Te mostramos los 8 mejores lugares que no puedes dejar de ver en Pau, en los Pirineos Atlánticos de Francia

Estos son los lugares que no puedes dejar de ver en Pau, en los Pirineos Atlánticos de Francia
Foto: Wikimedia
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

En la región suroeste de Francia se encuentra Pau, la ciudad que es capital del departamento de los Pirineos Atlánticos, justo en la región de Nueva Aquitania, y si nos preguntamos lo que se puede ver en Pau la respuesta inevitable serán «los Pirineos», sin dudas. Más allá de ese atractivo natural, una imagen que parece una postal, la ciudad cuenta con increíbles edificios, instituciones y recorridos al aire libre que vale la pena ver al menos por una vez.

Esta ciudad está ubicada justo en el centro de lo que solía ser el estado de Bearne, y de hecho era su capital. En sus edificios, particularmente, como por ejemplo el del Museo Bernadotte, se pueden observar claramente las características de las construcciones típicas de esta región.

Ubicada estratégicamente entre las montañas y el mar, la ciudad de Pau es una perfecta combinación entre el arte, la cultura, y la historia, enmarcado en un paisaje natural que es difícil dejar de mirar. Caracterizada como la ciudad con «la vista más hermosa del mundo de la tierra», a continuación te contamos cuáles son los lugares que no puedes dejar de ver en Pau la próxima vez que visites esta región de Francia.

8 lugares que tienes que ver en Pau

Es una de las ciudad con las vistas más bellas y las cosas que tiene para disfrutar no son pocas, por eso a continuación te armamos un listado con los lugares que no puedes dejar de ver en Pau para la primera vez que visites la ciudad.

Un poco de historia, de cultura, de transportes históricos y sitios al aire libre, así como también templos con edificios increíbles que, más allá del aspecto religioso, valen la pena conocer (y siempre se puede pedir un deseo). Estos son los lugares que no puedes dejar de ver en Pau.

1. Boulevard des Pyrénées

El Boulevard des Pyrénéesse es una calle o vía de comunicación que se encarga de conectar el Palacio Beaumont con el Castillo de Pau. Desde esta bulevar, ubicado justo al borde de una importante pendiente, se pueden observar los Pirineos, aunque depende del clima.

Desde este lugar que tienes que ver en Pau para observar la ciudad desde un punto diferente es posible, incluso, poder el ver el Pico de Midi d’Ossau. Es una avenida que tiene más de 1.800 metros de longitud y ofrece una vista panorámica de la ciudad, con los Pirineos de fondo, que vale la pena ver al menos una vez.

Un recorrido por esta calle es excelente para conocer la ciudad pasando por alguno de sus puntos destacados en términos arquitectónicos, como es la iglesia de Saint-Martin, el Pabellón de las Artes Junto a su fuente de Vigny y, además, desde hace unos años, todos los domingos primaverales el Boulevard des Pyrénéesse se llena de artesanos, artistas plásticos y músicos que presentan su arte para la gente.

2. Castillo de Pau

El Castillo de Pau es uno de los más conocidos en todo Francia por haber sido el lugar donde nació Enrique IV de Francia y III de Navarra. Su fundación tuvo lugar en la Edad Media y en el año 1929 fue convertido en un Museo Nacional. Se encuentra ubicado en lo alto de una pequeña colina, alzándose como un castillo típico del medioevo.

Este castillo nació inicialmente como una fortaleza que pertenecía a los vizcondes de Béarn y fue transformada en palacio por Margarita de Angoulême. Una de sus modificaciones más importantes la tuvo en el siglo XII, cuando Gastón IV de Bearne construyó tres torres, llamadas Mazères, Billère y Montauser, haciendo referencia a los pueblos hacia los que están orientadas. El nacimiento de Enrique IV tuvo lugar en el año 1553, y más tarde, en el siglo XIX, el espacio fue completamente restaurado en el siglo XIX, tanto por Luis-Felipe como por Napoleón III.

El espacio también es conocido como la «fortaleza de Gastón Fébus», un personaje reconocido de Bearne quien en el siglo XIV construyó una torre de ladrillos de una altura de treinta y tres metros que tiene la inscripción «Febus me fe», es decir: Phébus me hizo.

El Museo Nacional o Castillo de Pau es uno de los lugares que tienes que ver en Pau y puede recorrerse haciendo visitas guiadas todos los días, desde las 9:45 hasta las 11:45 y de las 14 a las 17 horas, mientras que las muestras temporales se pueden visitar entre las 13 y 18 horas

3. Funicular de Pau

El funicular se encuentra en funcionamiento desde el año 1908 y es uno de los elementos clave del patrimonio de esta ciudad y que, sin dudas, tiene que ver en Pau. Tal como su nombre lo dice, es un ferrocarril especial que se utiliza para subir grandes pendientes. la inclinación del de esta ciudad es del 30% y lo que hace es unir la Estación de Pau con el Boulevard des Pyrénées.

Qué Ver En Pau - Funicular
Qué ver en Pau: el Funicular – Imagen vía Pau

Su utilización es gratuita desde el año 1978. cuenta con una frecuencia de paso de 3 minutos y puede llevar hasta 30 pasajeros por cabina, cada una de ellas con cuatro compartimentos. En el año 1970 dejó de funcionar por cuestiones de seguridad, mientras que al año siguiente se incorporó a los lugares que forman parte del patrimonio histórico de Pau y en 1978 volvió a funcionar, operando los 78 días de la semana.

En el año 2019, subió el pasajero número 20 millones desde que el Funicular retomó su servicio, el cual hoy en día funciona de lunes a sábado de 6:45 a 21:40 y los domingos y feriados de 13:30 a 20:50.

4. Iglesia de Saint-Jacques

La iglesia de Saint-Jacques es una de las más importantes de la ciudad, y se encuentra justo en el corazón de la misma, al lado del palacio de justicia. Su construcción comenzó en el año 1861 y finalizó siete años más tarde, en 1868, a cargo del arquitecto Emilio Loupot.

Este templo se sitúa donde antiguamente se encontraba una capilla con el mismo nombre, que había sido construida a pedido de los Cordeliers, y es allí donde se alojaban las personas que se dirigían a Santiago de Compostela. Teniendo en cuenta que las iglesias que ya existían, la de Saint-Martin y Saint-Jacques eran muy pequeñas y su capacidad era limitada, decidieron construir una nueva en los alrededores del Boulevard des Pyrénées, cerca de los palacios que solían ser visitados por turistas con alto valor adquisitivo de diferentes parques de Europa.

Esta iglesia se convirtió en un gran atractivo turístico, sin duda uno de los lugares que tienes que ver en Pau, posee un estilo arquitectónico neogótico con tres naves y alcanza una altura de 40 metros. Además, se caracteriza por contar con 54 vitrales, que desde el año 1990 se encuentra en la lista de los monumentos históricos de la ciudad.

Dirección: 8 Rue Bernadotte, 64000 , Pau, Francia.

5. Iglesia de Saint-Martin

La Iglesia de Saint-Martin se encuentra ubicada en el corazón de la ciudad, cerca del barrio del Castillo, y es un imponente edificio que tienes que ver en Pau, más allá de las creencias religiosas. Se trata de una construcción con estilo neogótico, cuya edificación inició en 1863 con la colocación de una piedra, aunque oficialmente tuvieron inicio un año más tarde, y finalizó recién en 1871, todo bajo la guía del arquitecto Émile Boeswillwald.

Lugares Para Ver En Pau - Iglesia De Saint-Martin
Lugares para ver en Pau: Iglesia de Saint-Martin – Imagen vía Wikimedia

Esta iglesia cuenta con una longitud de 70 metros y medio, más de 36 de ancho y el campanario alcanza los 77 metros. En su decoración cuenta con algunos detalles en los que es visible la influencia bizantina. Cabe tener en cuenta que desde el año 2015, la iglesia forma parte de los monumentos históricos registrados de la ciudad de Pau.

Si bien la construcción de la iglesia inició en 1863, o 1864, la decisión de hacer una nueva iglesia estaba tomada desde 1851 pero tomó casi diez años el poder elegir el lugar donde se edificaría. Es que previamente había otra iglesia de Saint Martin que había sido construida entre 1468 y 1472 aunque era muy pequeña. Tal es así que unos siglos después, en 1885 se decidió destruir esta iglesia, aunque el campanario ya había sido destruido parcialmente hacia finales del siglo XVIII y restaurado en 1805.

La antigua iglesia de Saint-Martin fue reemplaza por la actual, mientras que el campanario de la original forma parte del Parlamento de Navarra, es su torre.

6. Museo Bernadotte

El Museo Bernadotte es uno de los lugares históricos que hay que ver en Pau y también se lo conoce como «casa Balagué». Es una construcción que data de 1730, y es el lugar donde nació Jean-Baptiste Bernadotte, quien llegó a ser Mariscal del Imperio Francés y, más tarde, rey de Suecia y Noruega.

Esta casa constituye un ejemplo claro de la arquitectura Béarn, la propia de esta región, caracterizada por las piedras, ladrillos y gres, así como también la galería de madera. La casa se convirtió en museo en el año 1935, luego de haber sido restaurada para poder presentar todas las colecciones sin problemas y porque el edificio en general se encontraba en mal estado.

Vale destacar que a pesar de haber abierto sus puertas en 1935, cerró sus puertas durante la Segunda Guerra Mundial y volvió a abrir más adelante, con el apoyo de la corona sueca. En este lugar para ver en Pau se puede conocer un poco de la historia de Jean-Baptiste Bernadotte, y su descendencia, a partir de una serie de documentos y objetos. Este casa o museo recibió el título de «monumento histórico» en el año 1953.

Respecto al horario en que se puede visitar, el museo se encuentra abierto al público de martes y a domingo, de 11 a 18 horas y la entrada es gratuita. Algo a tener en cuenta es que el museo puede estar cerrado de forma temporal por reformas, lo recomendable es chequear el sitio oficial antes de ir.

Dirección: 8 Rue Tran, 64000 Pau, Francia

7. Museo de las Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes fue fundado en el año 1864 y es el segundo más importante en lo que solía ser la región de Aquitania, por detrás del Museo de Bellas Artes de Burdeos. Es definitivamente uno de los sitios que tienes que ver en Pau, ya que se trata de uno de los más emblemáticos de la ciudad.

Desde el año 1931, la institución se encuentra en el mismo edificio realizado por el arquitecto Jacques Ruillier y representa el clásico estilo de las obras de la época. Combina la inspiración en el arte bizantino con la arquitectura griega antigua. El museo se ocupa de hacer un recorrido por las pinturas occidentales, comenzando en el siglo XVI y llegando hasta la actualidad.

Quien decida recorrer el Museo de Bellas Artes de Pau se podrá encontrar con obras que forman parte de las grandes escuelas europeas, como lo son la italiana, española, holandesa, flamenca y, por supuesto, la francesa. El museo abre sus puertas de martes a domingo, de 11 a 18 horas.

Dirección: Rue Mathieu Lalanne, 64000, Pau

8. Parque Beaumont

El Parque de Beaumont, o Parc Beaumont, es un gran jardín público que forma parte de los sitios que tienes que ver en Pau. Cuenta con un espacio que se extiende a lo largo de 11 hectáreas y originalmente pertenecía a la familia de la condesa Anna de Noailles. De hecho, fue ella quien comenzó poniendo sus jardines a disposición de los turistas, además de instalar una biblioteca y un museo.

En el año 1898 este parque fue completamente rediseñado por Henri Martinet, quien lo dotó de un estilo inglés, creando un estanque artificial y un islote, arroyos, rocas falsas, cascadas y puentes. Luego, en 1899 se agregaron canchas para practicar diferentes deportes, como por ejemplo tenis.

Dentro de las especies de plantas que se pueden encontrar en el parque se encuentran secuoyas, cedros del Himalaya, araucarias de Argentina y Chile, magnolias, por nombrar solo algunas. Cabe destacar que el Parque Beaumont cuenta con protección por ser un sitio natural desde el año 1924, incorporando otros de sus lugares en 1944 y 1974.

5/5 - (4 votos)
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre
Ver más de