Cómo visitar la Cárcel de Alcatraz en San Francisco, California (Guía Práctica)

Carcel de Alcatraz
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Cinéfila, controversial, histórica, fotografiada, famosa… podemos usar cada una o todas esas características para hablar de una de las cárceles más famosas del mundo: la Cárcel de Alcatraz. Esa isla imponente frente a las costas de la Bahía de San Francisco, al oeste de Estados Unidos, funcionó como tal hasta el año 1963, escenario de hechos famosos a nivel mundial, los cuales causaron su cierre, dando lugar, durante sus años posteriores, a modelos de inspiración de historias, leyendas y hasta películas que la retrataron.

La curiosidad que genera en los viajeros, la historia que conlleva, la posibilidad de visitarla, de caminar por los pasillos y de descubrir las frías celdas del presidio, hacen que visitar la cárcel de Alcatraz sea una de las mejores cosas que hacer en San Francisco.

Pero ¿Cómo visitar la Cárcel de Alcatraz? No te pierdas este post donde te contaremos todo lo que necesitas saber para visitar la cárcel más famosa del mundo: un enigma, un incógnito, un misterio, una leyenda… ¿Listo?

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz

Qué fue la prisión de Alcatraz

Viajando hacia atrás en el tiempo, nos encontramos con una isla en medio de la Bahía de San Francisco, un fuerte, paredes gruesas formando una fortaleza, construida para ser parte de la defensa de la ciudad ante el ataque de las colonias extranjeras.

Seguimos transitando la línea de tiempo imaginaria y nos encontramos, casi como una película de Hollywood, un presidio, en medio de una isla que parece desierta, donde el silencio envuelve sus esquinas y donde solo se escucha el ruido del mar, del viento y de la nada misma. Al mismo tiempo, esta “isla desierta” se encuentra ubicada a escasos 2 kilómetros de la “tranquila” ciudad de San Francisco, casi como construida para que, desde las celdas con ventanas, puedan verse personitas caminando por las calles, barcos acercándose a sus puertos y la rutina de una ciudad que conforma: “la libertad que se perdió”.

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz

La historia de la cárcel de Alcatraz es fascinante, es curiosa, es misteriosa y casi que con finales aún abiertos y sin hechos que los comprueben. Es una historia de encierros y de escapes, donde los protagonistas, luchan por su libertad, habiendo sido condenados como los criminales más peligrosos, atención, de Estados Unidos, encerrados, en lo que se creía que era, una “cárcel de máxima seguridad”.

Una cárcel con un inicio decidido y un final controversial, una cárcel que albergó a “celebrities” como Al Capone, el capo mafia de Chicago y Nueva York y que fue escenario del “escape del siglo” en el año 1962 de la mano de Frank Morris, John Anglin, y Clarence Anglin con un final, literalmente, aún sin respuestas. ¿Se ahogaron? ¿Se los comieron los tiburones? ¿Lograron escapar? ¿Estarán viviendo en una isla del Caribe? Al menos hasta el día de hoy, no lo sabemos ya que sus cuerpos nunca fueron encontrados.

Un año más tarde de la fuga, en el año 1963, la prisión de Alcatraz cerró sus puertas, algunos indicando la falta de mantenimiento o ¿de reputación? Dando origen a lo que va a considerarse como uno de los must para recorrer en San Francisco: una visita a la Cárcel de Alcatraz. Pero, ¿Cómo visitar esta cárcel de San Francisco?

  • Tip cinéfilo: hay más de una docena de películas rodadas en la isla o contando la historia de la cárcel, aunque, para conocer la historia del presidio en sí y de las fugas, las dos más recomendables son Fuga de Alcatraz (1979) y La Roca (1996).

Cómo visitar la Cárcel de Alcatraz

Recordando que la cárcel más famosa del mundo se encuentra, literalmente, en una isla, la única forma de visitar la prisión de Alcatraz es a través de un barco, partiendo desde la bahía y, luego de unos 20 minutos de navegación, dejando atrás las bocinas y embotellamientos, llegando al silencio, el misterio y las leyendas de la Cárcel de Alcatraz.

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz

La única empresa autorizada para poder realizar este recorrido se llama Alcatraz Cruises y cuentan con su taquilla y punto de partida en el Pier 33 de Fisherman’s Wharf, uno de los puntos más turísticos de la ciudad de San Francisco.

  • Atención futuros viajeros: puede suceder que se encuentren (en páginas de internet o en la propia calle), vendedores que ofrezcan tickets y paseos en barco “alternativos” para visitar la Cárcel de Alcatraz. Es importante no dejarse engañar y tener en cuenta que solo Alcatraz Cruises tiene la concesión del viaje.
  • Consejo viajero: a pocos metros de allí, en el Pier 39, se encuentra una de las mejores cosas que hacer gratis en San Francisco, visitar a los leones marinos del puerto que llegan a la región de manera natural, casi como de costumbre, a lo largo de todos los años.

Excursión a la Cárcel de Alcatraz

Somos viajeros, nos encontramos en San Francisco, es una hermosa tarde de primavera en la ciudad, caminamos por Fisherman’s Wharf y, hacia el lado del Océano, nos encontramos con una isla, en el medio, como irrumpiendo una imagen a la perfección. Tickets en mano y nos dirigimos hacia la salida del barco que nos llevará a viajar en el tiempo, previo a 1963, cuando la cárcel de San Francisco, funcionaba como tal.

  • Consejo viajero: al ser una de las principales atracciones de San Francisco y con capacidad limitada, es más que recomendable comprar los tickets con anterioridad a través de la página de internet de Alcatraz Cruises.

Durante el trayecto en barco, las fotos a la ciudad de San Francisco son muy bellas y el puente Golden Gate de fondo crea una postal inigualable pero vamos, a mirar para adelante que llega el momento.

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz

Visitar la cárcel de Alcatraz y la isla en la que se emplaza es un momento donde parece que todo se pone en pausa, donde la vorágine citadina reduce su velocidad y donde es momento de utilizar el audioguía (hay en español y en más idiomas) y comenzar a “formar parte” de la historia de la prisión de San Francisco.

“Cuando no obedeces las normas de la sociedad, vas a prisión. Cuando no obedeces las normas de prisión, vas a Alcatraz.” Eso se decía del presidio, la vida en Alcatraz no era fácil, el gran bloque de muros gruesos albergaba a los más temidos delincuentes de todo el país y sus pequeñas celdas y castigos siguen siendo un recuerdo presente incluso hasta el día de hoy.

  • Dato viajero: aunque uno no sea un fanático de las excursiones, guías o audioguías, estas están tan bien creadas que las historias que se cuentan, hasta son relatadas por los propios protagonistas, en cada una de las celdas y espacios del lugar.

Qué ver en la Cárcel de Alcatraz

“Usted tiene derecho a recibir comida, ropa, albergue y atención médica. Cualquier otra cosa que reciba es un privilegio.” Así es la regla número 5 de la Cárcel de Alcatraz y así es como comienza el recorrido, con esa frase en la cabeza, los fríos muros a los costados y pasillos que parecen interminables repletos de historia. ¿Qué más se ve en la Cárcel de Alcatraz?

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz
  • Las celdas: con sus 150 centímetros de ancho, sus componentes como camas, lavabos y mesitas.
  • La vida en Alcatraz: con historias, los lugares de recreación, el comedor, la biblioteca, el patio y los ventanales hacia la ciudad (si es que los había en esas celdas).
  • Las celdas más famosas, como la de Al Capone.
  • Las celdas “de castigo”, con la inexistencia de ventanas o cualquier tipo de recreación.
  • Los puntos naturales que componen a la isla, protegidas por el Parque Nacional, y con miradores espectaculares a la ciudad. Estos puntos verdes cuentan con senderos donde recorrer cada espacio de la isla.
  • El Faro de Alcatraz: es el faro más antiguo de la costa oeste de Estados Unidos y, al día de hoy, sigue en funcionamiento, por lo que una visita es más que interesante.

Cuándo visitar la Cárcel de Alcatraz

Recapitulando y viendo la importancia que tiene este atractivo para la ciudad de San Francisco (y la costa oeste de Estados Unidos) una visita a la cárcel más famosa del mundo es casi una obligación cuando se recorre la ciudad. Esto significa que gran parte de los turistas que la visitan, van a dar un recorrido por Alcatraz y esto puede generar algunas aglomeraciones.

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz

Entonces, ¿Cuál es la mejor época para visitar la Cárcel de Alcatraz? Las excursiones parten todos los días del año (con excepción a Navidad y Año Nuevo), desde las 9 de la mañana y hasta las 4 y 20 de la tarde, con salidas cada 30 minutos.

  • Recomendación viajera: si se quiere tener casi la exclusividad de visitar la cárcel sin tantos viajeros, un gran consejo es levantarse temprano y comprar la entrada Early Bird, siendo el primer tour general que va hacia la isla, el primer grupo que la pisará en el día y los primeros viajeros que comienzan a hacer el recorrido, sin más turistas antes que ellos, pudiendo disfrutar de la cárcel casi de manera privada. 

Cuánto cuesta la entrada para visitar la Cárcel de Alcatraz

Las entradas generales, con 2 horas y media de duración, navegación y audioguía parten entre los 25 y los 41 dólares, comprando por internet y, recuerda, con anticipación.

Además de la entrada general, una visita a la cárcel de Alcatraz puede estar compuesta por un tour nocturno, donde disfrutar de las historias terroríficas y de misterios bajo la luz de la luna, el tour detrás de escenas donde se visitan áreas exclusivas (solo para mayores de 13 años) y algunos tours que también incluyen otras excursiones como el tranvía a la Isla Ángel.

Visitar-La-Carcel-De-Alcatraz
  • Consejo viajero: en el caso que no se consigan entradas porque ya están agotadas, siempre está el plan b de acercarse a las taquillas ya que, cuando un viajero no se presenta en las taquillas 10 minutos antes de la partida de su ticket, esas entradas salen a la venta de nuevo.

¿Es recomendable visitar la Cárcel de Alcatraz?

Sí, sí y ¡por supuesto que sí! La historia y los misterios que conlleva este famoso edificio de San Francisco hace que una visita se complete con todo lo que uno puede esperarse: leyendas, fugas, motines y una representación gráfica de lo que uno ha escuchado alguna vez en su vida y ahora, está caminando por esos mismos pasillos, por largos años de historia, por controversias y por mitos que aún no fueron resueltos.

4.9/5 - (11 votos)
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar