Llegaron nuevas orcas a Península Valdés, la reserva natural en la costa sur de Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Península Valdés es el principal Área Natural Protegida de la provincia de Chubut. Esta reserva natural permite apreciar distintos puntos turísticos que convocan a los visitantes a partir del avistaje de especies en su hábitat natural.

Durante estos últimos días, se han acercado orcas a la costa de la península, declarada en 1999 como Patrimonio Natural de la Humanidad gracias a la UNESCO. Suceso que resulta sorprendente, ya que no se considera temporada alta de aparición de estos ejemplares.

Foto: Maxi Jonas
Foto: Maxi Jonas

Se trata, sin dudas, de uno de los eventos más esperados por los habitantes de la zona, que debe su principal atractivo turístico a la naturaleza de la región y a la magia de estas especies que aparecen para sorprender y cautivar a los visitantes.

Definitivamente poder observar orcas es una experiencia única, más en esta zona donde los grupos de cetáceos realizan caza con técnica de varamiento sobre playa, para poder atrapar crías de lobos y elefantes marinos.

Ver este espectáculo de la naturaleza requiere de planificación del viaje, paciencia y algo de suerte. Los lugares ideales para el avistamiento son Caleta Valdés, y Punta Norte, por lo que se recomienda hospedarse en un hotel en Puerto Pirámides y desde allí realizar el tramo de una hora y media hasta el punto de observación (hay que manejar con cuidado ya que los caminos no están asfaltados y hay animales sueltos, debido a que toda la zona es una reserva natural protegida).

De hecho, Península Valdés se encuentra participando del concurso para la elección de 7 Maravillas Naturales de Argentina, que tiene fecha límite el próximo martes 7 de mayo.

En Puerto Pirámides, playas que se encuentran dentro del área natural de Península Valdés, puedes observar como en ningún otro lugar la aparición de ejemplares de la Ballena Franca Austral. Este asombroso evento ocurre durante los meses de junio a diciembre, por lo que se recomienda como la mejor época para conocer Península Valdés. No obstante, durante el resto del año puedes disfrutar de actividades náuticas y recreativas.

Continuando el recorrido, puedes apreciar una colonia de cría de lobo marinode un pelo en la zona de Punta Pirámide. Para visitar esta reserva se sugiere estar atentos a que sea un día en que la marea esté baja, así puedes apreciar mejor a estos animales.

A una distancia de aproximadamente 75 kilómetros, se observa Caleta Valdés, una formación geográfica que recibe anualmente desde septiembre a abril una colonia de Pingüinos de Magallanes que buscan reproducirse. Además, en esta zona también puedes apreciar un apostadero de Elefantes Marinos.

¿Cuándo visitar Península Valdés?

La mejor época entonces para visitar Península Valdés es acorde y en función del calendario de presencia de cetáceos. En especial, de septiembre a mayo puedes encontrar las tan esperadas orcas. No obstante, puedes consultar aquí las condiciones de avistaje.

¿Cómo llegar a Península Valdés?

La manera más común es tomar un vuelo a Puerto Madryn, ciudad donde se situa la Península Valdés. Desde Puerto Madryn mismo, puedes tomar hacia el norte la Ruta 1, y luego acceder a la Ruta 2 para llegar a la entrada de la península.

Desde Puerto Madryn puedes tomar el transporte público (buses) hasta Puerto Pirámides.

También encontrarás que existen muchas agencias de viaje en Puerto Madryn que organizan excursiones y ofrecen el servicio a diario para ir hasta Península Valdés. Por lo general, la duración de los recorridos suele ser de día completo.

Una vez hecho el acceso a Península Valdés se deberá pagar una entrada de ingreso. A continuación, en la primer parada se recomienda detenerse en el Centro de Visitantes donde entre charlas, mapas y láminas explicativas podrás conocer más sobre los aspectos geográficos, históricos y ecológicos del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Stunning Timelapse Shows Bioluminescent Waves Along Coast || Dogtooth Media

[Video] Este timelapse muestra olas azul eléctrico iluminando una playa australiana

Un video muestra una increíble secuencia de imágenes de olas azules fluorescentes “fuera de este mundo” que se estrellan contra la costa debido a un fenómeno natural poco común.

Fotos asombrosas muestran las olas azules brillantes, causadas por la bioluminiscencia, mientras iluminan el mar nocturno.

Las olas se pudieron ver rompiendo en Spikey Beach en Tasmania, Australia, el 22 de octubre aproximadamente a las 9 p.m.

Afortunadamente, un fotógrafo aficionado estaba disponible para captar todo con la cámara.

Fergus Gregory escuchó que el espectáculo de luz natural se estaba llevando a cabo a solo 10 minutos de donde él vive en Swansea y no podía perdérselo.

Dogtooth Media

Mientras se acercaba a la costa, el hombre de 39 años vio las olas rompiendo sobre la playa y vio el efecto azul brillante e irreal por primera vez.

Fergus, hipnotizado, lo observó durante tres horas y media.

La espectacular escena es causada por organismos unicelulares (llamados dinoflagelados, quédate conmigo), que brillan en azul cuando han sido perturbados.

No queriendo perderse ninguna parte de la escena que se extendía ante él, Fergus fue hasta la cima de algunos acantilados cercanos, capturando hasta dónde se extendían las algas por la costa.

Los parpadeos de los organismos azul eléctrico se podían ver a kilómetros de distancia contra el mar oscuro.

Fergus dijo: “Realmente fue una experiencia fuera de este mundo. Tan pronto como me detuve en el auto, pude ver el océano brillando”.

“Verdaderamente es una experiencia mágica para ver con tus propios ojos. Las olas tenían solo un metro de altura pero emitían una luz tan brillante.

“He visto la bioluminiscencia antes, pero nunca me cansaré de ver cómo las olas azul eléctrico chocan contra la playa. Tan pronto como escuché que estaba sucediendo, tuve que subirme al auto e ir a verlo”.

“Solo esperaba que todavía hubiera algo de brillo azul y ciertamente no me decepcionó cuando llegué. Incluso después de tres horas y media no quería irme”.

“Actualmente estoy entre trabajos, así que me ha dado tiempo para aventurarme y hacer más fotografías, lo que funcionó bien esta noche”.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO