual. En Amsterdam te vas a sentir cómodo y libre seas quien seas y sin importar cómo eliges vivir tu vida. Continuar leyendo…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Cámaras-trampa confirman el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en Iberá, Corrientes

Dos cachorros de yaguareté nacen en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes. Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados. El equipo técnico de la Fundación Reiwilding ante la sospecha de que se puede  haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero esto se da recién la semana pasada, cuando lo registran a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Los cachorros son producto de la cruza entre Mariua (hembra) y Jatobazinho (macho) dos ejemplares salvajes que fueron rescatados de cazadores furtivos y en muy malas condiciones físicas en Brasil por el Instituto Brasilero del Medio Ambiente (Ibama) a través de las organizaciones NEX y Onçafari, que los recuperaron y luego los enviaron a la Argentina.

Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, comenta

yaguareté

“teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral. Un día pudimos observar y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido. Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”.

La confirmación llega recién unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro, menciona que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no son vistos a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar. Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés. La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros. Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde son rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas, Jatobazinho.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del país vecino, especialmente del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari, que recuperaron a los animales y luego los enviaron a Argentina.

“El nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto. Desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes. Es un proyecto a largo plazo cuya ejecución demandará varios años más, pero estamos en buen camino y desde hace un año trabajando en la fase de liberación progresiva”, asegura Sebastián.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO