8 actividades para hacer en Mallorca en Invierno y que te encantarán

Que hacer en Mallorca en invierno
Redactora / Travel writer

Conocida por ser una de las Islas Baleares más bonitas de España, Mallorca atrae cada verano a cientos de turistas que se encuentran en la búsqueda de playas paradisíacas en las que tomar sol y relajarse luego de un ajetreado año de trabajo. Ahora bien, ¿qué sucede en este hermoso destino cuando la temporada alta desaparece? ¿Existen acaso cosas que hacer en Mallorca en invierno? La respuesta es clara: ¡por supuesto que sí! 

Así que si planeas tomarte las vacaciones durante esta época del año y aprovechar la temporada baja para conocer una de las islas más encantadoras del Mediterráneo, ¡no dudes en seguir leyendo! Pues en esta nota encontrarás una lista de cosas que hacer en Mallorca en invierno que te encantarán. 

¿Cuáles son las mejores cosas que hacer en Mallorca en invierno?

1. Pasea por Palma, prueba las delicias de Portixol y admira el atardecer en el pueblo

Abrimos esta lista de cosas que hacer en Mallorca en invierno recomendándote tomarte un día entero para caminar por Palma. Esta hermosa ciudad que la mayoría de los visitantes dejan de lado durante la temporada de verano en la búsqueda de sol y playa, tiene una gran cantidad de atractivos turísticos que valen la pena visitar. 

Sin lugar a dudas, la capital balear hay que caminarla. Es necesario perderse en las callejuelas de su casco histórico, para así conocer la mayor cantidad de recovecos que sea posible y alucinar con los secretos que guardan celosamente.  

Además, en algún momento de tu estancia te recomendamos pasear por Portixol, un antiguo pueblo pesquero anexionado a Palma en el que tendrás la oportunidad de degustar las exquisiteces gastronómicas que ofrece. Si te preguntas cuál te recomendamos nosotros, la respuesta es muy sencilla, llonguets. Se tratan de bocadillos con pan recién horneado relleno de lo que desees: sobrasada, jamón, ensalada con tomate, cebolla y pimiento, y muchas opciones más. ¡Aquí hay para todos los gustos y necesidades!

Al caer la tarde, no puedes dejar de tomarte un momento para admirar la iluminación que poseen algunos de los monumentos más representativos de la ciudad, como la Lonja, el Palacio Real de la Almudaina y, por supuesto, su espectacular catedral. Recuerda llevar tu cámara fotográfica, créenos que querrás inmortalizar semejantes postales.

2. Conoce el Castillo de Bellver

Su particular diseño circular convierte al Castillo de Bellver en una de las fortificaciones más interesantes de toda Europa. Una visita como esta es, definitivamente, de las mejores actividades que hacer en Mallorca en invierno. De hecho, es el mejor momento del año para visitarlo, pues durante esta temporada no es muy visitado y podrás recorrer todos sus rincones con total tranquilidad.

La fortaleza fue construida con el objetivo de albergar la corte del rey Jaime II de Mallorca, pero en la actualidad funciona como Museo de Historia de la Ciudad de Palma. Así que, ya sabes, si deseas conocer a fondo la historia de la ciudad, no puedes dejar de visitar este lugar.

Si deseas ingresar gratis, debes ir los días domingos. En el caso que solo puedas ir durante la semana, debes saber que tendrás que abonar un monto de €4 por persona. No es mucho en comparación con los valores de ingreso a otros edificios importantes, pero si puedes ahorrar un poco de dinero, hazlo.

3. Camina por Sóller y conoce su mercado semanal

Cuando nos preguntamos qué hacer en Mallorca en invierno, debemos saber que una visita a la ciudad de Sóller jamás estará mal. La mejor manera de llegar hasta allí es tomando el tren que conecta con Palma, por lo que es un excelente lugar para visitar un día que te encuentres con ganas de salir de la capital por un momento. 

Si tienes la posibilidad, te recomendamos visitar este bonito sitio un sábado por la mañana, que es cuando en la Plaza de la Constitución se despliega su mercado semanal y el público se amontona para conseguir frutas y verduras de estación, además de ropa, bisutería y otros objetos que pueden resultar interesantes para comprar y llevarte a casa de recuerdo.

Cuando termines con el paseo, no dudes en visitar la iglesia de San Bartolomé y su campanario de origen neogótico. En cuanto encuentres el edificio, comprenderás el motivo por el que es considerado una joyita imperdible de la ciudad. También puedes aprovechar para descansar un rato en alguno de sus cafés, bares o restaurantes que se encuentran en los alrededores, ¡de paso pruebas las delicias que tienen para ofrecer!

4. Deslúmbrate al atardecer en el Puerto de Sóller

No puedes irte de Sóller sin dar una caminata por el puerto a la hora del atardecer. La brisa marina en combinación con el paisaje de ensueño adornado por la golden hour y los yates atracados en los muelles, te dejarán con la boca abierta y te darán ganas de regresar una vez más antes de volver a casa. De todas las cosas que hacer en Mallorca en invierno, esta es la que más te gustará, ¡casi no hay gente en la zona durante esta época!

Cuando caiga el sol, puedes tomar un refresco en una de sus muchas terrazas mientras disfrutas del movimiento nocturno de la ciudad. 

5. Prueba el mejor aceite de España en una de sus almazaras

Al momento de abandonar el paisaje urbano de Sóller y comenzar a adentrarte a la zona de la sierra de la Tramontana, algo despertará tu atención por completo. Nos referimos a los campos de olivos, cuyos árboles regalan las aceitunas más deliciosas, que luego se convertirán en el aceite de mejor calidad de toda España.

Diferentes empresas ofrecen visitas guiadas a aquellas almazaras que están dispuestas a abrir sus puertas para mostrarle a los viajeros cómo es el proceso de cosecha de las aceitunas y posterior explotación para convertirlas en aceite. Algunas de ellas, incluso, ofrecen talleres de elaboración de “olives trencades”, en el que podrás aplastar cada una de las aceitunas para luego ponerlas a macerar en un tarro con agua, sal, hinojo y guindilla. ¡Una increíble manera de aprender a hacer tu propio aderezo! 

Este tipo de excursiones las puedes adquirir en cualquier oficina de turismo, créenos que vale la pena y no te arrepentirás de realizarlas. Es de las mejores cosas que hacer en Mallorca en invierno, pues durante la temporada alta el sol es muy fuerte y puede llegar a tornarse tedioso el recorrido.

6. Pierde la noción del tiempo en Sa Foradada 

Con el correr del tiempo, el poder del viento, la lluvia y el mar, han esculpido sobre la costa mallorquina una de las obras de arte naturales más impresionantes del continente. Nos referimos a Sa Foradada, una cala de rocas ubicada cerca de la localidad de Deià que no puede faltar en la lista de cosas que hacer en Mallorca en invierno. 

Cuando la veas, creerás por un momento que la naturaleza quiso hacerle un regalo a los seres humanos creando una ventana a esta mole para contemplar por ella una pequeña porción del mar Mediterráneo. Nosotros te recomendamos bajar hasta la cala haciendo una caminata de media hora, pero si no dispones del tiempo necesario o si no estás en condiciones físicas de realizar el descenso, te interesará saber que las vistas desde el aparcamiento son alucinantes. 

7. Enamórate de las calles de Valldemossa 

Aproximadamente a media hora de Palma y justo donde el mar Mediterráneo comienza a ceder el protagonismo a la vegetación de la sierra de la Tramontana se encuentra Valldemossa, una mágica localidad de pocos habitantes que robará tu corazón para siempre.

Ubicada a 436 metros de altura, este bonito lugar abre sus puertas para que puedas disfrutar de sus calles empedradas, casitas decoradas con flores y azulejos que rinden pleitesía a su patrona, Santa Catalina Thomas. Aquí es donde vivió durante un tiempo Chopin, compositor clásico oriundo de Polonia, y su esposa George Sand.  

Pero dar un paseo de Valldemossa no solo es de las cosas que hacer en Mallorca en invierno más recomendadas, sino que también forma parte de una guía de actividades gratis para hacer en la ciudad, ¡definitivamente no puedes dejar de visitarla!

8. Quédate con la boca abierta ante las obras de Joan Miró

Si bien nació en Barcelona, lo cierto es que Joan Miró encontró en Mallorca su fuente de inspiración más grande. El cariño del pintor hacia la ciudad era tan grande que, al momento de partir, le dejó una herencia de casi 6 000 piezas divididas entre pinturas, dibujos, esculturas, bocetos y documentos.  

Si quieres conectar con tu lado culto y conocer las obras de esta famosa e importante figura, una de las mejores cosas que hacer en Mallorca en invierno es visitar la Fundación Pilar y Joan Miró de Palma. Los sábados a partir de las 15:00 horas y el primer domingo de cada mes se abre las puertas al público de manera libre y gratuita. El resto de la semana se cobra un monto de € 7,5 por persona. 

¡Hasta aquí hemos llegado con nuestra selección de actividades que hacer en invierno en Mallorca! Un destino hermoso para visitar en cualquier momento del año.

5/5 - (5 votos)
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.