Visita rápida: ¿qué ver en Valencia en un día?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mi vuelo desde Lisboa llegó a las 10 de la mañana y después de dejar mis cosas en el hostel, tenía el día entero para conocer Valencia. O por lo menos para intentarlo, ya que conocer una ciudad en un solo día es una misión imposible, y cualquiera que lo haya intentado sabe lo complicado y estresante que puede llegar a ser. 

Comencé por el Centro Histórico, ya que justo en esos días eran las fallas y todos los días lanzaban una gran cantidad de petardos frente al Ayuntamiento. Este evento es conocido como la Mascletà y es algo único: no sólo por el ruido de los estruendos, sino también por la cantidad de gente que se reúne y que lo celebra como algo muy especial.

De allí me dirigí a la Catedral y subí al Miguelete, que tiene una vista panorámica de toda la ciudad. Tienen entrada separada, por lo que se puede acceder solamente a éste, sin necesidad de visitar la Catedral.

La Plaza de la Virgen es otro punto por el cual seguro vayan a pasar y que merece una visita, por las construcciones que la rodean, con el Miguelete de fondo generando una vista muy pintoresca. 

Vista de Valencia desde el Miguelete

Luego atravesé los Jardines del Real, y fui bajando por la Avenida Blasco Iñiguez, pasando por las universidades de Valencia hasta llegar al Estadio de Mestalla. No ingresé, pero al menos quería verlo por fuera, aunque si hubiera jugado el Valencia ese día, compraba entradas sin pensarlo.

Puente de las Flores

Seguí hasta el Jardín del Turia y pasé por varios lugares que son imperdibles. Primero crucé el Puente de las Flores que además de tener un gran cuidado, es un concepto maravilloso. Me deslumbré con el Palacio de la Música de Valencia, hasta llegar al Parque Gulliver, al cual tuve que ingresar porque no podía creer lo que estaba viendo. 

Parque Gulliver

Es un parque de juegos con una estructura montada en el piso del personaje Gulliver (de unos 70 metros de largo), que se encuentra atado de manos y pies al piso, y que tiene distintos juegos para niños por todo su cuerpo.

Su visita está restringida a una cantidad de personas a la vez y además de mantenerse en perfectas condiciones, es único en materia de parques de juegos. 

Palacio de las Artes Reina Sofía

La última parada era la más esperada: la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Lo primero que se deja ver es el Palacio de las Artes Reina Sofía (Ópera de Valencia), que con su diseño futurista atrapó mi atención por un buen rato.

Bastante impresionado caminé un poco más y al cruzar el Puente del Monteolivete me quedé sin palabras por la imagen de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

El complejo está compuesto por: L’Hemisferic (sala de proyecciones 3D)el Museo de las Ciencias Príncipe FelipeL’Umbracle (paseo cubierto por arcos flotantes)L’Oceanogràfic (acuario más grande de Europa), el ya mencionado Palacio de las Artes Reina Sofía, el Puente de l’Assut de l’Or (obra de Santiago Calatrava) y el Ágora (una plaza cubierta).

Todos estos edificios dan vida a este complejo único en Europa y el Mundo, que no sólo es valioso arquitectónicamente, sino que allí se brindan gran cantidad de actividades culturales para toda la ciudad.

Mercado Colón

Ya de noche, regresando al hostel caminaba por la Ciutat Vella, distrito que alberga el casco histórico, y llegué al Mercado Colón, un emblemático edificio modernista convertido a centro comercial. Otro plan similar podría ser el Mercado Central, el cual no pude visitar ya que su horario de cierre es a las 15:00. ¡Tú eliges! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

The New York Times lanza portada con los nombres de las casi 100.000 víctimas de Covid-19 en Estados Unidos

Porque más que los números y estadísticas, importan los nombres. Y vaya que si han de ser nombres trascendentales si se trata de personas que han perdido la vida a causa de la pandemia de coronavirus.

Sin dudas, una portada histórica para un acontecimiento histórico en el país. Desde hace unas semanas, Estados Unidos supera ampliamente al número de soldados estadounidenses fallecidos en la Guerra de Vietnam por culpa de la propagación del virus y la consecuente cuestionable gestión de las autoridades nacionales.

The New York Times es uno de los diarios impresos más prestigiosos del mundo y no ha perdido su importante rol como medio de comunicación ante la sociedad. Más bien estos tiempos que corren han hecho que se reafirmara su misión, algo con lo que a partir del suceso de este domingo se ha valido de un gran aplauso y reconocimiento.

Se trata de su escalofriante portada publicada este domingo 24 de mayo que muestra, sin imagen de por medio, seis columnas dedicadas a homenajear por su nombre a algunas de las víctimas del Covid-19. Así la tapa aparece ocupada por el nombre, la edad y una brevísima pincelada biográfica de 1.000 víctimas del coronavirus en Estados Unidos.

El titular principal que acompaña a las víctimas reza “Las muertes en Estados Unidos se acercan a 100.000, una pérdida incalculable”. Así mismo, el diario estadounidense ha expresado que “no eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros mismos“.

A su vez, han explicado el por qué de la realización de la misma. Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico, ha indicado que ante la llegada de la cifra de 100.000 muertos, pretendían “representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas”.

Por otra parte, el director creativo jefe del diario asumió que no recuerda ninguna portada sin imágenes en sus 40 años de experiencia: “aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos, esta es sin duda la primera (sin imágenes) de los tiempos modernos.

La portada se ha vuelto viral de manera inmediata y ha llegado a países de todo el mundo. Desde luego, el gesto tiene mucho que enseñar y servir para la reflexión de sociedades que habitan el planeta. Nadie querrá ver los nombres de una persona que conoció entre las víctimas publicadas en la tapa de un diario. Ni, por supuesto, nadie querrá ser un nombre inmortalizado en una portada que aguarda por algún lector en un puesto de diarios.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO